El invisible anillo de Fabiana Rosales y, ¿Padrino se asustó?

Las lastimosas expresiones del corrompido Bolton en su laxo libro de título: "La habitación donde ocurrió". En que Trump pesando en Venezuela frente a Fabiana Rosales se fijó que era muy joven y sin el anillo de casada con Guaidó lo intranquilizó, ¿y qué es eso? Preguntó y, ninguno de los presentes supo darle una respuesta que, ni siquiera se habían fijado que lo llevara puesto por estar más con la emoción de tumbar a Maduro y, desde ese mismo momento el presidente Trump pensó que, estaba tratando con gente deshonesta que le dejaban una terrible razón de confirmarle que Guaidó era un tipo "débil" y Maduro, era "fuerte".

Y Trump como presidente interesado en acabar con el régimen de Maduro y la paz de Venezuela que, para darse más fuerza de consentimiento que triunfaría en su esfuerzo de llevar a Guaidó al poder que no tenía, le dio por llamar a Guaidó el "Beto O' Rourke de Venezuela, no como el hijo de Venezuela, muy difícil, sino para él era como un tipo de elogio de alguien bien considerado que recibía un nuevo "aliado" de los Estados Unidos.

Y Bolton por eso creía más cerca la caída de Maduro y, como en lo adelante los resultados esperados no se veían que, dejara a Maduro fuera del poder fue que, el mismo Trump comenzó a vilependiarlos sin reparo alguno a todos los que lo rodeaban con la intención de derrocar a Maduro y, a quien más le afectó como culpable de la no derrota de Maduro fue a Bolton, a sabiendas que fue Trump quien tomó la decisión final sobre qué hacer sobre eso que quedó fijo en su mente y hasta le molestó como asesor que, Trump le haya dicho, ese es mi problema y el único que toma las decisiones -no eres tú, sino yo. ¡Asqueroso! Pero lo confiesa sin ninguna cura de vergüenza.

Y, tan sinvergüenza es Bolton como exasesor de Trump que se atrevió a escribir en su libro que, la serie de tuits que soltó al público con el recargo de muy malas intenciones -psicología barata- que era para corromper a Padrino López como ministro de la defensa de Maduro, tratando de perforar su ego de patriota, para que actuara deshonestamente en contra de los cubanos y de los rusos, quienes más bien son pilares de ayuda de Venezuela, lo contrario de los Estados Unidos, que con toda responsabilidad y sentimiento patrio, el mismo Padrino López, lo humilló de frente con toda la moral del momento cuando, le respondió: " Sr. Bolton, le digo que estamos haciendo lo correcto. Hacer lo correcto es respetar la voluntad de la gente". ¡Toma tu tomate indecente! Y el bestia de Bolton no lo entendió y siguió pensando que todos los venezolanos son corruptos como Guaidó y toda la oposición y, como ellos, iban en contra de Maduro, querían y quieren librarse de Maduro como socialista que, ahora Bolton fuera del cuadrilátero de la casa blanca, respira por la herida, tratando de acusar a Trump de lo que ellos en sí no fueron capaces de realizar que, Bolton para levantar su autoestima de su estipendio de exasesor, arruina de forma brutal con su personalidad comprometida de los capítulos de derrotar a Maduro y, para darse aire con un buen oxígeno de respiro de mentiras, se atreve a decir que, él estuvo metido dentro de la mente de Padrino, porque, la Rosales, mujer de Guaidó sin anillo de casada, le dijo, al bandido de Abrams que, a John Bolton por tuíter todo el gobierno le temía de miedo que a la amenaza militar estadounidense . ¿Alentador, verdad? Qué cinismo de creerle a la mujer de Guaidó que buscaba prebendas del gobierno de Trump y fue a esa entrevista bien aleccionada sin cortapisas ninguna.

¿Será que Bolton es bruto? Veamos, lo que él dice sobre la movida del 30 de abril que, esperaban que el TSJ declarara ilegítimo a la ANC. Han de creer en esa jugada que como jugada no cabía en ninguna mente, a no ser, por las mentiras que la oposición le metían al régimen de Trump y, Bolton lo creyó cierto, ¡qué iluso! Y qué bolas las de Bolton.

En ninguna parte que no se ve porque no lo dice. jamás Bolton llega a significar la cantidad de dólares que ellos llegaron o, mandaron a ofrecer a los oficiales y TSJ y personeros del gobierno nacional para tumbar a Maduro. ¿Le dará vergüenza a ese desvergonzado no decir la cantidad? O, se le escapó meterlo en el libro que, importante era saber cuánto era el precio por cada uno.

Una cosa es verdad y, es que, Bolton no está bien de su juicio al pensar que Maduro saldría del poder, y que, la ANC sería declarada ilegal, y que el ejército de Chávez reconocería a Guaidó como presidente interino, la AN sería reconocida como la legítima, y el TSJ seguiría igual. Tremendo disparate tanto de la oposición como de ellos como forajidos de injerencia con esa imposición en puerta que, no la justificaba ni el cielo de san Pedro.

Pero, Trump como el demente que trata de no ser: seguía con sus preocupaciones bien preocupantes con respecto a Guaidó y del anillo de Fabiana Rosales su mujer y toda la trama del golpe, en que el general (¿de pacotilla?) Manuel Cristopher Figuera fue el gran perdedor (¿por bruto o por dólares?) al salir de Venezuela donde no se practica la estigma de la xenofobia por el color de su cuerpo y, al refugiarse como un cobarde en los Estados Unidos en que sí se practica a diario la xenofobia, no debe estar gozando del grado de ser general que, no sabe hacer nada fuera de la milicia y, más de soplón o espía gringo que fue. Allá tiene que fajarse a trabajar como un burro y no sabanero.

Creo que Bolton se enredó con Venezuela, le quedó grande, y ahora está enredado con Trump por su libro lleno de tantas pajuatadas de un insensato irresponsable y sin ecuanimidad que muy poco hay que decir sobre la parte de Venezuela que mejor y ojala a Maduro se le ocurriera escribir un libro que, le dé en la mera madre de cómo es la justicia social y como piensa y es el componente militar existente que, con todo lo que le han hecho sigue cumpliendo con sus obligaciones como comandante en jefe de la RBV que, desde Bolívar hasta Chávez hay un pueblo que se respeta como chavista bolivariano.

La lectura del libro de Bolton, "La habitación donde ocurrió" es un libro que además de tóxico, es humillante y repugnante al sentido común de las personas serias y honestas que, va muy bien con el público de cotilleo y sobre todo con la oposición venezolana como el conjunto de plañideras que no han encontrado el poder Bolton-Trump a su medida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2087 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: