Revolucionario Confeso (Acarigua-Portuguesa) PCV

Trino Melean Yune y su legado de luz

Hace razón de unos días, releía una de las novelas más visionarias y sensibles que se haya escrito en el siglo pasado, me refiero a “Paula”, de Isabel Allende. La trama de esta novela se resume en un canto nostálgico a la vida y a la esperanza; y entre sus palabras surge una frase que hoy me conecta en sentimiento con el recuerdo de Trino Melean Yune, amigo de viejas andanzas y muchos sueños: “¿Qué hay al otro lado de la vida? ¿Qué ha quedado cuando no hay deseos, recuerdos ni esperanzas? ¿Qué hay en la muerte? Si pudiera permanecer inmóvil, sin hablar ni pensar, sin suplicar, llorar, recordar o esperar, si pudiera sumergirme en el silencio más completo, tal vez entonces podría oírte, hija?”. La autora se lo dice a su hija moribunda, pero es una frase que bien proyecta lo que en este momento le quiero expresar a Trino: si pudiera sumergirme en el silencio más completo, tal vez podría oír tu voz leal y solidaria mi gran amigo… 

Te fuiste sin nuestro permiso Trino; sólo el santísimo sabrá para qué  te convocó tan temprano, pero dejaste una estela de recuerdos y buenos amigos, que sin duda harán honor en mantener vivo tu recuerdo. 

Te conocí  en la década del noventa; en la entonces Eleoccidente, cuando entre tareas y oficios, construíamos elementos de dignidad para el trabajador profesional eléctrico y que a la final permitió la reivindicación de muchos de nuestros compañeros. Te conocí haciendo el bien y de esa manera te mantuviste en el ámbito profesional. Hace razón de unos meses nos encontramos, en varias ocasiones, en las calles de Guanare, hablando acerca de lo que hablan los amigos, pero sobre todo siendo reflexivos entorno a la realidad nacional. Tu espíritu revolucionario, convencido plenamente que los vicios se podían eliminar, hizo trascendente cada conversación en la cual el tema de la ética y moral fue el más recurrente. “Sólo hay una cara, el que tiene dos no tiene vergüenza”; te oí comentarme en una ocasión, y de tantas conversas, te hablé de un texto que estaba leyendo del Dalai Lama, acerca del tema de la muerte, en donde decía el autor que todo… “el mundo muere, pero nadie está muerto”; un dicho tibetano que describe plenamente lo que siento ante tu partida. 

Los estadios de esta vida Trino, se describen tan vívidamente en nuestros actos que es posible imaginar el proceso de un viaje mental cada vez más profundo, el viaje último de la transformación, en donde lo material se convierte en espíritu y la muerte en un instrumento esencial para alcanzar la felicidad eterna, pero una vez que hemos cumplido el compromiso. Siento que partiste muy pronto; muy ligero. Que abonaste terreno en esta existencia para construir un legado, una historia. Que te faltó espacio para concluir con más ejemplos, pero nunca te imaginé como un anciano contando lo que se pudo y no se pudo hacer: tú eras hombre de acción y de pensamiento. 

Algo si no logré preguntarte: ¿le temes a la muerte? El miedo a la muerte es miedo a perder todo lo que uno cree que tiene... pero ¿qué es eso que uno tiene? La muerte es un cambio, una manera de comprender la vida y de confesar que se estuvo en ella. Que nos llegue, que nos aísle y que nos aparte, es ley de vida; por ello, en esta pausa que hago a mis ideas para rendirte un tributo como “adiós”, siento que tengo la responsabilidad de seguir tu ejemplo, de acompañarte en ese sueño por hacer las cosas bien, por mostrar rectitud, por construir una sociedad de iguales, donde la fraternidad, la equidad y la dignidad de ser coherentes con el pensamiento y la acción, guíen los pasos hasta ese amanecer en el cual nos reencontremos y compartamos de nuevo una tasa de café…  

Blogs: -http://ramnaezcara.blogspot.com
-http://poesadaada.blogspot.com

ramonazocar@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4613 veces.



Ramón E. Azócar (*)

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ramón Eduardo Azócar Añez

Ramón Eduardo Azócar Añez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a106202.htmlCd0NV CAC = Y co = US