Candidato Manuel Rosales (prócer de la dependencia imperialista)

“Las misiones son un rotundo fracaso… Pero no las vamos a quitar porque benefician a mucha gente”

Cada vez que VTV transmite desde una inauguración nos sentimos más orgullosos de ser parte de la historia, de esta nueva historia que es soberana y revolucionaria a la vez. ¿cuándo sin revolución tendría el pueblo lo que hoy?. La autopista Barquisimeto Acarigua, la circunvalación norte, la cantidad de centros diagnósticos, consultorios populares, salas de rehabilitación, nuevos oncológicos, el tren por toda Venezuela, el metro de Caracas cuya expansión ha sido inédita, el metro de Maracaibo, el metro de Valencia, los núcleos de desarrollo endógeno, la libertad ante el flagelo del analfabetismo, dos grandes y nuevas universidades como la Bolivariana y la UNEFA, la misión para los bachilleres, la misión para los reservistas, para los niños de la calle, las escuelas bolivarianas con sus comedores, los mercales, las nuevas comisarías, los medios comunitarios, las cooperativas, los convenios internacionales que hoy si dejan sentir su efecto al pueblo… Porque vamos a estar claros que anteriormente se hacían convenios internacionales de puro protocolo, sin embargo, hoy cualquier venezolano puede acceder a ir a Cuba, Bolivia, Argentina, Chile o Brasil para intercambiar diferentes tipos de servicio sean médicos, comerciales o institucionales.

Sin embargo, la oposición sigue dándose contra las paredes. Las ideas que nacen son definitivamente indignas de una comparación racional. Amigo lector es que estamos en presencia de una propuesta rival de muy baja estofa. Si usted coloca en contexto un discurso del presidente con sus propuestas en una asamblea donde existe nivel intelectual podrá darse cuenta que la discuten, que es debatida, que es analizada como otra de tantas ideas científicamente argumentadas y que podría constituirse en paradigma para el uso de otras naciones con similares problemas socio económicos. Sin embargo, piense usted la propuesta oposicionista, que finalmente la expone sesudamente el candidato Rosales: una tarjeta de débito. ¿usted se atrevería a plantearla frente una comunidad internacional como una solución de progreso y evolución socio política de un pueblo específico?. Yo particularmente no tendría la capacidad para soportar ese nivel de ridículo y muy seguramente quien lo haga quede muy estigmatizado de por vida.

El señor no habla de otra cosa que la fulana tarjeta. Bueno, realmente podemos afirmar a estas alturas que no fue beneficiado con el don de la elocuencia.

Una tarjeta, esa es la alternativa de cambio que platea el triste Rosales. Mientras el presidente se esmera por atacar los problemas que nos afectan en su conjunto, como un estadista genuino debe hacerlo.

Necesitamos una oposición digna pero ya. La que actualmente intenta competir políticamente con la revolución no posee las credenciales suficientes para entrar a un debate ideológico, científico. Eso es parte también del proceso de dignificación, ese de dignificar la oposición. El pueblo tendrá que decidir al respecto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2643 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor