Vielma y la utopía de “un solo gobierno” en el Táchira

Desde el principio de la revolución bolivariana hecha gobierno en el Táchira por allá en el año 2000, y con el impulso invalorable que el comandante presidente Hugo Chávez ha aportado con su ejemplo moral para la construcción del socialismo en nuestra patria; se desarrolló la consigna de “un solo gobierno” (nacional, regional y municipalmente) y a mi entender debía ser una contribución significativa para que la gestión gubernamental lograra un impacto positivo y favorable en los sectores más deprimidos, por supuesto redundante en la sociedad en general. La inferencia obligada, es cómo después de 14 años aún nos estamos debatiendo con la contundente consigna de “eficiencia o nada”.

Escribiendo desde mis recuerdos a mediano plazo y con recientes experiencias del último semestre, puedo con suficiente propiedad decir que esta consigna de “un solo gobierno” se nos hace utopía en el quehacer cotidiano de la administración pública; no es fácil admitirlo, por demás es hasta doloroso; pero la regla es que la mayoría de organismos nacionales y muchas veces hasta regionales, han sido archipiélagos con pequeños feudos administrados, por cualquiera de los que allí pudiéramos haber cumplido o estamos cumpliendo una responsabilidad en la conducción del estado. La coordinación entre organismos de un mismo sector (P/ej. infraestructura) y mucho menos entre los organismos de carácter nacional, regional o municipal; en términos generales no se ha logrado alcanzar en estos años de experiencia bolivariana. A pesar de la autoridad moral y de ascendencia político nacional con la que contaba el Cap. Ronald B., desde mi perspectiva, él no logró alcanzar esta quimera de “un solo gobierno”; muchos funcionarios terminaban cobijándose o cubiertos por los mantos protectores de compatriotas diputados, jefes de partidos o cualquier espécimen que se creyera con charretera y añorara entrañablemente la cuarta república, para proteger a su funcionario aliado a como diera lugar; total que al final, terminaban haciendo lo que popularmente llamaríamos “la real voluntad” y con esto adiós a la coordinación y a la consigna de “un solo gobierno”.

Por la información que poseo sé que esto aún prevalece, en la actualidad unos asustadizos directores están a la expectativa de que el nuevo gobierno o algún “alebrestado” compatriota o dirigente en esta fase poselectoral pidan su cabeza, por lo que se mantiene una actitud displicente y de colaboración. Se de primera mano la actitud sostenida por algunos de ellos durante la campaña, situación que justifica mi preocupación en esta oportunidad y que considero debería ser elemento para ocuparse sin más demora. Tal vez la creación de una instancia formal de coordinación que atienda a los organismos nacionales dirigida por el gobierno regional, ayude a recoger nuestros locos y darle concreción a la idea y sueño bolivariano de un solo gobierno en el Táchira, esto era y ha sido una línea de carácter nacional que yo precisaría de estratégica.

ajueves@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1470 veces.



Luìs Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Duarte

Luis Alberto Duarte

Más artículos de este autor