Binóculo Nº 338

Artillería pesada

Si lo que ocurrió en Venezuela, que un mequetrefe se juramenta Presidente de la República, hubiera ocurrido en Estados Unidos o cualquier país de Europa, ese juramentado, con toda seguridad, estaría preso. Claro, en este caso, la salsa del pavo no es bueno para la pava. Y a todas luces queda claro que el Big Brother está desesperadamente interesado en salir de Maduro y del chavismo, como si acabar como una cultura política de 20 años, enraizada en un importante sector del país, pudiera hacerse de la noche a la mañana.

Y luego de todos los intentos fallidos, el imperio decide enviar la artillería pesada. Elliot Abrams, una de las mentes más maquiavélicas del imperio, artífice de las guerras contra Nicaragua y El Salvador, quien luego del reciente fracasó yanqui en el encuentro del Consejo de Seguridad de la ONU para que le autorizaran actuar contra Venezuela, intentará recomponer el desastre del torpe gobierno de Trump. Abrams ansia aplicar la doctrina Rumsfeld-Cebrowski, según la cual, deben destruirse las estructuras estatales de los países de la región. Eso qué significa, acabar con la identidad de un país como nación. Y los estólidos opositores creen que esa no es una política global del Big Brother: la desintegración de las naciones.

Al parecer, un vasto sector de la oposición, entendió que sus líderes nuevamente se fueron por un barranco y que ese acto de juramentación no tenía ningún soporte legal, sino que estaban tirando una pancada de ahogado, a ver si la pegaban. Ignoran que el problema del gobierno, no es Guaidó, sino detener la violencia que podría desatarse, alimentada por el imperio y de la que todos seremos víctimas. El baño de sangre sería peor que los vistos en el mundo. La semana pasada, en un barrio de Valencia, fue cosido a puñaladas un vecino que, a decir de ellos mismos era una buena persona, pero era chavista. Había cometido ese delito. Y tarde entendería la oposición que, para el Big Brother, lo único importante son sus intereses.

Afortunadamente no son muy innovadores los gringos en sus planes, y rápidamente se descubren. Es el mismo plan aplicado en Libia, donde primero crearon una oposición en el exilio que nunca existió llamada Consejo Nacional de Transición (CNT); y en paralelo aparecieron los ejércitos de mercenarios, como el Ejercito de Liberación Nacional, donde lo que menos había eran libios, pero sí turcos, marroquíes, jordanos y hasta colombianos, armados y financiados por Estados Unidos y Europa con los 200 mil millones de dólares que había depositado Kadafi en las arcas de la banca europea. Hoy Libia es precisamente la consecuencia de esa doctrina: un país que no es país.

En Siria pretendieron hacer lo mismo, aunque salieron con las tablas en la cabeza. Ha sido muy alto el costo de Estados Unidos allí sin resultados. Allí hubo, y casi no quedan, distintos grupos armados, todos financiados y armados por Estados Unidos y Europa. En esa nación tuvieron a su Juan Guaidó (reconocido por la OEA), Burham Galioun, reconocido por la Liga Árabe, un oscuro personaje vinculado a la CIA y colaborador directo de la NED gringa. Afortunadamente el pueblo sirio y su líder, Bashar al Assad, han resistido estoicamente, pero vea el lector el altísimo costo: cientos de miles de muertos y un país convertido en ruinas. Incluso, allí se han perdido tesoros culturales milenarios que pertenecen a la humanidad. ¿Le importó eso a Estados Unidos? Cuanto tiempo tardarán los sirios para recuperar su patria, cuánto para sanar las heridas, las del alma, las que casi nunca se curan. Cuántos padres llorando a sus hijos muertos. Cuántos hijos llorando a sus padres muertos. Estados Unidos necesitaba apropiarse de Siria por dos razones fundamentales: su petróleo; y su ubicación estratégica en el norte de África a patica de mingo del Canal de Suez que comunica el Mar Rojo con el Mediterráneo (la piscina como yo le llamo) Y como agregado, es en Siria donde se encuentra la mayor base militar rusa fuera de su territorio. Siria es la comunicación de Europa con África. Eso ha costado esa cantidad de vidas del pueblo de esa nación. El heroico pueblo sirio, diría yo.

Y en Siria hay mucho menos que buscar que en Venezuela, que sin duda sigue formando parte del patio trasero de Estados Unidos. Las comparaciones son incorrectas, pero vea usted querido lector una analogía entre ambas naciones. Canal de Panamá y pronto el de Nicaragua, es decir, la comunicación del Atlántico con el Pacífico. Mar Caribe, frente a todos sus vecinos con los que hay excelentes relaciones, establecidas por Chávez, y unas entrañas llenas de: petróleo, gas, hierro, bauxita, coltán, oro, torio, uranio, madera, agua dulce. Es un país demasiado apetecible.

A menos que no haya ocurrido lo que me dicen, en torno a un supuesto pacto Estados Unidos-Rusia, en cuanto a que uno abandonaría Siria y el otro permitiría el ataque a Venezuela, no creo que haya ninguna invasión. Claro que el Big Brother tiene con qué, pero creo que sabe que el costo sería alto, sin garantizar los resultados. Hasta podría intentar con una fuerza multinacional encabezada por Brasil. Qué hará entonces. Ya autonombró a un gafo como Presidente, ahora viene la asfixia general con los alimentos y las medicinas, más el intento de creación de un Ejercito de Salvación que vendrá a "rescatar" la patria de las garras de los malos. Y algo aún peor, la apropiación, en la práctica, total de las cuentas del Estado en la banca internacional.

Es decir, Estados Unidos hará lo mismo que ha hecho en otras oportunidades, pagará mercenarios, estimulará el enfrentamiento entre venezolanos, impulsará un baño de sangre, bloqueo financiero, y luego, finalmente, al igual que Libia, Irak, México, Afganistán, Sudan, Panamá y pare de contar, será el ganador, con la imposición de la doctrina Rumsfeld-Cebrowski: la desintegración del país.

Esa decisión autárquica, imperial, soberbia, despectiva del Big Brother, de ordenar -esta vez con voz a los cuatro vientos- que sea Guaidó el presidente, lo que hizo fue radicalizar el chavismo que estaba descontento con el gobierno. Lo hemos dicho una y otra vez, que el gobierno viene cometiendo una cagada tras otra, no solo en materia económica, sino que no ha habido un combate real a la corrupción y a la ineficiencia, que sigue siendo la pata floja del gobierno. Pero se me hincha el patriota, y ni de vaina permitiré que estos hdp pongan su cochina bota sobre mi tierra amada.

Y curiosamente, las mayores protestas de esta coyuntura, no de desataron en territorio de la clase media, sino en las comunidades. Parias tarifados impulsan el descontento de la gente. También irónicamente el sector de la sociedad que ha recibido los mayores beneficios de las políticas del gobierno desde Hugo Chávez. Pero un enemigo está alimentando ese descontento.

Necesito estar equivocado, pero se avecina el baño de sangre del que vengo hablando hace tiempo. Eso dice mi análisis. Está a prueba la capacidad estratégica del gobierno y las jugadas diplomáticas de Maduro. Será lo único que garantizará la derrota de la doctrina Rumsfeld-Cebrowski.

Caminito de hormigas…

Alguien debería explicar porqué Leocenis García tiene esa campaña sostenida por cable, si es uno de los alimentadores de la violencia en el país. Y vuelvo a preguntar, de dónde saca tanto dinero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 738 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Rodríguez Olmos

Rafael Rodríguez Olmos

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a275012.htmlCd0NV CAC = Y co = US