Responsabilidad social universitaria de cara a la gestión integral de los residios de desechos sólidos

La gestión integral de los residuos y desechos sólidos en la actualidad ostenta un indiscutible rezago debido a las distintas fallas que integran el manejo de los mismos, en virtud de la acelerada transformación que sufre el entorno agudizando de esta manera la problemática de los residuos y desechos sólidos, esta debe ser resuelta mediante la conjugación de acciones estratégicas derivados a partir de la percepción y el compromiso desde la responsabilidad social de todos los actores involucrados en la búsqueda de solución viables y sostenibles a esta problemática de alta demanda social.

Desde hace décadas, la responsabilidad social se ha centrado específicamente en la defensa de los derechos de la humanidad y los factores que afectan e intervienen en los cambios climáticos y la gestión ambiental, dejando de lado la problemática en torno a los residuos y desechos sólidos, una situación que requiere mayor atención. En virtud a las aceleradas transformaciones que sufre el entorno, la responsabilidad social sencillamente aparece cuando se toma conciencia de los efectos negativos y perjudiciales que se producen tanto interna como externamente y se logran contrarrestar a partir de la ejecución de acciones estratégicas de mejora hacia su entorno, es allí donde los recintos Universitarios se enfilan en impartir educación responsable y de amplia conciencia en las crisis sociales y ambientales con el fin de formar parte del desarrollo sostenible del lugar donde se ubican.

La educación universitaria constituye un medio esencial en la toma de conciencia ante la problemática existente y desde sus recintos se pueden fomentar las prácticas sociopolíticas, ambientalistas y económicas de los diversos sectores que constituyen la sociedad. Para tal fin, las instituciones universitarias deben difundir desde sus políticas organizativas perspectivas de transformación desde el pensamiento socio crítico dentro y fuera de los recintos educativos, que permita desaprender los conceptos ambiguos adquiridos sobre el bienestar social; para ajustarlos a las necesidades actuales y de alta demanda nacional, en concordancia con los lineamientos políticos establecidos en los actuales contextos nacionales. Para ellos es necesario comprender el verdadero compromiso que adquieren con y para la sociedad los recintos universitarios desde su responsabilidad social con el fin de dar una respuesta tentativa a interrogantes tales como: ¿Por qué adjudicarse desde las Instituciones Universitarias la responsabilidad social de cara a la gestión integral de los residuos y desechos sólidos?

Desde el enfoque a los nuevos modelos educativos de los amplios desafíos del siglo XXI, la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) representa para estos recintos el mayor de los retos. En la actualidad, una de las grandes controversias sociales y que demanda mayor atención es la problemática de los residuos y desechos sólidos, aunque es un tema de atención gubernamental por lo establecido en las leyes, reglamentos y normativas vigentes que monitorean la temática, las universidades pueden contribuir a afrontar los problemas ambientales que sufre la sociedad a nivel mundial desde la perspectiva y/o enfoque preestablecidos en su Responsabilidad Social y a su vez de las prácticas de gestión ambientalistas implementadas desde su política de formación e integración participativa entre la docencia, la investigación y la extensión, dando como resultado una conjugación de acciones que permitan implementar una adecuada Gestión Integral de los Residuos y Desechos Sólidos, incorporando a su vez alternativas estratégicas que empleen procedimientos en el buen Manejo a los mismo, dando pasos firmes desde su generación hasta su disposición final, contribuyendo así con la productividad y competitividad ambiental desde sus instalaciones.

Durante muchos años el Manejo de los Residuos y Desechos Sólidos, se ha caracterizado por ser uno de los problemas principales de las gestiones municipales de los gobiernos en curso, siendo esta problemática atacada desde los marcos jurídicos vigentes (Constitución de la República, Leyes, ordenanzas, reglamentos y disposiciones legales) los cuales son el marco legal y normativo que rigen esta materia, Si bien es cierto, que estos documentos están muy bien estructurados el análisis de los resultados obtenido en el accionar de su contenido de todos los actores involucrados en la búsqueda de soluciones a la problemática en estudio, han permitido demostrar que una cosa es contar con directrices claras y otra su acatamiento debido a que estos documentos presentan un andamiaje teórico, llegando a la conclusión de que lo que no se enseña o aprende desde los principios educativos y formativos no se emplea ni se maneja en la búsqueda de soluciones ante tal problemática.

En este sentido, las instituciones universitarias deben convertirse en centros de referencia donde se puedan generar y aplicar políticas estratégicas de gestión que sirvan de modelo para la sociedad y/o las organizaciones públicas y privadas. Es por ello, que estas instituciones tienen un papel importante al momento de pensar, planificar, actuar y ejecutar dichas estrategias políticas en la sociedad, esto como parte fundamental en la contribución de transformación y trascendencia desde su responsabilidad social. Por consiguiente, las instituciones universitarias deben convertirse en el área de formación donde la búsqueda de la verdadera responsabilidad social sea la prioridad, comenzando sus contribuciones sociales con la generación de aportes que promuevan el trabajo de transformación sociocultural, produciendo planes estratégicos que ayuden a tener un ambiente seguro e integro y concienticen a un buen cuidado ecológico con la administración de la Gestión Integral de los Residuos y Desechos Sólidos vinculados a las áreas especifica de desarrollo institucional de la docencia, la investigación y la extensión educativa. Así, el vínculo que se pretende emprender, debe comenzar con el cambio de paradigmas tradicionales (la existente desarticulación entre los entes gubernamentales y recintos universitarios), hacia una forma de repensar, rediseñar y comprender el entorno, donde la academia y la investigación, unifiquen criterios y vayan de la mano con la extensión, las cuales no pueden ser ejercidas aisladas de la Responsabilidad Social Universitaria, ya que es ésta la que servirá de puente para lograr esa armonía y unificación de criterios, en virtud de que la academia, no puede configurarse aislada de la realidad, menos la investigación podrá desarrollarse sin que deje valor agregado al crecimiento y progreso del conocimiento social y por ende ha de ser la extensión esa báscula que equilibrará las funciones universitarias, mediante la formación de profesionales integrales y comprometidos con el entorno, además de ser garante de interrelacionarse con los entes involucrados en la búsqueda de soluciones al tema de Gestión Integra de los Residuos y Desechos Sólidos.

Fomentar desde los institutos universitarios la participación y el compromiso de todos los involucrados para mejorar la gestión integral y manejo de los Residuos y Desechos Sólidos es una de las arduas labores a implementar mediante la sensibilización al conocimiento, el desaprender para aprender a romper con patrones y paradigmas inadecuados en la formulación de estrategias ante esta problemática.

*ngeniera en Materiales Industriales

 

amanlisb.24@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama