Pronunciamiento

La defensa de la Amazonía es una lucha por el futuro de la Tierra

“No quiero flores en mi funeral, porque sé que las sacarán del bosque.”
Chico Mendes

LA DEFENSA DE LA AMAZONÍA ES UNA LUCHA POR EL FUTURO DE LA TIERRA

Aunque la destrucción del bosque tropical del Amazonas era ya una cuestión alarmante desde hace décadas, la aceleración de este proceso debida a la negligencia del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, pero sobre todo a su complicidad directa con las empresas agroindustriales, ganaderas y mineras, vuelve aún más urgente el que nuestra especie tome medidas contundentes para detener la catástrofe. A su vez, esto pone de relieve el vínculo orgánico entre la devastación ambiental y las relaciones políticas y económicas imperantes: el destino de nuestro planeta y de nuestra civilización no debe quedar en manos de un sistema que promueve la ganancia privada a costa del bien común.

Es imperativo comprender que, aunque la deforestación de la Amazonía afecta más directamente a las poblaciones de los nueve países que la albergan, especialmente a los pueblos indígenas que forman parte de la selva, su degradación y destrucción tienen impactos regionales y globales. Al contener cerca del 20% del agua dulce a nivel global, ser una de las ecorregiones más biodiversas y constituir uno de los más importantes almacenes de carbono del mundo, la pérdida de este ecosistema no sólo priva a la humanidad de múltiples contribuciones materiales e inmateriales a su bienestar, sino que también altera las condiciones de vida planetarias en las que, tanto nuestra especie como aquellas de las que dependemos, hemos evolucionado.

Especialmente preocupante es el impacto inmediato que la liberación de toneladas de gases de efecto invernadero, producidas por la combustión de la biomasa forestal, tendrá sobre el calentamiento global, más aún cuando, de acuerdo con estimaciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, estamos en el periodo límite para llevar a cabo las transformaciones civilizatorias indispensables para afianzar alguna posibilidad de que el cambio planetario no impida nuestra vida tal y como la conocemos. Bolsonaro, a manera de un nefasto Donald Trump brasileño, niega las evidencias científicas y, a la par de su política racista, misógina, antilaica, antiobrera y en contra de la diversidad sexual, echa por tierra las regulaciones ambientales en beneficio de las empresas extractivas, razón por la que articular una amplia oposición política a su régimen y a sus soportes internacionales es clave para el futuro de la selva amazónica y de la humanidad.

Quienes suscribimos este pronunciamiento, llamamos a la solidaridad internacionalista con las comunidades indígenas de la Amazonía, especialmente con las miles de mujeres que marcharon en Brasilia para defenderla; con los movimientos agroecológicos, con la comunidad científica que resiste al oscurantismo reaccionario, con las trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad que se oponen al recrudecimiento del neoliberalismo, con las y los estudiantes que toman las calles y, en general, con todos los sectores que dentro y fuera de Brasil luchan por la selva y por la humanidad. Es importante que, a la par, presionemos a los gobiernos y a la propia Organización de las Naciones Unidas para tomar acciones que frenen y mitiguen los incendios, a la vez que señalemos y dejemos de fomentar a las empresas y sectores directamente beneficiados por la destrucción de la selva amazónica.

En cuanto a México, que al igual que Brasil forma parte del grupo de países megadiversos, las amenazas a la riqueza biocultural por la política del gobierno también son un desafío. Como parte de una contienda global por el futuro, nos corresponde cuestionar, impugnar y oponernos organizadamente al Tren Maya, al Corredor Ferroviario Transístmico, a “Sembrando Vida” y al Proyecto Integral Morelos que, junto con las Zonas Económicas Especiales y los proyectos agropecuarios, carreteros, turísticos, energéticos, portuarios y mineros aún en curso, mantienen la orientación neoliberal y extractivista que tanto beneficia a una minoría a costa del bienestar de los ecosistemas, de las comunidades y de la población trabajadora. En México también luchamos por la Tierra disputando el presente y buscando tener un futuro digno, sin explotación, miseria ni exterminio: ¡Nuestra lucha es por la vida!

Organizaciones firmantes:
Ciencia para el Pueblo
Carnaval del Maíz
Haciendo Milpa A.C.
Red Universitaria Anticapitalista (RUA)
Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)
Nueva Central de Trabajadores (NCT)
Colectivo de Jóvenes de la Nueva Central de Trabajadores
Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT)
Partido Revolucionario de las y los Trabajadores (PRT)
Agrupación de Lucha Socialista (ALS)
Red Humedales de Colima
La Otra Ciencia
Pro Pedregal - Ciencias
AxM Colectivo
Colectivo Transdisciplinario de Investigaciones Críticas (COTRIC)
Colectiva Feminista Socialista Voces de Lilith
Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética y los Derechos de las y los Trabajadores
Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.
Rebelión
Espacio Estudiantil 2 de Octubre
Revive México A.C.
Colectivo ¿Qué hacer aquí con esto?”
Brigada Animal México
The Save Movement 
Climate Save Movement
Centro Integral de Comunicación Comunitaria
Cooperativa TRADOC
Red Yo voy 8 de Marzo
Cuerpos Parlantes
Central Unitaria de Trabajadores de México (CUT)
Colectiva Vulvurina
Colectivo de Mujeres de Puerto Vallarta
Frente del Pueblo (FP) 
Comité de Unidad Popular (CUP)
Consejo Popular Magonista (COPM)
Sendero socialista (SS)
Organización Nacional del Poder Popular (ONPP)
Organización Proletaria Emiliano Zapata (OPEZ Histórica)
Grupo Socialista Obrero (GSO)
Partido Revolucionario del Pueblo (PRP)
Frente Socialista (Fp, CUP, COPM, PRT, SS, OPT, ONPP, OPEZ Histórica, GSO y PRP)
Sindicato de Independiente de Trabajadoras y Trabajadores Académicos de la UNAM (SITTAUNAM)
Laboratorio de Ecología de Paisajes Fragmentados del IIES-UNAM
Colectivo Latinoamérica Socialista
Pro Fauna Silvestre Animalis

Firmas individuales:
Julio Muñoz Rubio (Investigador CEIICH, UNAM)
Francisco De Parres Gómez (COTRIC, RUA
Carolina Elizabeth Díaz Iñigo (COTRIC y RUA)
Mayvelin Flores Villagómez
Argelia Guerrero Rentería
Claudio García Ehrenfeld
Carlos Corona Saldaña
Oscar Vélez Ruiz Gaitán (Revive México A.C.)
Juan Esteban Martínez Gómez
Mayvelin Flores Villagómez
Argelia Guerrero Rentería.
Carlos Corona Saldaña
Raúl Romero
Alejandro Espinosa (INIFAP)
Diego Luz (profesor ayudante, Facultad de Economía UNAM)
Melissa Tzitziki
David Emigdio Andrade Hidalgo y Costilla
Sergio Prieto Díaz (ECOSUR Campeche)
José Martínez Cruz
Juliana G. Quintanilla
Marco Aurelio Palma Apodaca
Paloma Estrada Muñoz
Carlos Ezequiel Hernández
Lilia Flores
Héctor Sotomayor (DEPD/BUAP)
Carla Daniela Escobar Ortiz
Sarah Alejandra
Edgard Sánchez
Josefina Chávez
Apolline Anor
Martín de Jesús Cervantes López (estudiante del IIES, UNAM)
María Fernanda Merlos Pérez (estudiante del IIES, UNAM)
Emilio Arenas Guerrero (IIES-UNAM, Morelia)
Raúl Tauro (Red Mexicana de Bionergía)
David Alejandro Brindis Badillo (IIES, UNAM)
Amiel Aketzali Moreno
José Santos
Germán Hurtado
Alberto Bárcenas
Javier Contreras Villaseñor (docente y coreógrafo)
Antonio Casas Castillo (docente SEP Educación Indígena y docente universitario)
Antonio González Rodríguez (Investigador IIES UNAM)
Gabriela Arroyo Robles (IIES)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 352 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a281741.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO