Agua, petróleo y guerra

Como dijera la ministra Gabriela Jiménez: el Día Mundial del Agua es más un motivo de reflexión y preocupación que de alegría.. El progreso y desarrollo capitalistas han conllevado la contaminación, el mal uso, el desperdicio y la distribución absolutamente inequitativa del 1% del agua utilizable por el ser humano.

De allí que no resulte nada sorprendente que el agua -o más bien el derecho a su uso- tratada como mercancía escasa se cotice en la bolsa de Nueva York. ¿Y quién tiene agua? Entre otras, Venezuela, una de las 10 naciones con mayores reservas del codiciado elemento.

Pasando al Petróleo, en una entrevista concedida recientemente a Periodismo Digital TV, Daniel Estulin afirma "Si no hay petróleo vamos a morir todos...no hay ningún recurso de energía que pueda sustituir el petróleo para 6.5 mil millones de personas en el mundo. Ese es todo el telón de fondo de lo que está pasando".

¿Exagerado? puede ser, pero real al menos por unas cuantas décadas mås si la humanidad sigue empeñada en continar inmersa en el destructivo capitalismo. Nuevamente, ¿Y quién tiene petróleo? Entre otros, Venezuela, país que cuenta con las reservas petroleras probadas más importantes del mundo.

Basten estos dos datos para entender por qué los amos del gran capital no pueden aceptar que los venezolanos, tan privilegiados por la Madre Naturaleza, hayamos decidido ejercer la propiedad de nuestros recursos y administrarlos soberana y justamente. Por qué desde el mismo momento en que entendieron su alcance, rechazaron el proyecto bolivariano y han hecho todo lo posible por acabar con el mismo y con quienes lo impulsan.

No es casualidad que vista nuestra resistencia, el control acertado del manejo de la pandemia y de nuestras relaciones internacionales, el reconocimiento de los efectos negativos de las medidas coercitivas unilaterales por parte del Consejo de Derechos Humanos, los acuerdos para el nombramiento de un nuevo CNE y la realización de las próximas elecciones elecciones, nuestros enemigos hayan decidido recrudecer sus ataques comunicacionales y bélicos.

Ni que en estos últimos días hayan saboteado el gasoducto en Monagas, hayan intentado tomar el Túnel de la Planicie y hayan provocado varios enfrentamientos armados en las fronteras tachirense y apureña. Acompañando estos últimos de una intensísima campaña mediática-publicitaria diseñada para responsabilizar una vez más al Gobierno y a la FANB de supuestos ataques contra Colombia.

Escalada de violencia que debe convocarnos a todos a defender nuestra Patria, soberanía y territorio. Y mientras no sea necesario hacerlo de otra manera, hacerlo a través del diseño y desarrollo de campañas comunicacionales efectivas y sostenidas que contribuyan a divulgar nacional e internacionalmente la verdad sobre lo que ocurre en y contra de nuestro país.

Viviremos y Venceremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 933 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama