Candidato Rauseo, no erice

No tire la toalla en las primeras de cambio. Escuche, si es que acaso antes de circular este artículo de opinión, usted no ha cometido el desaguisado de retirar su candidatura, para poner a la orden de Rosales ese 9 por ciento con proyecciones a crecer, que serán sus sufragantes, cifra que sus “amigos” de los medios le silencian. Medítelo en positivo. No le eche esa vainilla a su gente; no eche en saco roto la esperanza de sus paisanos orientales, particularmente a los musipaneros. Pues sería como una bofetada, lo que suponemos no es el estilo de quien, como hombre originario de Musipán, sabe que quien le pega a su familia, se arruina; y hasta el sol se le esconde para que deambule en la oscuridad.

No es todo. Usted mismo se infligiría un autogol en la malla de su responsabilidad, frente a los ojos y el raciocinio de ese 9% de venezolanos que, hasta ahora, están dispuestos a sufragar por usted; quienes, en el futuro, ni siquiera sonreirán con sus charadas jocosas.

Fue público y notorio el esguince de uno de los más importantes directivos de su PIEDRA quien, al parecer, se fue de bruces al decir que se irían de su puesto de combate con armas y bagajes, para adherirse al tambaleante Rosales. Lo que, jerárquicamente, fue desmentido. Pero quedó en el ambiente político como algo difuso y en la orilla del barranco, cuando usted mismo declaró que “eso” está en estudio. Ni que sus adeptos, que lo son de un porcentaje no despreciable, se prestaran para el canje. Por supuesto que esa, quizás, no es su intención. Eso sería como apostar a un perdedor, al pretender sumar ese 9 por ciento, con posibilidades de crecer, a un estanco como ese 20% que sigue a Rosales en sus “avalanchas” transitables y transitorias.

No le extrañe, si es que comete el desaguisado de dejarse influenciar por los cantos de “ballenas” de los rosaleros, que el trapisondero que es Rosales lo deje sin santo y sin diezmo, al renunciar a esa candidatura para sumarse al plan B de Rafael Poleo y su hija Patricia, en combinación con Ledezma, el tal Oscar Pérez y Alvarez Paz, enconchadores del diabólico González González y otros de igual calaña.

No crea amigo “guacharo”, que nosotros no estamos conscientes de que sus seguidores no se van a prestar para una jugada de ese tamaño. Sobre todo con la inestabilidad de un personaje como Rosales. Tampoco estamos convencidos de que usted sea el único candidato que no se haya percatado de la punta de lanza que significa Manuel Rosales como candidato. Que el hasta ahora gobernador del Zulia, hace campaña con la sola y premeditada mala intención de crear una cortina de humo para cubrir la retirada, con el aspaviento del pájaro de mal agüero contra los comicios, el CNE y los resultados del 3 de diciembre, que ellos saben perdidos por paliza.

Entonces señor Rausseo, no hay que extrañar tampoco que, en el corto período de 5 días inmediatos antes del 3D, Rosales pegue el grito de la estampida hacia el corral de lidia golpista. Un indicio más que no es de nuestro humilde análisis. Léase parte de lo que escribió en Últimas Noticias del domingo 5-11.2006 Mariadela Linares, mujer inteligente y bien informada, quien titula: “La Renuncia de Rosales” y describe: “todavía no tiene fecha pero es segura…sólo suma los votos radicales del antichavismo puro, porque ni su imagen ni su discurso son capaces de atraer ni un solo simpatizante. Quienes votarían por él lo harían sólo porque no les queda más remedio…”

No me diga, paisano Rausseo, que a sus seguidores no les queda más remedio. Pues, si nos lo dice, ese 9% que hoy es suyo, además de no aprobar esa mala jugada lo dejarán a usted sin alero. A la intemperie y sin la chiva y el mecate. Ni siquiera sonreirían ante sus jocosidades.

Luego entonces, ¿con qué cara volvería usted a su terruño si, tal como fue, usted salió de Musipán, alegre y sonreído; con un bagaje unipersonal de sano humorismo para hacer reir?. Revise su realidad, usted es un hombre joven. No tan complicado con las triquiñuelas de la vieja política. No se ponga usted también a creer en pájaros preñados que canten como canarios. Mucho menos a criar cuervos para que le saquen los ojos. Dése su puesto.

Otra de última hora: ojo con Rafael Poleo, Ministro Chacón. Su hija Patricia y Carlos Ortega, los dos fugitivos, pueden ser el puente para una reconciliación de Poleo con Carlos Andrés Pérez. ¿Y Carmona?. Ahí mismito en la frontera con el Zulia.

*pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2524 veces.



Pedro Mendez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor