Frutas y hortalizas

I.

No es casual que desde el año 2006, la Organización Mundial de la Salud (OMS) venga registrando el consumo escaso de frutas y hortalizas, en sexto lugar entre los 20 factores de riesgo que contribuyen con la mortalidad humana, solo superado por el consumo de alcohol, la hiperglucemia, el consumo de tabaco, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia. Se estima que el común de la gente solo consume entre el 15% y el 45% del mínimo de frutas y hortalizas requerido por el organismo.

Eso debe llamarnos a la reflexión y en consecuencia, al reconocimiento y al consumo adecuado de frutas y hortalizas.


II.

En el campo de la naturopatia asumimos lo que la OMS ha condensado como importancia de la frutas y hortalizas, lo cual se sintetiza de la manera siguiente: “Las vitaminas, los minerales y los compuestos químicos que tienen las frutas y las hortalizas son esenciales para la salud humana. Vitamina A mantiene la salud de la vista y fortalece el sistema inmunológico. Potasio promueve el funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos. Vitaminas del grupo B ayudan a convertir los alimentos en energía. Ácido fólico reduce el riesgo de algunos defectos congénitos y contribuye a prevenir cardiopatías. Vitamina C incrementa la absorción de calcio y hierro de otros alimentos. Vitamina E es un potente antioxidante que protege las células de los agentes cancerígenos. Fibra alimentaria contribuye al tránsito a través del aparato digestivo y a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Fitoquímicos como los compuestos que dan a los tomates y las zanahorias sus vivos colores, tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios.”


Es importante tener presente las raciones diarias de frutas y hortalizas. La OMS recomienda 400 gramos, pero se considera que el mínimo debe estar entre 200-250 gramos si es cruda y 300-350 gramos cuando está cocida.


Hay algunas consideraciones generales a la hora de consumir frutas y hortalizas: las mejores son las frescas y ecológicas, las que se consumen en su temporada de producción natural. Ni congeladas ni enlatadas son nutritivas. Es recomendable conservarlas en encurtidos, fermentadas o deshidratadas. El calor afecta algunas vitaminas y componentes de las frutas y las hortalizas.


III.

Dada la importancia de las Frutas y las Hortalizas en la salud y la vida, estamos obligados a:

a) Consumir la máxima cantidad de frutas y hortalizas al día.

b) Crear una Cartilla de los 20 Frutas y Hortalizas necesarias y disponibles en la dieta de la Venezuela Saludable.

c) Desarrollar Planes de Cultivos de Frutas y Hortalizas, tanto domésticos como escolares.

d) Promover Talleres de Conservación Soberana de Frutas y Hortalizas en los CLAP, escuelas, liceos y universidades.

e) Elaborar un Manual de recetas para el consumo terapéutico y seguro de Frutas y Hortalizas.

f) Proponer a la instituciones una política de microconucos.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 538 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a270229.htmlCd0NV CAC = Y co = US