El aroma de las flores

 

Esta gata de la foto, adoptó cuatro cachorros de ardilla
Credito: REUTERS/Alexey Pavilishakoto

El aroma de las flores y las flores, en peligro de extinción en un mundo que se queda sin abejas, sin el sonar de los ríos, la lluvia, y el viento, sin el inmenso beso azul, entre el cielo y el mar, sin el canto de los pájaros Unas góticas de rocío, los bosques de los pájaros y el agua de los venados, son las ultimas evidencias del telúrico llamado de la tierra herida por la explotación del hombre por el hombre, que se hace tangible en el indetenible calentamiento global o  cambio climático, engendrado en las entrañas capitalistas.

Del precario equilibrio del planeta, con la destrucción, la barbarie, el individualismo, el egoísmo, la bestialidad capitalista, surge entre otras, la esperanza y la enseñanza sublime de los animales (esta gata de la foto, adoptó cuatro cachorros de ardilla) a la solidaridad, al altruismo, de lo cual parece estar cada vez más lejos, el ser humano de estos tiempos, de equipos electrónicos “inteligentes”, del máximo esplendor de los sistemas electrónicos cibernéticos. No obstante, como pueden antes que el ser humano, los animales seguir viviendo en un mundo de armonía, solidaridad y altruismo, será porque así han vivido siempre, respondiendo a sus sistemas cibernéticos naturales de comunicación y regulación automática, innatos de los seres vivos, en los que se basa la construcción de sistemas electrónicos y mecánicos, que poseen las “adelantadas maquinas inteligentes” de la actualidad, si así fuera, también para el ser humano habrá esperanza, porque lograra comprender a su manera innata, que por cada revés histórico, impasse revolucionario o derrota popular, todavía quedarán fragmentos utópicos entre las ruinas del pasado que podrían juntarse para tejer líneas de resistencia y vías de avance alternativas.

Todo, todo, parece indicar a todas luces que algo anda muy mal, y no parece ser un problema bizantino, como la discusión del sexo de los ángeles.

Gobiernos, científicos, especialistas (aquellos que cuando hablan, todos los demás, callan)  politiqueros de oficio, agrupados en ilustrísimas organizaciones, donde se reúnen, debaten, realizan cumbres y conferencias caracterizadas por el exceso de  boato, insignes cumbres, para analizar paradójicamente el abismo en el que se hunde la vida en la tierra y con ella la especie humana.

Debaten fórmulas para reducir las emanaciones de gases efecto invernadero (GEI), fijan cuotas de  emanaciones de GEI, a los países del mundo “civilizado”, como si se tratara de repartir asientos en un autobús, que va a la playa, en protocolos, que nadie cumple, aseguran que son los combustibles fósiles los causantes del desastre, sin mencionar que el gobierno de estados unidos, dirigido hoy por la bestialidad de un engendro del Ku Klux Klan, y que con menos del 5% de la población del mundo, consume más del 26% de la energía mundial. Menos aún se discute en las cumbres del boato, que se trata de los mezquinos intereses y la poderosa influencia de las multinacionales de los hidrocarburos (el mejor negocio del mundo),  y sus magnates, para manipular y negar la ocurrencia del calentamiento global, excusa para retirase de las cumbres del boato. Se trata de la influencia global de las multinacionales y los magnates mundiales de los hidrocarburos y el capitalismo. Todo indica, sin lugar a la menor duda posible, que el enemigo fue identificado hace 150 años por Karl Marx, es el capitalismo, no el cambio climático o calentamiento global, que es la consecuencia de la bestialidad capitalista. Aun cuando se realicen millones de cumbres, con cada vez más boato, de cierto o digo, que aun en la cumbre millones más uno, o millones más millones, seguirán derrotados por el causante de todos los males que padece la humanidad: el capitalismo. La alternativa, la solución, la respuesta, para un mundo posible en armonía hombre naturaleza, de altruismo, de solidaridad, está en él: “De cada cual, según su capacidad, a cada cual según su necesidad”.

La  Cordillera de Los Andes, de una belleza perturbadora,  donde se inicia la majestuosidad y  la magia de la amazonia, seriamente amenazada por otro engendro de la bestialidad capitalista, al occidente de América del Sur, desde Colombia y hasta la Patagonia, donde se extendía  el territorio de las cuatro partes o suyos, Tahuntinsuyo , nombre del territorio incaico en su lengua nativa quechua, desde el siglo XIII hasta el siglo XVI, y  que en 1438 estaba bajo el indomable Pachacuti, primer Jefe Inca, donde no existía la pobreza, se repartía la riqueza y los recursos se explotaban racionalmente. Cuenta Gómez Suárez de Figueroa (su nombre de bautismo), en su obra Comentarios Reales de los Incas, de 1609, nombre que tiempo después, radicando en España, se lo cambiaría por el de Inca Garcilaso de la Vega.

 En Cuzco en el 1589, el último sobreviviente de los conquistadores originales del Perú, Don Mancio Serra de Leguisamo, escribió en el preámbulo de su testamento lo siguiente: El motivo que me obliga a hacer estas declaraciones es la liberación de mi conciencia, ya que me encuentro a mí mismo culpable.

Encontramos estos reinos en tal buen orden, y decían que los incas los gobernaban en tal sabía manera que entre ellos no había un ladrón, ni un vicioso, ni tampoco un adúltero, ni tampoco se admitía entre ellos a una mala mujer, ni había personas inmorales. Los hombres tienen ocupaciones útiles y honestas. Las tierras, bosques, minas, pastos, casas y todas las clases de productos eran regularizadas y distribuidas de tal manera que cada uno conocía su propiedad sin que otra persona la tomara o la ocupara, ni había demandas respecto a ello.

Aquellos pobladores indoamericanos lograron un sistema de vida que cumplió con el principio: “De cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad”, desde el siglo XII y hasta el siglo XVI, hace casi 700 años, hasta que apareció aquella caterva de acémilas, la hez del abismo humano, para cometer el genocidio más grande que conoce la historia de la humanidad, donde vinieron los colon, los cortes, los pizarro, los lozada, en nombre de reyes y reinas de inglaterra y españa, la europa, es la ue de ahora, son los mantuanos de hoy, de ayer de siempre, nada ha cambiado, la oligarquía es hija de la colonia y viceversa, y no puede faltar la malinche (la que traiciona), servil, rastrera, lamiendo las botas  del amo que explota y asesina a los harapientos, a los descamisados, para muestra, el enano de largas trenzas, guaido a control remoto por la bestia del ku klux klan, entregando a un pueblo, a millones de pueblos si hace falta, en uno de los gestos mas bochornosos, rastreros y cobardes que se conocen en la historia, que viola flagrantemente la Constitución, comparable a castillo armas, la malinche de Guatemala .

Hablan los capitalistas del mundo, de producir, producir, infinitamente, en un planeta finito, lo cual es imposible, no será posible la vida, la existencia de las especies, arboles, bosques, selvas, ríos, de la especie humana. Es necesario regresar a Los Incas, 700 años, para volver a la convivencia posible: hombre y naturaleza.

Socialismo o barbarie, escribió Rosa Luxemburgo hace 100 años, era el dilema de la sociedad capitalista, avanzar al socialismo o regresar a la barbarie, hoy el dilema de la sociedad capitalista, está resuelto, dejo de ser un dilema, se trata de  avanzar al socialismo o a la nada, no hay tiempo de regresar a la barbarie, la naturaleza, sustento de la vida en el planeta, entro en la fase de no retorno.

"Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho: los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté".

“Padre guarde todo lo que tenga vida dentro la despensa, padre no tenga miedo, dígales que usted nos tiene a nosotros, padre deje usted de llorar, que nos han declarado la guerra”

Hasta la Muerte se Enfrenta con Dignidad!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 695 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a278821.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO