The Tepuy Party

  • Un Alcalde, electo por el pueblo, recibiendo órdenes de empresarios particulares, corta árboles centenarios en Guatire y arremete contra campesinos y sus sembradíos; Otro funcionario del Estado da permiso para hacer fiestas en una reserva Natural como los Tepuyes; funcionarios de la Alcaldía de Caracas, podan los Sauces llorones en las Tres Gracias. Tres ecocidios continuos, donde están involucrados altos funcionarios. Nos preguntamos: Dónde está el Ministerio del Ambiente llamado ahora Min-Popular de Eco-Socialismo?. Fue Derogada la Ley del Penal del Ambiente, Gaceta (Oficial 39.913)? Donde está la Defensoría del Pueblo que tiene competencia sobre Derechos Difusos? Desapareció la Guardería Ambiental de la Guardia Nacional?.

En artículos anteriores donde hago referencia al descuido y falta de vigilancia en la protección del pulmón natural de Caracas, El Cerro del Ávila. Hemos puesto sobre el tapete la ausencia de autoridades ambientales y la mirada indiferente de cualquier otra autoridad en el país, que pueda poner freno al atropello ambiental que existe sobre los Parques Nacionales.

En lo que se refiere al Ávila, cuyo nombre indígena es el Waraira Repano, venimos advirtiendo como se violan las cotas de protección por supuestos agricultores, por la construcción de viviendas y según se ha denunciado también, construcciones de tipo turístico de altos funcionarios que amparados en sus cargos cometen estas actividades delictivas.

Y hablamos de ausencia de autoridades ambientales y de miradas evasivas de otras autoridades, porque no vemos absolutamente, en ningún momento, actuar al respecto y no es por la falta de denuncias, porque individualidades y ONGs ambientalistas, vienen advirtiendo sobre esta irregularidades, pero pareces que las mismas rebotan contra las paredes del Ministerio del Ambiente, porque no se ve acciones para impedirlas.

Y hablamos de autoridades ambientales en general, porque en Venezuela, existen varias instituciones que estarían involucradas en la Defensa del Medio Ambiente. A demás del Ministerio en cuestión, existe o dejo de existir la Guardería Ambiental de la Guardia Nacional, El Ministerio de Turismo, INPARQUES, El Ministerio Público e incluso la Defensoría del Pueblo, que tienen competencia para actuar en la materia (Derechos Difusos). Pero a ninguna de esas instituciones la vemos tomar iniciativas para realizar investigaciones e impedir y sancionar las agresiones a que están siendo sometidos los Parques Nacionales y las dañinas consecuencias que esas actividades producen contra el medio ambiente y al ser humano que se beneficia de sus cualidades.

Hoy hemos visto y fuimos impactados por fotos colgadas en las redes sociales, donde un grupo de personas, aparecen brindando y festejando, desde una de las maravillas naturales de nuestro país, en Canaima, como lo es El Kusari Tepuy, que por cierto está ubicado en una zona que la UNESCO HA DECLARADO COMO PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD (1994). Irónicamente, para expandir la denuncia y en cierto modo burlarse de las autoridades que tienen la obligación legal de defender el Patrimonio Natural de Venezuela, los medios, la han calificado como The "Tepuy Party".

Y The "Tepuy Party", que se ha dado conocer públicamente, gracias a que uno de los invitados colgó fotos y videos del acontecimiento, hubiese pasado inadvertido para todos los venezolanos, porque las autoridades ambientales del país, desconocían o se hicieron los locos frente al bonche organizado. Si no es por las fotos colgadas en la Red, ningún venezolano, estuviera informado, hoy, sobre ésta agresión al medio ambiente, que al parecer no es la primera vez que se hace, de acuerdo a informaciones que se están manejando entre bastidores. ¿Cuantas fiestas más se han realizado? ¿Por qué hechos tan graves como estos son aparentemente desconocidos por las autoridades ambientales? ¿Son permisados?

Lo cierto es que The "Tepuy Party", ha despertado todo un escándalo a nivel nacional, que como punta de Iceberg, lo que pone al descubierto es la tragedia ambiental que se está presentando en nuestro país, afectando los Parques Nacionales, Zonas Mineras, y el Medio Ambiente en General, fuente de vida no sólo para los seres humanos, sino, para la diversidad de especies animales que en ellos viven y la diversidad botánica que también resulta afectada.

A demás del escándalo que significa la agresión al Kusari Tepuy, resulta también escandaloso, de acuerdo a las informaciones de prensa que uno de los organizadores del "Tepuy Bonche", es un empresario, que al parecer tiene allí una ¿concesión? ó un ¿cargo?, como Director General del Campamento Canaima, y debería ser el primero en conocer la legislación vigente sobre la materia y las restricciones de esas actividades en esas zonas naturales tan frágiles. Nos preguntamos: ¿Es funcionario del Estado?, ¿Es empresario Privado? ¿Qué condiciones se establecen para dar semejantes concesiones? ¿Conocían las autoridades ambientales la organización del bonche?

En Venezuela, existe, además de las instituciones mencionadas que tienen responsabilidad en la preservación de la materia ambiental, normativas vigentes, La Ley Penal del Ambiente y otras normas conexas, pero al parecer están de adorno y no se aplican, como también están de adorno, las autoridades competentes en la materia, por responsabilidad legal y funcionarial. Esperamos que la investigación no se archive y vengan los padrinos a echarle tierra a estos delitos ambientales y a las normas nacionales e internacionales vulneradas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 838 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor