Iván el periodista y el ex-gobernador olvidadizo, frustrado y oportunista

"Al que no sabe, cualquiera lo engaña.

Al que no tiene, cualquiera lo compra"

Simón Rodríguez

 

El periodista Iván Colmenares, después de haber sido gobernador, se lanzó nuevamente recibiendo aplastantes derrotas. Olvidó, cómo llegó y quiénes le acomodaron la escalera, quedándole entre ceja y ceja un tormentoso trauma, que no ha podido superar. Todos sus artículos de semana en el diario (ULTIMA HORA DIGITAL) de Acarigua, solamente cambian de título; se parecen a los repetitivos mensajes del que llamaban autoproclamado e interino, y al no tener ningún peso, se ha venido esfumando. Al leer su último ataque al "régimen" palabra que la carga, como las llaves de la casa, para transcribir la mayoría de sus mensajes contra el gobierno de Nicolás Maduro, me encuentro una cita del ilustre educador Luis Beltrán Prieto Figueroa, el cual utilizó como apoyo, para finalmente terminal desenmascarado de manera inocente. Copio textualmente: "Hay quienes quieren un magisterio sumiso, arrinconado, incapaz de levantar la voz, pero un pueblo que tenga maestros de esa categoría tendrá que ser un pueblo de esclavos"

Luis Beltrán Prieto Figueroa, fue un insigne educador y va para treinta años de haber fallecido; pero al momento de lanzar ese reflexivo pensamiento – no pierde vigencia– AD y COPEY se encontraban en pleno apogeo haciendo lo que les daba la gana y cualquier protesta por muy justa que fuera por parte de los educadores, rápidamente sentía el olor a pólvora y a bombas lacrimógenas, con sus respectivos planazos y si no corrían presos los metían, por obra y gracia del verdadero y criminal régimen representado por esos otrora grandes partidos. Después el poder de los medios escondía la verdad y de eso sabe bastante Iván Colmenares o se hace el desentendido por haber sido una ficha disimulada de COPEY. Ahora, como buen oportunista al saber, que ni siquiera las casas de esos partidos quedan y antes las grandes dificultades del gobierno y una corrupción que él hizo como el gato, se ha convertido en una sirena descompuesta para ver que pesca, como buen llanero ¡A rio revuelto ganancia de pescadores! Pensando en la gobernación.

Toda persona sensata que, sienta el mínimo amor por la educación, tiene el deber ineludible de brindarle la solidaridad necesaria a los encargados de impartir la enseñanza a las nuevas generaciones, pero no se vengan a presentar antiguos fracasados, demagogos, quienes hicieron un festín, cuando les toco gobernar y ahora amparados en el olvido –la estrategia del gato– precisamente por el trabajo mediático presenta el momento actual con todo el dramatismo posible, faltando poco para disfrazarse de Simón Bolívar, Páez, Francisco de Miranda y paremos de nombrar, como si fueran unos angelitos, impartiendo miradas bondadosas. Iván el ex gobernador, cada día retrocede más y va terminar, como comenzó en un programa de rancheritas mañaneras en una emisora guanareña, porque es muy poco creído y menos, cuando no sabe, ni siquiera disimular la hipocresía al cortarse con el mismo cuchillo, con el cual ataca al gobierno. Sigue aspirando al cargo de gobernador, pero no consigue el carruaje para montarse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1077 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: