Claudio Fermín y los ParaBush

Uno imagina la incomodidad mental de un adeco, durante 40 minutos en una entrevista televisiva, sabiéndose escuchado y visto por dos millones de revolucionarios. Si no la pone malosa al entrar, como el gato que lame manteca al salir mete la lengua en tapara. Es que fueron 10 minutos de preguntas y 30 para las respuestas, en los que Claudio se mantuvo tenso; quizás sufriendo el equilibrio para las sibilinas respuestas. Llegando a la meta y en un minuto, metió la lengua: “…los militares yanquis se encuentran en Colombia porque los colombianos están cansados de las FARC”. Fin de la entrevista.

Desde VTV, Ernesto Villegas dejó ver una mirada de extrañeza, como en requerimiento del parecer de los 4 millones de hermanos venidos de Colombia a esta, nuestra Patria que es la suya y que la diáspora provocada por los paracos presidenciales y de los asesinos del Mossad y la CIA, hicieron que abandonaran su terruño. Amén de los desplazados en el propio territorio colombiano. Atemorizados después de presenciar cómo los parabush y los paraos, asesinan familias enteras con los crueles métodos de la sierra descuartizadora. ¿Insulza y el coreano de la ONU…? Viendo pa´ otro lado.

El de Claudio fue un tibio criterio, en relación al conflicto bélico en la Patria de Jorge Eliécer Gaitán. Reconocemos en el sociólogo adeco el deseo de estar bien con el diablo y la sayona, de los que quizás presentía el control telepático desde la planta de globoterror, la mensajera de las intrigas e incitadora del crimen y aliada de CNN y Fox News, corifeos internacionales del mal.

Quizás ese desliz de Claudio Fermín, quien últimamente ha hecho esfuerzos por mantener el equilibrio político ante los guarimberos de Ramos Allup, le haya creado algún remordimiento consigo mismo, si acaso recapacitó e incorporó en el análisis de lo que son capaces los caporales del militarismo (parabush) del imperio yanqui en decadencia. Es decir Claudio, como hombre inteligente, debió analizar las declaraciones del zar de la droga del gobierno de Bush, quien fue “invitado” por Uribe para que dijera de Chávez el infundio más necio de las necedades, que el colombiano que conoce que el nuestro no flaquea de ese lado, no se atreve a decir. Ni siquiera porque cada fumón habla por su condición.

Ahora bien, si es que todavía existen los camuflados cómplices de Federico Ravell y del doble blanco Enriquito Otero, matriceros de los infundios y enemigos de la paz, tendremos que incorporarlos para que con los susodichos reciban el mensaje, con énfasis y acento, en cuanto a que Hugo Chávez, venezolanísimo, no es Noriega a quien humillaron, o él se dejó humillar; y a quien se llevaron los “contratistas” hoy parabush, casi amarrado después que masacraron (no como “masacra” Granier) parte del pueblo de Panamá.

Hugo Chávez es el presidente de todos los venezolanos. Lo es con coraje y valentía y, con su pueblo que es mayoría, no está puesto en Miraflores para que se le compare con los blandengues del pasado. Los venezolanos y los pueblos de nuestra América Latina y el Caribe le gritamos al mundo que Chávez NO es un Noriega y que la droga la consumen otros. Por la Casa Blanca fumea.

Acá sabemos que cuando los parabush lanzan al viento sus infundios, es porque tienen en la manga del payaso el puñal de la traición y la estocada. Además, varias camas en Miami con bacinilla y todo por si acaso falla el zarpazo.

En todo caso, paisano Claudio (paisano por oriental) Venezuela, como Colombia, tiene exuberantes e intrincadas montañas amigas de los pueblos. Y las de todo el sur de América serán una sola cordillera, desde donde se multiplicará el eco del grito de ¡Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!. Y mil veces, que viva Hugo Chávez, carajo!!

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1770 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor