Países ricos deben ser los primeros en abandonar el petróleo y ser pioneros en la transición energética, según el Centro Tyndall

Credito: Web

22-03-22.-Los países ricos deben cesar su producción de petróleo y gas en el 2034 y ser los pioneros en la transición energética para cumplir con los objetivos climáticos, según un informe del Centro Tyndall para la Investigación sobre el Cambio Climático.

Los países productores medios, como México y Brasil, pueden retrasar la interrupción de la producción de combustibles fósiles hasta el 2043, según este informe.

La comunidad internacional se comprometió hace casi siete años a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para mantener el aumento de la temperatura media del planeta idealmente en un máximo de +1.5° centígrados. Pero ese objetivo podría ser superado de aquí al 2030, advierten los miembros del grupo de científicos sobre cambio climático de la ONU (IPCC).

Ese grupo inició el lunes una una reunión, con la asistencia de representantes de 195 países, para aprobar un informe con recomendaciones para combatir el cambio climático.

Abandonar el gas, el carbón y el petróleo son medidas esenciales para efectuar esa transición.

Los países más pobres del planeta solo representan una fracción de la producción de energía fósil, y obligarles a eliminar rápidamente esa fuente de ingresos puede representar una fuente de desestablización interna, reconoce el Centro Tyndall.

Un total de 88 países extraen petróleo y gas. Países como Sudán del Sur, República del Congo y Gabón cuentan con muy pocos ingresos aparte del petróleo y el gas. En cambio, para Estados Unidos solo representa el 8% de su Producto Bruto Interno (PBI), recuerda el informe.

De acuerdo a los cálculos de emisiones de CO2 del Centro Tyndall, “los países ricos deben dejar de producir petróleo y gas de aquí al 2034″, mientras que los más pobres pueden seguir produciendo hasta el 2050.

En un escenario con un 50% de posibilidades de limitar el aumento de la temperatura al +1.5° centígrados, el Centro clasifica a los 88 países productores en cinco categorías, de mayor a menor importancia.

En el primer grupo se encuentran las grandes potencias productoras como Estados Unidos, Arabia Saudita, Noruega o Rusia pero la clasificación combina su nivel de importancia con el peso que esa producción representa para la economía del país y su nivel de desarrollo.

Por ello, Arabia Saudita se sitúa en el grupo número dos, como Chile o Argentina. Esos países deberían cesar de producir en el 2039.

México, Brasil y Colombia se sitúan en el grupo 3 (fin de producción recomendado en el 2043), mientras que Cuba o Perú son situados en el grupo 4 (2045).

Venezuela, un país históricamente productor en América latina, se sitúa en el número 5 a causa de sus graves problemas económicos, junto a países como Bangladés o Yemen.

Esos países podrían seguir produciendo hasta mediados de siglo.

“Los países ricos tienen 12 años para acabar con su producción de petróleo y gas”, advirtió Romain Ioualalen, responsable de la oenegé Oil Change International, al comentar el informe, que a su juicio supone una “acusación en toda regla”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2340 veces.


La fuente original de este documento es:
Afp (https://www.afp.com/es)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter