Educación y Estado Comunal Socialista

Debemos comenzar con un breve análisis histórico de cómo la educación desde la comunidad primitiva hasta la sociedad actual ha estado directamente determinada por la base material de la sociedad, la organización socio-política que a ella corresponde y las formas ideológicas que de allí se originan, por ello la educación en la época colonial hasta la Cuarta Republica, estuvo subordinada y al servicio de las clases dominantes, como instrumento de dominación y alienación, por lo que su espíritu, interés y su razón de ser, es mantener el estatúo quo, el orden imperante, por ello nunca formará a un ciudadano capaz de transformar su realidad esclavizadora, oprimida, y dominada, ya que atentaría contra su propia clase dominante.

Sí no comprendemos estos fundamentos, podríamos realizar un análisis alejado del devenir histórico, y caeríamos en describir las desviaciones, consecuencias, y aberraciones, que sin duda muy bien nos ha enseñado la misma academia con su ciencia en sus diferentes especialidades, siempre al servicio de la clase dominante, y que como diría Carlos Marx, no se trata de describir al mundo sino de transformarlo”.

A partir de este análisis, comprenderemos que al diagnosticar la educación técnica en los últimos 50 años del pasado milenio (1948-1998), antes de la llegada del proceso revolucionario, no sólo conseguiremos números estadísticos que revelan el descuido, la incongruencia con la demandas, la desactualización tecnológica, la poca relevancia y pertinencia social, la descontextualización curricular y otros aspectos de suma importancia, que no solo ha incidido de manera negativa, sino además nos permite comprender que la clase dominante nunca puso a la educación como herramienta liberadora, y que sí hubieron “avances”, siempre fueron para que estos garantizaran su dominio y explotación, pero nunca como instrumento para comprender su realidad y transformarla.

Ahora bien, al llegar el proceso revolucionario a nuestro país, liderizado por nuestro comandante eterno HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, se inician procesos de cambios y transformaciones en todos los órdenes, iniciándose a través de la Constituyente, lo que nos dio un nuevo marco jurídico constitucional, convirtiendo a un estado de derecho, y representativo, en un estado democrático social de derecho y de justicia, donde los principios de la solidaridad social y del bien común conducen al establecimiento de ese estado social, y donde ese mismo estado se nutre de la voluntad de los ciudadanos, expresada libremente por medio de la participación política y social, para conformar el estado democrático, y con el desarrollo humano que permita una calidad de vida digna, que configura el concepto de estado de justicia.

Además establece que la educación y el trabajo son los procesos fundamentales para garantizar los fines del estado, establece el deber y derecho de la participación individual y comunitaria en el orden social y estatal y que ese mismo estado se convierte en un instrumento para la satisfacción de tales fines.

Ahora bien, es importante resaltar las Políticas Educativas que en los últimos 14 años se han establecido dentro del proceso revolucionario que vive el país, todo ello para garantizar en el campo educativo la implementación, el desarrollo y la consolidación del PROYECTO EDUCATIVO BOLIVARIANO, que persigue una educación liberadora, humana, productiva, con pertinencia social, que transforme al ser, para que éste transforme a la sociedad y al estado, “ la educación como instrumento para la emancipación y liberación de nuestro pueblo”. Creando en primer lugar el establecimiento del sistema educativo con rango constitucional, donde “la educación se le considera como un derecho humano y un deber social fundamental…, donde el estado lo asume como función indeclinable y de máximo interés…”, permitiendo de ésta manera y específicamente en la EDUCACIÓN TÉCNICA ROBINSONIANA logros y avances significativos en el orden pedagógico, académico, y socio-productivo, siendo posible a través de mecanismos jurídicos-técnicos-administrativos, que se adecuan a las exigencias históricas, sociales y políticas de nuestro país, citaremos algunas de ellas; la Resolución 177, de fecha 08/Septiembre/1999, donde se establece la Reactivación y Modernización de la Educación Técnica, permitiendo implantar cambios en las estructuras académicas y administrativas, la Resolución 238, de fecha 22/Junio/2002, donde resuelve el Diseño Curricular en Ensayo para el nivel de Educación Media diversificada y Profesional, referida a la Educación Técnica Profesional, la Resolución 344, de fecha 02/Octubre/2002, mediante la cual se crean las Escuelas Técnicas Agropecuarias Productivas, con el objeto de articular el proceso educativo con el desarrollo endógeno-productivo, el desarrollo tecnológico y el sistema de producción de bienes y servicios, y la Resolución 024, de fecha 15/Abril/2009, donde resuelve la implementación del Programa “Todas las Manos a la Siembra”, como estrategia de la transición del modelo agroquímico al modelo agroecológico, en el marco de la seguridad y la soberanía alimentaria, a través de la articulación intrainstitucional e interinstitucional que contribuya a la formación integral, al fortalecimiento del poder popular, y la incorporación de los contenidos de la agroecología en el desarrollo curricular en todos los niveles de la educación.

Además, se han generado como políticas de estado, proyectos que buscan fortalecer el nacimiento y desarrollo de la Educación Técnica, uno de ellos es; ESCUELAS TECNICAS ROBINSONIANAS, REFUNDACIÓN DE LAS ESCUELAS TÉCNICAS- PROYECTO 2000-2006. Este Proyecto se fundamenta como parte de un programa más amplio que aspira la refundación de la Escuelas Técnicas, dicho programa se sustenta sobre cuatro objetivos fundamentales interdependientes entre sí, como son mejoramiento de la infraestructura, transformación curricular, mantenimiento y dotación, actualización docente y fortalecimiento permanente de centros de formación técnico profesional. En estos aspectos se ha avanzado en especial en la transformación curricular, al implantarse el Modelo Educativo Técnico Robinsoniano, en el año 2005-2006, siendo su fortaleza el aprendizaje a través de proyectos productivos, “Aprender Haciendo y Enseñar Produciendo, donde los estudiantes se comprometen, se vinculan, se acercan a la realidad, permitiéndoles incursionar en sus áreas de interés, donde se persigue como fines el desarrollo endógeno, el trabajo productivo y liberador, para comenzar a construir la independencia tecnológica y la soberanía agroalimentaria de nuestro país, otros aspectos a resaltar es la interdisciplinariedad e integración de las áreas del conocimiento, para romper con los criterios academicistas y positivistas de la enseñanza y aprendizaje como cultura cartesiana impuesta “ver las partes y no el todo”, el conocimiento parcelado y no integrado u holístico, con una evaluación cuantitativa sin tomar en cuenta aspectos cualitativos, que tienen que ver con los valores, actitudes y afectos, como proceso de aprendizaje, cumpliendo con un principio como es la educación humana.

Revisaremos ahora, los aspectos en que no se ha avanzado e inclusive los que han atentado con el progreso de la educación técnica, en el estado Mérida y por supuesto en todo el país, caso ejemplarizantes son; el Programa de Alimentación Escolar (PAE), inicialmente llevado por las cooperativas y empresas se servicio, ahora por MERCAL, los recursos presupuestarios asignados como partidas en el Plan Operativo Anual (POA), y el Plan Excepcional Simón Bolívar, referido a la rehabilitación, ampliación y construcción de los espacios educativos en el país, contemplados para el periodo 2008-2011, allí conseguiremos estadísticas negativas para el desarrollo de la educación, como por ejemplo, paralización de clases por falta del PAE, proyectos socio-productivos estrangulados y en decadencia por falta de asignación de los recursos, sin contar la no asignación de los recursos para materiales de oficina y de mantenimiento de las instituciones, que cada vez se agudizan y por último la paralización de las obras de rehabilitación, ampliación y construcción de los espacios educativos, sin dejar de mencionar las que no se han iniciado a pesar de estar asignados los recursos para tal fin.

Es importante mencionar que no ha sido por falta de políticas dirigidas al sector, mucho menos la asignación de los recursos, el problema ha sido la estructura burocrática, corrupta del estado burgués-capitalista, que aún vive y se fortalece en el proceso revolucionario, con mecanismos jurídicos-administrativos-tecnócratas, pero el principal el económico que prevalecen ante la creación del nuevo estado socialista, a pesar de los grandes esfuerzos que el presidente HUGO RAFAEL CHAVEZ FRÍAS realizó, por ello la necesidad de establecer el nuevo estado comunal socialista.

Es importante resaltar y recordar que todos esos instrumentos jurídicos-técnicos administrativos, que el nuevo estado social a creado, como los citados anteriormente para la refundación de la educación técnica, plantean el camino para crear, innovar, producir, lograr, acometer, cambiar y transformar el modelo educativo, son y han sido necesarios, pero el elemento económico-productivo, bien sea recursos como; materia prima, transformación de esa materia prima, canales de comercialización de; maquinarias, equipos, herramientas e insumos (medios de producción), aun en su gran mayoría están en manos de la propiedad privada (clase dominante), sin contar con las trabas burocráticas de todo tipo y corruptas establecidas en las estructuras del estado, al servicio del capital para el beneficio e intereses individuales, que impiden que los recursos asignados y los programas lleguen de manera efectiva, eficiente, eficaz, transparente y oportunamente.

Ante esta situación, debemos hacer un alto y preguntarnos ¿Por qué no se ha avanzado con mayor rapidez?, ¿Qué elementos impide la consecución de los objetivos y/o fines plasmados constitucionalmente? ¿Qué debemos hacer?, ¿Por qué debemos hacerlo?, ¿Cómo lo podemos hacer?, entre otras interrogantes…

Esas preguntas nos llevan a donde están las respuestas, con otras preguntas, ¿El actual estado dará respuesta a las demandas y necesidades acumuladas históricamente?, ¿Requeriremos de otras estructuras?, Por qué?, Lo que nos invita a estudiar-conocer dichas estructuras, para cambiarlas y así dar respuestas a todas esas interrogantes.

EL ESTADO ACTUAL BURGUES-CAPITALISTA

Ante esas interrogantes que nos hicimos anteriormente producto del estancamiento, al que el mismo estado burgués-capitalista nos ha llevado, y nos quiere mantener, éste que surgió en un momento de desarrollo de las fuerzas productivas (excedente en la producción) en que la sociedad primitiva se divide en clases y aparece la esclavitud como forma de explotación de unos hombres sobre otros, de esa manera antecede al surgimiento del estado la aparición del excedente productivo, y luego la propiedad privada. Es así cuando la propiedad privada, producto del excedente en la producción, surge en un polo, aparece la posibilidad de que los hombres cambien su posición respecto a los medios de producción, surgiendo los desposeídos y los poseedores. Es así, que aparece las clases sociales y con ella la necesidad de defender sus intereses y la capacidad para ejercer la acción de coerción y represión en defensa de esos intereses, surge entonces en “protector” El ESTADO, surge en instrumento para el ejercicio del poder, de la dominación, para consagrar, legitimar, prevalecer y perpetuar el derecho de la clase dominante (clase poseedora de los medios de producción).

Ese mismo estado que nació en la fase superior de la comunidad primitiva, y que ha cambiado y perfeccionado en sus diferentes épocas desde su nacimiento pasando por el esclavismo, luego el feudalismo y ahora en el capitalismo, existe bajo cualquier forma, la más depurada estructuralmente en los últimos años, es El Estado Transnacional, con estructuras económicas, políticas y jurídicas, que garantizan sus intereses, ejemplo de ello; la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Tratado de Libre Comercio (TLC), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otras, creadas y organizadas para defender los intereses de la clase que preserva y conserva el poder de propiedad sobre la parte fundamental de los MEDIOS DE PRODUCCIÓN, es decir, la que concentra bajo su dominio la objetivación de la base económica de una sociedad.

EL NUEVO ESTADO A CREAR “EL ESTADO SOCIALISTA COMUNAL”

Aquí comenzaremos citando a Carlos Marx, con respecto a la experiencia de la COMUNA de París de 1871, donde expresa que “La clase obrera no puede simplemente tomar posesión de la maquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propios fines…”.

Ahora bien, Lenin, en su obra “Estado y Revolución”, precisa que el pensamiento de Marx consiste en que la clase obrera debe destruir, romper la “máquina estatal existente” y no limitarse simplemente a apoderarse de ella, planteando que “es ésta la condición previa de toda verdadera revolución popular”.

Por ello, la necesidad de entender que requerimos de nuevas estructuras políticas, económicas y sociales, para hacer frente a las demandas que históricamente la humanidad ha acumulado, en ese sentido el proceso revolucionario plantea la necesidad de crear un nuevo orden económico y

geopolítico, basado en el PODER POPULAR – COMUNAL, una nueva institucionalidad, que es la construcción de un espacio geográfico socialista, donde se establezcan nuevas formas de gestión de las políticas públicas , donde tenga expresión directa los actores sociales organizados y cohesionados en torno a unidades territoriales, que expresen el contenido político, socioeconómico del nuevo estado, donde el PODER COMUNAL, tiene que lograr la independencia alimentaria y la diversificación económica, a fin de alcanzar un crecimiento y desarrollo endógeno como base sostenible y sustentable, para el fortalecimiento de la economía social, que considere las actividades productivas de acuerdo a la vocación y potencialidad propia de cada región y localidad comunitaria y comunal, donde los ciudadanos tengan el poder para construir su propia geografía, su historia, así como la ejecución del autogobierno y otras expresiones de democracia directa.

La COMUNA, como espacio donde sea cotidiana, permanente y sistemáticamente la aplicación del principio constitucional “la soberanía reside en el pueblo”, el poder, cuya acción es la PLANIFICACION- COORDINACION Y GOBIERNO COMUNAL, a través de la participación protagónica del pueblo en la construcción del MODELO ECONOMICO SOCIALISTA, mediante el desarrollo y consolidación de la propiedad social, creando el ESTADO SOCIALISTA COMUNAL, donde el pueblo tenga el control sobre los MEDIOS DE PRODUCCION, un control democrático y popular de todos los momentos de las actividades socio productivas.

 

Es este, el planteamiento de fondo para crear el nuevo ESTADO SOCIALISTA COMUNAL, por ello citaremos a nuestro comandante HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, opinando al respecto en los Cincos Frentes para la Construcción del Socialismo, expresando en el cuarto Frente: El Económico, lo siguiente… “Ahora, lo económico yo lo resumiría de esta manera: la propiedad de los medios de producción en manos de la comuna, propiedad social en distintas combinaciones. Y eso tiene que ver con la creación de un nuevo modelo económico en la comuna: el modelo económico socialista…”

Como podemos ver nuestro líder estaba claro y resteado con las bases “el pueblo”, pero también había manifestado que el actual estado no daría respuesta a las demandas y necesidades, por ello la creación del nuevo estado socialista comunal, lo que él llama “el despertar del poder popular, el autogobierno, es tarea de la comuna”.

Creemos necesario expresar que compartimos el siguiente planteamiento, que en esa creación del nuevo estado socialista comunal nos vamos a encontrar y que también hay que romper o quebrar, la necesidad de superar la concepción convencional, propia del estado capitalista-asistencialista, donde plantea que la participación popular solamente puede ser organizada y sustentada “desde arriba” y no “de abajo y de adentro”, así como romper la dependencia de las bases con la burocracia, presente en la asistencia técnica y administrativa que termina modelando la participación de las masas, a intereses ajenos a la emancipación y liberación de nuestro pueblo.

Por último, es allí, el nuevo espacio político, económico y social, EL ESTADO SOCIALISTA COMUNAL en construcción, donde la Educación Técnica tiene el deber histórico, ineludible e impostergable, como parte de una realidad política, educativa y social de integrarse, para aportar y acompañar, en las grandes transformaciones que nuestro pueblo ha decidido gestar, parir y desarrollar, para crear el nuevo hombre, la nueva sociedad, el nuevo estado comunal socialista.

La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo, intransigente con toda superstición, con toda reacción y con toda defensa de la opresión burguesa.”

V. I. Lenin

1913

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4392 veces.



Néstor Hugo Angulo


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: