Combatiente Lídice Navas en huelga de hambre para que no muera la Banca Social de Chávez

DE LA BANCA SOCIAL DE CHÁVEZ AL SISTEMA ECONÓMICO Y FINANCIERO COMUNAL

Recuerdo cuando el Comandante Chávez en Barquisimeto lanzó la política de los Bancos Comunales, en aquel acto tuve la oportunidad de estar y recuerdo claramente la fuerza con la que Chávez soñaba un sistema financiero que no solo fuera social, ese concepto para el Comandante iba más allá, era una nueva institucionalidad popular la que debía fundarse. Nuestro líder pensando estratégicamente nos adentró en ese mundo de un pueblo emancipado en comunidad para liberarnos del yugo del capitalismo.

Iniciando la revolución Chávez creó el Banco de la Mujer, así como la Misión Madres del Barrio. Cómo dos políticas centrales de la revolución feminista. El Banco de la mujer es una institución que desde su creación ha estado dirigida por revolucionarias de larga trayectoria en la lucha popular, hablo de la Gran Maestra del socialismo desde lo pequeño como lo es Nora Castañeda quien hace poco nos dejó de este plano terrenal, a ella hago un homenaje y reconocimiento por su fuerza en la lucha por mantener una política financiera que se adentre barrio adentro para lograr sacar de la pobreza a miles de mujeres y sus familias en todo el país, pero además de esto formando nuevas patriotas comprometidas con su labor de paridoras del hombre y la mujer nueva.

Organización social para el nuevo sistema financiero del pueblo es un concepto en el que he coincido con una mujer valiente, guerrillera, radical, luchadora, madre, amiga pero por sobre todo patriota, me refiero a Lídice Navas. Fue una llamada telefónica la que me hizo está mujer interesada por la experiencia de organización y lucha de la Comuna Socialista José Pío Tamayo, ella luego de leer nuestra columna en el Correo del Orinoco nos indicó que era necesario seguir debatiendo algunos temas de los que hacíamos referencia como por ejemplo: banco de la comuna, fondo social comunitario, sistema financiero comunal, distribución de alimentos casa por casa y el gobierno popular.

La camarada Nora Castañeada junto con Lídice Navas y una innumerable cantidad de combatientes han sido fundadoras, defensoras y amantes de la mística popular del Banco de la Mujer. Hoy esta banca como la conocemos pretende ser fusionada con el Banco Bicentenario en un proceso donde el burocratismo hizo alarde de su capacidad de mentir y manipular las decisiones del pueblo soberano. A continuación explico el proceso del cual fui testigo de excepción:

Recuerdo que recién iniciado el proceso de Consejo Presidencial de Gobierno Popular para las Comunas asistí a Caracas para estar en unas mesas de trabajo, allí aún no se había decidido sobre la estructura de esta instancia, por lo tanto pude ser tomado en cuenta por las comuneras y comuneros para ir al despacho del ministro Reinaldo Iturriza en conjunto a otros comuneros y comuneras de otros estados para participar en un debate con toda la estructura burocrática de la banca pública, entre los que se encontraban los presidentes de los bancos del estado, la súper intendenta de bancos, recuerdo que allí recibimos una llamada del presidente del banco de Venezuela y ministro de finanzas Marcos Torres. Allí nosotros pudimos exponerles claramente a los señores burócratas la propuesta del banco de las comunas y de un fondo de desarrollo comunal. Los señores y señoras de pensamiento tecnócrata, cuadrado y antipopular no comprendieron nunca ni lo que significó una banca social para Chávez y para el pueblo, mucho menos un sistema financiero popular. Hicieron preguntas tan ilógicas como por ejemplo ¿Dónde iban a estar las sedes de los bancos de las comunas, las bóvedas, los cajeros automáticos y el transporte para trasladar el dinero? Es una muestra de la naturaleza de quien dirige el sistema bancario del gobierno nacional, gente que no tiene ni la menor idea de lo que es el Poder Popular.

Ante todo este escenario, los señores enemigos del pueblo que hoy dirigen la Banca Nacional proponen al presidente Nicolás Maduro la fusión de la banca social con la banca universal, pasar todos los bancos que creó que el Comandante Chávez para beneficiar al pueblo más pobre a una banca de una élite de espaldas al pueblo. Esa fue la gran idea que se les ocurrió a los señores de trajes de los bancos y que lamentablemente Nicolás Maduro aprobó.

Hoy nuestra hermana Lídice Navas se ha declarado en huelga de hambre para que no muera la Banca Social de Chávez, para que no muera el legado de Nora Castañeda y su lucha defender el legado de nuestro Comandante.

Esta respuesta de Lídice Navas no es otra cosa que el ejemplo vivo de la consagración de la que nos hablaba Chávez aquella noche luego de la victoria popular del año 2009. Es consumirse gustosamente por una causa que nadie entiende, sólo los y las gigantes que logran comprender su papel en la historia.

Las comunas seguiremos creciendo y avanzando hacia la construcción del socialismo.

COMANDANTA LÍDICE NAVAS ESTAMOS CONTIGO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2637 veces.



José Miguel Gómez

Comunero de la Comuna José Pio Tamayo. Productor radial comunitario. Radio comunitaria Antena Libre 96.3 Fm (AMCLA) Barquisimeto, Estado Lara

 josegomezvet@gmail.com      @chemiguelgomez

Visite el perfil de José Miguel Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Miguel Gómez

José Miguel Gómez

Más artículos de este autor