El PCV-Mérida subirá 400% la votación

La recta final es buena para acentuar la carrera, pero también para reflexionar. Encontramos una actitud perversa en el comportamiento del candidato del PCV en Mérida, pues debió percatarse muy pronto de que no podía cumplir la meta que inicialmente se había planteado y para la cual tejió tácticas políticas de cierta complejidad. Cuando su planteamiento no encontró eco en Chávez, el PSUV ni en las organizaciones populares; cuando se dio cuenta de que los dirigentes no eran arribistas como lo pensaba, que el poder popular estaba blindado, que el batallón de fieles ex funcionarios de sus gestiones se habían desligado hacía tiempo de cualquier relación con el pueblo que hubiesen tenido, que la respuesta a la gente en la campaña por el estado era mínima, que se produjo una deserción temprana de organizaciones aliadas y que el PCV había demostrado que tenía más grande el culo que las calzas, debió entender que su suerte estaba echada.

Político cuerdo, revolucionario equivocado, se va. Adopta cualquier justificación honorable y sale por la puerta grande. Pero no, parte de los orígenes de su candidatura le exigieron cumplir su papel y él mismo se obceco y continuó con un propósito imposible pero destructor. ¿Perdedores? El PCV, que llevó y llevará más palo que gata ladrona, que perdió su credibilidad, y se le ve como potencial ejecutor de cualquier nuevo despropósito. ¿Porras? Con hacer mutis le basta. Volver a Colombia, buscarse un cargo público, ejercer su maestría, seguir gastando los reales que ganó, y pronto nadie se acordaría de él, que ya estaba olvidado, como todos sus ex funcionarios, cuando sorprendió con su llegada en platillo volador.

Nada le salió bien. ¡Ni tarjeta tenía! Hasta hace unos quince días que Reina Sequera le traspasara la tarjeta del Poder Laboral con sus 88 votos, por Porras sólo se podía votar con la tarjeta del PCV y la marginal del VBR. Es decir, el PCV lo tuvo agarrado por las mismas turmas. ¡Poderoso partido que tuvo a merced un centauro! Esa ausencia de tarjetas para sufragar por la pesadilla del PCV lo llevará al superlativo éxito de aumentar su votación en un 400%, si, ¡cuatrocientos por ciento!, provenientes de la más rancia (por su olor político) derecha merideña. Qué respuesta exacta al llamado del cabo Figuera de elevar significativamente la votación de la tolda del Gallo Rojo (por favor, Fermín Osorio, no caiga en la tentación de insistir en la machaca del cabo Figuera de las 19 caricias y las 4 puñaladas a Chávez, ni el chantaje de los 80 años de historia, periódicamente puestos en subasta por arribistas, y mucho menos la vileza que propaga de que “las 4 propuestas alternativas han surgido del movimiento popular revolucionario”, como si a la revancha de un ambicioso político, entre otras cosas anticomunista, y su cortejo de ex funcionarios corruptos, con quien el PCV negoció ofertas de poder, se le pudiera calificar de movimiento popular revolucionario. Pero donde las declaraciones se vuelven ignominiosas, groserías mayúsculas, degradación política extrema, es cuando Figuera ofende a Chávez diciendo sin que se le caiga la cara de vergüenza que esas cuatro traiciones son “expresión de ese (¡!) llamado del Presidente Chávez”. ¡Carajo, lo traiciona y lo responsabiliza de la perfidia, ese comunistica de oficio, creyendo a Chávez y los venezolanos pendejos!).

Después del 16-12 (esperamos que no deshonre la memoria de Bolívar al hacerlo el 17) Figueras, con una cara radiante-pa-fuera, declarando que agradecen a los votantes que confiaron en el partido de la revolución mundial, y que, a pesar de no haber logrado su propósito en Mérida, aumentaron los votos en un 400%, llegando a la importante cantidad de 46.504 votos, desde los 11.626 que obtuvieron en las elecciones del 7-O, es decir, pasaron de un 2,47% a 9,88%. En este caso el PCV cumplió, pero otros factores no respondieron. Felicitamos a Alexis Ramírez y esperamos que se haga borrón y cuenta nueva y cuente con nosotros continuar construyendo el socialismo. Eso sí, triunfamos en los 19 estados donde apoyamos los candidatos de Chávez. El apoyo al presidente se mantendrá, conservaremos nuestro nicho en el Polo Patriótico y los episodios que acabamos de superar (y cualquiera que pueda producirse en el futuro) sólo fueron pequeñas diferencias con la sabia dirección del Presidente. Aprovechamos también para ratificar que la conducción de los procesos revolucionarios le corresponde a la clase obrera, sus líderes y el partido predestinado. Bla, bla, bla y blá. Y bien sacudida la mierda, prepararse para iniciar un nuevo período de 16 años de correcta conducción del partido de los trabajadores, dispuesto siempre a agarrar manque sea fallo. (111212/22:38)

osoriof@cantv.net

osorioc@gmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2660 veces.



Fermín E. Osorio

Historifabulador socialista y antiimperialista.

 osorioc@gmail.com      @FrontinOso

Visite el perfil de Fermin E Osorio C para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a155813.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO