Sindéresis

La otra candidatura en Falcón

En política hay decisiones estrictamente personales que se tienen que respetar aunque con la acción se involucre un importante grupo de gente, o peor, conglomerados enteros, que a su vez puedan o no estar de acuerdo con la decisión que su liderazgo tomare. Para nadie es un secreto que Oswaldo Rodríguez León obtuvo un significativo número de sufragios cuando hace cuatro años logró la victoria en la alcaldía mirandina en donde pudo gerenciar por cerca de tres años. Tampoco lo es, que en ese pocotón de votos, los provenidos del PSUV y de sectores independientes que simpatizaron con su propuesta, fueron determinantes en definir el monto electoral que lo llevó a la alcaldía de Coro. Ya después de los eventos que produjeron la salida del Alcalde Rodríguez León y que no son ángulo de discusión en este escrito, algún sector próximo al gobierno municipal que jefaturó, así como conglomerados afines y porciones importantes de las parroquias del borde geográfico municipal, decidieron desde hace algún tiempo apoyar en cualquier circunstancia la candidatura del León a costa inclusive y al parecer del menoscabo electoral socialista en Falcón. Es probable que en la mayoría de las conciencias que hoy apoyan ese lance, estuvieran contestes en la improbabilidad de éxito de cara a las elecciones decembrinas. Hay probablemente entonces, alguna razón de peso subjetivo que los lleva a mantener una posición alejada de las líneas estratégicas- electorales del PSUV y su comando de batalla y con la posibilidad de menguar la votación socialista consolidada este pasado 7-O. Y así no se actúa en el entorno socialista. Cuando quien suscribe tomó la iniciativa de enviar un mensaje de recapacitación en torno a esa estrategia equivocada, a algunos compañeros que conociendo su capacidad reflexiva podrían reorientar sus posiciones, se pudo dar cuenta por las repuesta obtenida, que hay mucha influencia sentimental en el ánimo de los compañeros. Que hay también algo de confusiones encontradas y algún resentimiento difuso entre las posiciones. Pero que también hay sobre todo y en el fondo, una firme disposición a la cavilación política que debe estar prevalida de la discusión. Por eso, es importante fijar una tarea de acercamiento con el estrato más persuasivo entre los grupos que mantienen posiciones de apariencia irreconciliable. Contraria y equivocada, sería la tarea de despotricar de ese importante sector del socialismo. Hay que partir del éxito presumible de que no hay conciencia socialista irreconciliable. Solo así la unidad socialista en Falcón avanzará blindada a los comicios de diciembre. Y los socialistas que han mantenido posiciones de desencuentro podrán reconciliarse con los más nobles objetivos que la revolución alberga, aún a sabiendas de que la revolución no está en sus niveles de óptima capacidad interactiva.



n_lacruz@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1855 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas