Los milagros aún existen: aleluya

Vivimos en una era de incredulidad, en que la maldad impera y la miseria humana se expresa en términos infernales, pero lo ocurrido en la edición estelar de ayer en CNN, hace pensar que Dios toca las almas más enfermas e iracundas después de todo. La cobertura periodística hecha por el canal de Atlanta, propiedad de Ted Turner, el pasado lunes, hizo lo impensable, abordó un mismo hecho noticioso: la marcha del chavismo en honor al revolucionario Fabricio Ojeda y a la culminación de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958, así como la caminata de los escuálidos quienes querían entregar una comunicación al CNE; en esta ocasión la jornada no fue cubierta por Jormary Hernández, corresponsal de CNN en Caracas, sino por un “periodista” que por sus gestos entendió las dos caras de la realidad.

El profesional del periodismo, le damos el beneficio de la duda, entrevistó a tres marchistas de lado y lado, comenzó por los oposicionistas, entre estos dos hombres y una mujer, uno de los “caballeritos”, como diría la exgobernadora Antonia Muñoz, aseguró que “Maduro es un dictador y en Venezuela no hay derechos constitucionales, pienso que el diálogo era una manera de superar la crisis política, pero cómo se habla con un dictador”, el otro entrevistado manifestó, que marchaba porque: “le exijo al Consejo Nacional Electoral que realice unas elecciones generales, no aguantamos esta crisis que a las que nos ha llevado el chavismo” y la señora con aspecto azaroso, debido a la pepa de sol, aseguró entre otras cosas que “el régimen está haciendo pasar hambre a millones de venezolanos”; algo que me pareció extraño fue que el periodista no caminó en esa marcha, no sé si por pena ajena, o porque las respuestas ofrecidas no reflejaban lo que los interlocutores querían hacer saber o por la inclemencia del astro rey.

Cuando el comunicador social se trasladó a la marcha roja rojita, notó alegría en las respuestas de los camaradas, en este caso entrevistó a dos mujeres y a un hombre, la primera señora dijo con un sonrisa que no que la cabía en el rostro ironizó: “acompaño al dictador Nicolás Maduro y a su gobierno porque es malo, muy malo me dio una casa, nevera y estudios, qué te parece”, la segunda persona abordada contestó, que él si es un enchufado, “enchufo la canaimita de mi hija que a su vez se enchufa con el satelite Simón Bolívar y el Miranda y estoy orgulloso de se chavista y revolucionario, finalmente la otra entrevistada aseguró a raja tabla: “apoyo totalmente a Nicolás Maduro”. El contrario el corresponsal este caso sí caminó en la marcha bolivariana, pero sin el cubo que identifica al micrófono de CNN, asumo que cuando estaban editando, si en verdad es un periodista a carta cabal, habrá entendido que no tenemos dictadura, que Nicolás no es ningún dictador, que hay libertinaje de expresión y lo mejor de todo, haciendo yo un ejercicio de reflexión, que como Donald Trump está enfrentando a CNN y a sus medios de difusión sus aliados, es mejor hacer periodismo en Venezuela y no en los United State, dada cuenta que allá no hay ni una ápice de libertad de expresión o de información.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1214 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a240490.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO