Carratú y sus pajuatadas

Está circulando por las RRSS un audio patético pero que amerita ser rebatido. Se trata de la voz de un sujeto que no se identifica, pero que todos sabemos que se trata de ivan carratú aquel vicealmirante adeco, servil, lleva maletas de carlos andrés pérez que si mal no recuerdo, gritaba despavorido mientras corría con su jefe durante la rebelión del 24 de febrero de 1992.

Lo primero que considero se debe destacar del audio es el profundo racismo y desprecio con el que se expresa de las clases populares: "parranda de monos", "coños de su madre", "ignorantes", "patebolas", que no respetamos la cuarentena por hambre, etc… Estos términos soeces y peyorativos los usa además, pretendiendo endosarle la responsabilidad de los contagios del COVID-19 a quienes no solo hemos acatado disciplinadamente la cuarentena en el marco de la emergencia sanitaria, sino que siguiendo los protocolos sanitarios correspondientes, somos precisamente las clases populares y especialmente los chavistas quienes en su amplia mayoría, estamos luchando contra la pandemia, identificando casos sospechosos, acompañando a los médicos para el despistaje, distribuyendo alimentos casa por casa, vigilando que se cumpla la cuarentena con nuestros milicianos y muchas otras acciones que todos conocemos.

carratú no pierde tiempo para fijar en el audio su posicionamiento en la palestra política. En su mensaje se vale del nombre de una periodista, coqueteando con los seguidores de capriles y distanciándose de guaidó (supongo que para no embarrarse de su casi absoluto rechazo entre opositores); al final, se desmarca de la oposición "tibia" y "balurda" de los "hijos de puta" oposicionistas, pero deja claro que sí está con los extremistas que piden a gritos un dron volando sobre Venezuela (no será para que lance flores) y luego le lanza una a la comunidad creyente espetando "dios es grande y poderoso" para tratar de atraer a la audiencia cristiana que habitualmente usa estas expresiones en sus actos litúrgicos.

Este sujeto se refiere en su audio una inminente invasión a Venezuela por parte del MOSAD Israelí, la CIA, FBI, Interpol y la DEA [y la quinta flota interestelar al mando de capitán Spock con el Enterprise). Para carratú el escenario de las calles despejadas por la cuarentena (se contradice porque antes dice que no se acata) beneficiaría a la estrategia gringa, pues sería más fácil derrotar a las fuerzas militares y policiales nacionales sin "daños colaterales", como si las muertes civiles le han importado alguna vez a los gringos. carratú nuevamente (como todos los apologistas pitiyanquis), se olvida de la unión cívico-militar que cada vez está mejor preparada y que marcha con paso firme y seguro a convertirse en una fuerza imbatible para cualquier fuerza extranjera. No estamos en los 80´ y Venezuela no es Panamá. Si entran a suelo patrio, aquí van a morir a manos de nuestras fuerzas revolucionarias.

Continua el carga maletas de CAP diciendo que el bloqueo está funcionando y que por eso no hay gasolina en Venezuela ni pan para comer. Obviamente este autoexiliado pretende construir una realidad alterna, que por cierto la anhelan tanto los oposicionistas que ya están convencidos de que existe. No sabe carratú que en Venezuela la escasez de alimento dejó de ser un problema crónico gracias a las estrategias y alianzas del gobierno de Nicolás Maduro, que han roto el bloqueo gringo. En cada esquina hay una venta de alimentos, cada vecino se dedica a vender de todo tipo de productos, siendo la especulación y la usura el verdadero problema que causan las mafias de los alimentos, que por cierto son mismos escuakas que se han dedicado a este sector durante décadas y que durante la IV vivieron importando directamente con dólares baratos y ahora viven comprando la comida que importa el Estado y creando una red anárquica de distribución y comercio de alimentos paralela a la red pública de MERCAL, PDVAL, CUSPAL y los CLAP.

Cuando retoma el hilo de la invasión, afirma que es una estrategia de Donald Trump y que el COVID-19 acelera las condiciones para dicha invasión porque, según dice, la pandemia será horrible y Colombia, Brasil, Inglaterra ¿? y Guyana estaría presionando para ello, ya que -según dice- serán víctimas de la pandemia por culpa de Venezuela. Desconoce ivan carratú el reconocimiento a Venezuela por parte de la OMS, sobre el manejo ejemplar de la pandemia por parte de nuestro gobierno, lo que ha logrado desacelerar la velocidad de contagio que veníamos registrando. No dice que hemos estructurado un sistema de protección que involucra a todo el sistema público de salud, a la fuerza armada y las policías de todos los niveles, a los Jefes de Calle y de Comunidad, a los voceros y voceras de los más de 47 mil Consejos Comunales en todo el país. Pretende esconder que el gobierno nacional, dictó medidas para proteger el aparato productivo nacional, especialmente aquellas empresas vinculadas con los sectores alimentación y medicina, protege el bolsillo de los asalariados suspendiendo cualquier cobro por hipoteca, préstamos al consumo, servicios básicos, alquileres de la vivienda principal, etc… y, por otro lado, nos protege de la pandemia poniendo en funcionamiento al menos dos herramientas de última tecnología para el diagnóstico ampliado y personalizado como lo son la página www.patria.org.ve y la APP veQR – Somos Venezuela.

Con las referidas herramientas, ya se tiene un mapeo epidemiológico que incluye casi 15 millones de venezolanos que han respondido los cuestionarios, lo que le otorga al gobierno nacional una enorme fortaleza para dirigir quirúrgicamente el ataque contra el virus, para lo cual se ha apertrechado de medicamentos, kits de despistaje y ha recibido refuerzos de nuestros hermanos cubanos que ya se han desplegado en el territorio patrio. Estamos convencidos de que las acciones tempranas de nuestro gobierno, los hospitales, consultorios, CDI y hoteles que se han acondicionado para atender la contingencia, así como los médicos activos y jubilados, los estudiantes de los últimos 2 años de medicina que han sido llamados a enrolarse en este ejército sanitario, todas esas fuerzas saldrán victoriosas de esta batalla. Que las y los verdaderos héroes y heroínas que están fabricando tapabocas, acompañando a los médicos y distribuyendo alimentos casa por casa, saldremos vencedores, como antes lo hicimos con la batalla alimentaria y luego con la batalla eléctrica.

En su apología criminal, carratú no descuida el potencial de los jóvenes revolucionarios que organizados en la JPSUV y otros movimientos sociales, ya están incorporados a la contienda a favor de la revolución. Por eso, los intenta descalificar diciendo que hay "miles de carajitos de 21 años" con cuentas millonarias en dólares en USA y Europa. Les tienen miedo a los chamos revolucionarios y por eso los atacan de una buena vez, por si acaso triunfa la contrarrevolución, ya estos chamos quedan descalificados para el relevo. No, carratú, ustedes no volverán, la contrarrevolución está condenada a extinguirse en su autoexilio y la juventud patriótica y revolucionaria ya está al frente de la revolución bolivariana y chavista, ocupando puestos de responsabilidad en casi todas los niveles de gobiernos y en todas las instituciones del país. Llegaron tarde, la revolución es irreversible y nuestros chamos ya han tomado el testigo. Estamos seguros que cuando Nicolás Maduro entregue el mando por disposición del pueblo chavista y revolucionario, será a uno de estos muchachos que hoy ya luchan al lado del pueblo, que construyen comunas y consejos comunales, que se organizan para la producción y que al propio tiempo se esfuerzan en dejar nuestro pabellón en alto en competencias deportivas, en escenarios académicos y otros frentes de batalla.

Para finalizar, se refiere el señor este a que con virus o sin virus la invasión es inminente, que es 100% seguro y que cuenten con esa vaina porque la jugada maestra de los gringos fue sacar el tema de Venezuela de la palestra internacional para convertirlo en un asunto que solo incumbe a los tribunales norteamericanos. Olvida carratú que ya todos conocemos las estrategias gringas como las armas químicas de Husein, o la masacre de la Plaza Verde en Libia o las supuestas armas químicas en Siria, también conocemos las patrañas como las que le montaron a Noriega, o los golpes de nueva factura como los de Selaya en Honduras o Lugo en Paraguay…

Hermanos, nada de eso ha funcionado ni funcionará. No lograrán erosionar la imagen de Nicolás Maduro ni los demás líderes de la revolución que va en franco crecimiento, incluso entre las bases no chavistas. Sabemos que arreciarán sus acciones y por eso estamos obligados a sumarnos a la batalla productiva, para no ser rendidos por hambre, estamos obligados a cambiar nuestros "estilos tecnológicos" para no ser golpeados con máquinas, estamos obligados a no bajar la guardia, a no dejarnos confundir con estos mensajes que forman parte de la guerra no convencional que libramos. ¡Estamos obligados a producir, estamos obligados a vencer y venceremos!

Vocero de Planificación de la Comuna Socialista 3000 Sueño de Chávez

Jefe de Comunidad PSUV del Conjunto La Esperanza - Castillejo

Guatire – Estado Bolivariano de Miranda, 27/03/2020



Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter