Impresionantes coincidencias y misterios, ocurrieron el viernes 8, en el Aula Magna de la UCV…

  1. Guaidó lo repitió el viernes 8 de febrero en la UCV: va a pedir desde la AN que fuerzas extranjeras puedan entrar a nuestro territorio "para arreglar esta crisis de una buena vez", y que serán fuerzas básicamente dirigidas por los gringos y conformadas por mercenarios colombianos, peruanos, ecuatorianos, brasileños, argentinos y chilenos. Entrarán por aire, tierra y mar, y costará mucha sangre, según Guaidó, pero que se tratará de "extirpar un mal que ya no tiene otra solución". Washington previamente se lo había manifestado clarito: "Guaidó, mira cómo se ha puesto la cosa, nos han tocado el petróleo, algo muy, pero muy grave… Ahora, para nosotros ayudarnos mutuamente necesitamos una gran conflagración interna que obligue internacionalmente a la inevitable intervención y así salvar tanto tus intereses como los nuestros. Tú y tu familia estarán a salvo…". Hasta ahora esta "mecha lenta" no ha dado resultados, y se hace imprescindible para la Casa Blanca entrar a saco para "arreglar esto", como les dijo Guaidó a sus seguidores en el Aula Magna.
  2. Hace unos 65 años, en 1954, en el Aula Magna de la UCV se planificó uno de los mayores actos homicidas de Centroamérica: LA INVASIÓN A GUATEMALA. Ayer viernes, 8 de febrero, en el Aula Magna se estuvo propiciando un plan de similares caracteristas, esta vez contra nuestra propia patria. Para aquél entonces, los mayores mafiosos y criminales de la diplomacia gringa, los hermanos Dulles (Allan y Foster) arreglaron docenas de abultadas carpetas para la Conferencia interamericana que se realizó en la UCV que incluían un punto cardinal: «La intervención del comunismo internacional en las repúblicas americanas», en el que se solicitaba la proscripción de todos los partidos comunistas de América Latina, y la firma de un pacto de solidaridad en caso de que se produjera una agresión comunista contra cualquier país del hemisferio (todos los cuales fueron aprobados).
  3. El presidente Jacobo Árbenz para nada tenía de comunista, sino que tímidamente quiso hacer algo necesario y justo para su tierra: Hace exactamente 65 años, en febrero de 1954, cuando Árbenz decide expropiar una tierras de la UFCO (United Fruit Company) a lo largo de la línea de un ferrocarril. De acuerdo al decreto 900 se les indemnizaba de acuerdo con el precio declarado ante el gobierno, pero los gringos solicitaban lo que jamás hubiera podido pagar Arbenz, unos 15 millones de dólares. El 20 de abril, John E. Peurifoy, el embajador de Estados Unidos en Guatemala, viaja a Washington para recibir las últimas instrucciones de D. Eisenhower. En mayo, Arbenz rechaza el pago que exige Washington, al que llama injusto, bárbaro y monstruoso. El 19 de junio, sin ambages Arbenz declara que «son los anticomunistas de la calaña de Castillo Armas [...] y otros avorazados servidores de las empresas extranjeras los que tratan de asaltar el poder», una verdad demasiado grave para la cabeza de un bruto como Eisenhower, quien decide desatar toda una guerra sicológica y de horror contra Arbenz, quien el 27 de junio se ve obligado a renunciar con la intención de detener la agresión. «Es preferible mi renuncia —dijo—, a veinte años de tiranía fascista y sangrienta bajo el poder de las bandas que ha traído Castillo Armas».
  4. Fue lo mismo; o peor, pues se equivocó, resultaron ser 65 años de terror fascista. No cabe pues, la menor duda, que cuando mister John Foster Dulles, secretario de Estado, asiste en marzo de 1954 en Caracas, a la X Conferencia de los Estados Americanos, trae todo un arsenal de documentos muy bien aderezados por Rómulo Betancourt para detener «la amenaza comunista que se está gestando en Guatemala». En esta conferencia se comprobó «cómo el omnipotente Gobierno de los Estados Unidos puede conseguir del Panamericanismo un mandato que le autorice a intervenir en un pequeño Estado americano y destruirlo, en beneficio de un extorsionador trust extranjero, el noble empeño de superación económica, política, social y cultural en nuestro medio». Exactamente lo que se quiere hacer con Venezuela. Según el «manual de los delegados», la X Conferencia debía tratar asuntos jurídicos-políticos, económicos, sociales, culturales y de organización y financiamiento, los sempiternos temas del Panamericanismo, que den lugar a tediosos debates y sirven para aumentar el caudal de resoluciones y recomendaciones, de las cuales solamente se cumplen aquellas que sirven a los intereses sojuzgadores de los Estados Unidos; pero la X Conferencia no pasó a la historia por lo que rutinariamente resolvió o dejó de resolver sobre sus anquilosados temas, sino por aquello que decidió sobre un punto impuesto de manera arrogante por Mr. John Foster Dulles.
  5. El secretario de Estado norteamericano Mr. John Foster Dulles obligó a la Conferencia a discutir, como punto primero y principal, un proyecto de resolución de su propia factura: «Intervención del comunismo internacional en la repúblicas americanas». En la discusión de ese funesto y bochornoso atropello de Mr. Dulles, pudo oírse, por primera vez en el recinto del Panamericanismo, la voz de los protagonistas del Congreso de Panamá, materializada en el representante del pueblo guatemalteco: Guillermo Toriello. Para Betancourt era imprescindible que Guatemala recibiera una severa lección en la X Conferencia realizada en la UCV, aún cuando él pregonase por el continente que debían abstenerse de asistir los países democráticos. Para esta campaña se movilizó por todo el sur con todos los gastos pagados por el Departamento de Estado gringo. Le inquietaban las innumerables exigencias populares en Centro y Sur América, y si Guatemala ardía y se despertaba cierta conciencia por la lucha social en el continente, él no podría volver a su país y dirigirlo teniendo como soporte de sus actividades a los Estados Unidos, aunque fuese secretamente.
  6. Los títeres manejados por el Tío Sam, desde esa mampara llamada Panamericanismo, desempeñaron un papel realmente repugnante. Ya para esa época de la X Conferencia, la intervención de Guatemala estaba lista, y Allen Dulles sólo iba a darse un paseo por Caracas para decirles a los asistentes, señores aprueben nuestro negocio, y el que vacile que ponga sus barbas en remojo. La campaña mediática contra Guatemala era intensísima en el continente, además de feroz y tergiversadora del proceso de transformación que allí se llevaba a cabo. La prensa publicaba cuanta bazofia le ordenaba la CIA, y un papel de primer orden jugaba en esta guerra de desinformación el «Congreso por la Libertad Cultural» dirigido por el agente encubierto José Figueres (una especie de Óscar Arias), financiado por la Rockefeller Fundation (del que era presidente John Foster Dulles, y que entre sus fundadores se encontraba también don Salvador de Madariaga, tío-abuelo de Javier Solana, ex presidente de la OTAN). El Departamento de Estado estaba totalmente controlado por una poderosa mafia al servicio del imperio bananero: secretario de Estado, Foster Dulles; subsecretario de Asuntos Latinoamericanos, John Moor Cabot; y el embajador en las Naciones Unidas, Henry Cabot Lodge. Los Cabot y los Dulles eran los magnates más poderosos de Boston y de los sectores más reaccionarios del Partido Republicano, con influencia ilimitada en el FBI y en la Central Intelligence Service.
  7. ¿Podía Betancourt, por todo lo que luego se verá, estar ajeno a cuanto se maquinaba contra Arbenz, que había sido enteramente orquestado con los dictadores Trujillo, Somoza y Gálvez? Imposible. Betancourt, solo, habría hecho un trabajo mil veces superior a favor de Dulles, que esos tres canallas dictadores, manejándolo todo desde una fuerza multilateral dirigida desde la OEA, porque ya el ablandamiento mediático anticomunista se había cumplido en un ciento por ciento. Faltaban apenas las negociaciones diplomáticas ante las cancillerías de América y en las consultas interamericanas. No olvidemos todo lo que Rómulo Betancourt le pidió al mafioso sindicalero de Serafino Romualdi para que hiciera contacto con Henry Cabot Lodge y sabotear, como se hizo, la X Conferencia. El doble juego de Betancourt en este caso respondía a intereses muy complejos que también tenían que ver con el negocio de la venta de armas, tal cual como en su momento lo llegaron a hacer los grupos que desde Miami luchaban contra Fidel Castro. La invasión a Guatemala resultó otro excelente negocio para la industria armamentística del imperio gringo.
  8. Guaidó no es militar pero quiere la guerra para poder ejercer a gusto su presidencia al estilo de Obama, y retirarse luego con todos sus galardones a vivir en Miami, luego de recibir, sin duda (ya se está gestionando) el Premio Nobel de la PAZ. Una comisión del PP que vino de España le habló de Millán Astray, el militar colonialista al que la faltaba el brazo izquierdo, que era cojo, manco y tuerto, y quien fundó la Legión Española en 1920. Millán Astray para "arreglar el problema español" propugno la guerra entre sus hermanos. Un día entró Millán como una bestia a la Universidad de Salamanca donde don Miguel de Unamuno era rector y le insultó con improperios prepotentes, a lo que el sabio rector le respondió: "… Estáis profanando este sagrado recinto. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho."
  9. El caso hoy de Venezuela es único, tanto por la situación geopolítica, económica e histórica que nos precede, como por la condición moral y humana del presidente que tenemos. Y esto también le fue dicho a Guaidó por expertos en Washington. Cualquier presidente del mundo que al que le hubiesen aplicado un 0,000001% de la dosis del potro de tortura sobre el cual han montado a Nicolás Maduro, en pocos segundos lo hubiesen hecho añicos. "Usted se parece a Obama –le dijeron los expertos de esta guerra a Guaidó- y está hecho para un escenario muy cómodo, sereno y apacible…". Ciertamente, cualquier otro mandatario, en el lugar del presidente Maduro lo habrían descuartizado, descalabrado, enloquecido, aturdido, acorralado en cuestión de segundos… Como el culillo es harto libre, por esta razón, a casi todos los que toman el poder en el mundo, lo primero que hacen es ponerse en cuatro manos, y envían mensajes de sumisión y postración ante los SÚPER-DOTADOS MARINERS DEL GRAN MONARCA UNIVERSAL... Imagínense por un segundo a algún gobierno de la Cuarta República que en algo se hubiese, mínimamente, opuesto a una decisión gringa: lo habrían pulverizado en el acto. Por esta razón vemos las contorsiones y genuflexiones ante el GRAN KAN KAN, de los gobiernos de Colombia, Argentina, Ecuador, Brasil, Perú, Chile…
  10. Guerra económica mundial, destrucción por parte de los gringos de todo el eje geopolítico para inducir a una desintegración de la patria (Colombia, Brasil y Guayana,…), feroces atentados y sabotajes, chantajes a altos funcionarios ligados al gobierno, traiciones al por mayor, bloqueo brutal, guerra mediática mundial, y ahí… él, el Presidente Nicolás Maduro, ahí entero, firme, incólume, determinado llevar adelante el timón que le dejara el Comandante Chávez en medio de la TORMENTA… y en ese mismo ritmo, la oposición a punto de estallar en mil pedazos..
  11. En esta guerra contra Venezuela, las bajas se cuantifican por cientos cada día. De modo que muchos vamos por las calles abaleados (sin cuento), y sin chalecos que valga, porque los gringos son geniales en infligirle sutiles catástrofes a los pueblos para que éstos se vayan muriendo a crédito (al tiempo que esos mismos asesinos se dedican a pedir ayuda humanitaria para matarnos mejor). Está demostrado en más de un siglo de catástrofes mundiales que gringo nunca ayuda a nadie, que todo su poderío económico siempre está y estará comprometido sólo para hacer desarrollar su pavorosa industria armamentística. Punto.
  12. Cuando los gringos aplican sus formulas demoledoramente destructivas, cientos de miles de medios poderosos saldrán a decir que es culpa del socialismo (que para ellos es una "MIERDA"). Una vez copiado lo que propalan los medios, hordas de imbéciles saldrán con gozo a difundirlo por las redes y a sentirse en estado de orgiástica ebriedad por cuanto se sienten apoyados por Batman, Supermán, Robocop,… y el Capitán América... ¡BINGO!
  13. Ahora aparecen nenas en los medios de comunicación que desean que los gringas las invada y les engendren gringuitos "catiritos y bellos". Para estos PASITROTES TRISTES, que siguen las directrices y los modelos gringos, Hillary Clinton era estupenda; tan bella como su marido, tan simpática como Obama. Ahora se enloquecen igualmente por el monstruo Donald Trump. "Congratulaciones". Alguien me consigue una fotografía en la que vemos a la Hillary mostrando un comic en el que Superman trata de ayudar a unos niños de Kosovo para que no tropiecen con minas terrestres. La realidad fue que cientos de niños de Kosovo murieron por los bombardeos de la OTAN dirigidos por los violadores catires gringos. Hoy PASITROTES TRISTES de la oposición disfrazan a sus hijos de Capitán América y piden que por favor los… y las violen. Quién podría entender a esta gente, Dios mío…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3370 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a275681.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO