Revolucionarios o Traidores

Una de las cosas que una vez le critiqué a esta Revolución, al momento de
plantearse originalmente, fue su tolerancia ya que pensaba que la Revolución,
como los partos, se hacían en medio de dolor y sangre. Y que para hacer una
buena Revolución se requería, no de guillotina por sanguinolenta, y no de
una horca por ser algo medieval, pero sí de un sólido paredón Castrista que
supliera esos instrumentos revolucionarios.

Ojo, antes que salga algún amanecido a decir que quien les escribe adverso a
Chávez, yo se los adelanto: "Yo no creía en Chávez", para mi fue un militar
goriloide, igual a los que nos tocó enfrentar en los años 60´s; y en estos
foros y antes que aparecieran todos estos "viejos" chavistas webones,
quienes se pelean un puesto bajo el Samán de Güere y luego se excusan
diciendo que les dejó el autobús y llegaron tarde para el juramento, en
fin, en estos foros critiqué bastante, y duramente, esa aparente debilidad
que aparentaba tener el régimen ante una oposición ultranza, capitalista,
goda llena de desprecio al pobre y de mala intención; yo siempre había
pensado que la espada debía anteceder a la pluma en su trabajo; la
Revolución violenta, daría paso a la Revolución pacífica de las leyes. Y el
revolucionario verdadero NO transige... ¿sería por eso lo que nos pasó en los
60´s?...

Mis opiniones fueron emitidas como independiente, tal como me había
mantenido desde los sesentas, después de aquella miserable traición de los
que llamaban entonces líderes de la Izquierda. Pero ácrata como soy, y con
la misma vehemencia que muestro hoy en estos foros, critique, entonces, a
los adecos asesinos de la momia insepulta de la ahomada y a las cucarachas
de sagrario, no menos asesinas, de los copeyanos de Caldera; y aún cuando
fue más por joder, que por apoyar, le di vivas aquel Teniente Coronel que
insurgió contra el personaje más nefasto de la Historia venezolana.

Y como muchos también, después de su triunfo electoral, me vi impregnado por
la campaña mediática con que nos saturaron a todos. Y como otros muchos, los
sucesos del 11-A y las misiones, sirvieron para hacer renacer en mí los
sentimientos socialistas ya olvidados en el esfuerzo por levantar una nueva
familia. Y al firme convencimiento que lo que vivimos actualmente es mucho,
pero mucho mejor a donde quiere llevarnos la oposición cuarto republicana y
mediática.

Así que si quieren, llámenme neo-chavista, ¡háganlo!, pero lo que si no
podrán llamarme es traidor, si, traidor como lo fueron aquellos líderes de
los 60´s que cambiaron la resistencia por el bozal de arepas que le dio el
neoliberalismo; traidor cómo hoy acuso a todos aquellos seudo-chavistas, los
cuales se dicen de vieja data, y que hacen de estos foros una trinchera para
el ataque por mampuesto, al régimen, en la búsqueda de un "Chavismo sin
Chávez", como ellos mismos se han dedicado a decir a soto voce.

¿Cómo es la vaina?... ¿quien les da a esta sarta de webones (*) el derecho
de armarse con una Pentium y comenzar a disparar vilipendios, aún con la
apariencia de querer justificarse?... ¿Dónde están las pruebas webones?
¡¡¡PRESÉNTELAS ANTE UN TRIBUNAL!!!... Porque si no lo demuestran lo que
existe es una retroalimentación entre la CIA, ustedes y GooevelsTerror de
información tendiente a desprestigiar el régimen.

Y no, señores webones no traten de pasar su culpa a Aporrea, no disimulen
sus eolos cual viejas comadronas en misa de 10; las culpas son suyas y no de
Aporrea; los indiciados por traición son ustedes...

Entiendo que Aporrea sigue una línea editorial la cual no comparto, pero que
respeto, son ustedes los culpables, pobre grupo de profesionales fracasados,
viudos de la cuarta república, quienes vieron en el chavismo la oportunidad
de prolongar la teta que chupaban en PDVSA, becas en puestos públicos o
"profesorados" sin meritos el elitescas universidades. Revolucioneros sin
espíritu revolucionario. Rémoras de un pasado al cual el pueblo les grita a
la cara: ¡¡¡NO VOLVERÁN!!!

No se salgan por la tangente, agoreros del fracaso, prostitutas de el
negativismo. Ésta es una batalla y en la trinchera se tiene al enemigo al
frente; y quien combate no puede estar cuidando flancos y retaguardia de una
banda de traidores en potencia como ustedes. Ni soportar que vengan a minar
la moral revolucionaria con chismes orquestados en los laboratorios de
nuestros enemigos; y de los cuales ustedes parecen ser sus voceros
oficiales.

Recuerden, que quien traiciona en batalla, además de cobarde debe ser
tratado como espía del enemigo. Definan la trinchera a la cual quieren
pertenecer y láncense de una vez por todas a hacer una oposición de
izquierdas, totalmente diferenciada de proceso, tal vez allí tengan mejor
suerte que Bandera Roja; pero déjense de estar jugando a una ambivalencia
hipócrita del manejo de lealtades.

Y recuerden....

*¡¡¡ADELANTE Y A FONDO CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!!!*

(*) Ínter nautas en la WEB, cualquier otra interpretación es simple
coincidencia.



JotaDobleVe

JWekker@GMail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3584 veces.



Jota DobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: