Mi amigo Marino Escalante acusa al gobierno español de colonialista al recibir a Leopoldo López

"El fin del terrorismo no es solamente matar ciegamente,

sino lanzar un mensaje para desestabilizar al enemigo."

Umberto Eco

En la zona de Puerto Ordaz -San Félix, tengo un amigo, a quien nunca le he visto la cara; lo conocí a través de la escritura, y nos mantenemos en permanente comunicación sobre el acontecer nacional. Es un hombre de principios, resteado con el proceso bolivariano, sin dejar de hacer las críticas y observaciones de lo que le parece mal. No deja pasar una y antes cada embestida de la derecha se mantiene prevenido; ha aprendido asimilar los aletazos de los traidores, y en el caso de Leopoldo López, rápido se trasladó al pasado de nuestra lucha por la independencia, llegando a la conclusión: el gobierno español nos sigue viendo, como una colonia.

Por mi parte al ver a Leopoldo López en una rueda de prensa, desde España y luego reunido con el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, me vino a la memoria toda la guerra de la independencia librada por nuestro Libertador Simón Bolívar, por echar de nuestra patria cualquier signo de dominación por parte de los españoles. Los medios y la derecha recalcitrante han querido lavarle la cara a este personaje, para terminar, haciendo el ridículo, porque no era cualquier preso político; estaba pagando condena a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de prisión por incitación pública a la violencia en las manifestaciones de 2014, con saldo de 43 personas muertas, y cientos de heridos. Un asesino en potencia protegido por el dinero, y ahora por las leyes españolas, que siguen tratando al pueblo venezolano, como si fuera un pedazo de terreno para cultivar.

En la lucha política de los últimos 20 años, hemos visto hechos por demás vergonzosos, el cual le revuelven la bilis a cualquier venezolano, que ame a la patria, y sienta en el corazón la lucha independentista, como si, se estuviera librando en estos momentos; porque después de dos siglos (209 años) de la firma de la declaración absoluta de la independencia de la corona de España, todos los gobiernos que han surgido últimamente en ese país, se han aliado al imperialismo para tratar de acabar con nuestra soberanía, ganada en cruentos combates en los campos de batalla por valientes soldados venezolanos, con la única ambición: ver libre nuestra patria del yugo español.

A medida que nos enfrentamos al imperialismo representado en estos momentos por el desquiciado de Donald Trump, y vemos los atropellos diplomáticos por parte del gobierno español–vestigios del viejo colonialismo– más entendemos la visionaria preocupación del Comandante Chávez, por inculcarle al pueblo venezolano el hábito de leer la lucha de independencia, y revivirla precisamente, cuando tratan de volver al pasado, no, como una experiencia, si no para tratar de seguir sojuzgándonos a través del odio puesto de manifiesto por acciones por demás incomprensibles por parte de un gobierno en pleno siglo 21.

El recibimiento de Leopoldo López por parte del Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, parece una comiquita al estilo del (Pájaro loco) y ningún argumento justifica semejante disparate en el marco de las relaciones diplomáticas; pero bien lo dice el refrán: ¡No hay mal, que por bien no venga! Porque este hecho va a servir para terminar de abonar y sembrar las semillas de la conciencia en millares de mujeres y hombres, que todavía se mantienen confundida antes el bombardeo incesante de los medios al servicio de las fuerzas del mal, representadas por el imperialismo en el mundo, y sus aliados, que no desaprovechan ninguna oportunidad para demostrarle una enfermiza fidelidad, hasta llegar hacer el triste papel de títeres, serviles y al final pretenden hacer, como los gatos: tapar el excremento, pero no, con la particularidad de estos animales, el cual saben del hedor putrefacto, sino para seguir engañando al común del pueblo.

Por eso, siempre estoy atento a cualquiera sugerencia y observación de este hombre del pueblo, Marino Escalante, quien en el 2002 se hizo presente, como un verdadero patriota para repeler a los enemigos de la patria, que trataron de borrar con un golpe de estado la Constitución de la República. Estudiar nuestra lucha de independencia es una necesidad impostergable de todo venezolano, y lo demuestra el profesor Luis Britto García, de una manera muy sencilla en su artículo (LOS ENEMIGOS DE BOLÍVAR) cualquiera comparación y coincidencia no es simple casualidad.

Narciso Torrealba narciso_t_29@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: