La crucifixión de Timoteo

Como ya sabemos, Timoteo Zambrano, Diputado al Parlasur y Coordinador Internacional de la MUD, lo suspendieron de este último cargo por no representar las ideas de la oposición venezolana en el conflicto que "está vivito y coleando" en Mercosur. En un comunicado personal, este dirigente de la oposición señala las razones que tiene para criticar la decisión de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay (los socios originarios de la organización) de no reconocer la Presidencia pro tempore del país y amenazarnos con expulsarnos de manera definitiva en diciembre de este mismo año.

El muy "democrático" canciller de Brasil, José Serrá, lo dijo con claridad: "Si hasta el día 2 de diciembre Venezuela no cumple con los compromisos que asumió en el inicio de su ingreso, ella será suspendida del Mercosur… La Declaración conjunta relativa al funcionamiento del Mercosur y al Protocolo de Adhesión de Venezuela, firmada por los cuatro ministros de Exteriores, establece que la presidencia del Mercosur en el actual semestre no será transmitida a Venezuela, sino que será ejercida mediante la coordinación entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay".

Esta agresión contra Venezuela tuvo dos momentos diferentes. Primero, la troika inicial indicó que en Venezuela no se respetaban los derechos humanos y el gobierno actual no tiene suficiente calidad democrática necesaria para estar en el grupo. Al parecer a Uruguay le parecía muy débil esta argumentación porque precisamente los gobiernos de Brasil y Paraguay no tienen precisamente un gran pedigrí en este ámbito, recordemos que proceden de la nueva modalidad del gorilismo del siglo XXI: golpes de estado parlamentarios, es decir, una mayoría derechista en los parlamentos sustituye a un Presidente/a mediante estrambóticos juicios políticos apresurados. Dilma Rousseff y Fernando Lugo fueron víctimas de esta nueva modalidad.

En un segundo momento, para amarrar a Uruguay decidieron desempolvar los compromisos del país en materia aduanal y de otra índole, encontraron que la Asamblea Nacional (enemiga jurada de Maduro) debía aprobar estos acuerdos y le pasaron la papa caliente a ellos. Claro, ya tienen en la bolsa un muerto: la Presidencia de Mercosur no es de Venezuela, está suspendida y ahora es colegiada.

En este contexto muy grave para el país y la integración regional se producen las declaraciones del Diputado Timoteo Zambrano. "Mis declaraciones solo se han circunscrito a la problemática migratoria y lo que representaría la suspensión de Venezuela por el incumplimiento del gobierno venezolano para los cientos de miles de venezolanos que buscan libertad y un futuro mejor y quedarían en indefensión". Nuestro diputado piensa que la agresión no es contra Maduro –al que no defiende ni apoya—, es perjudicial al país, en este caso a los ciudadanos que ya están en las naciones de Mercosur y que gozan de algunas condiciones especiales. Pero seguramente también pensó en los empresarios que ya no tienen a este mercado regional para colocar sus productos en un momento en que la exportación de bienes es la tabla de salvación.

Pero la MUD no ve nada de eso, apuesta, como siempre, a su objetivo del día. "En relación al tema de MERCOSUR ratificamos nuestro agradecimiento ante la solidaridad de los países fundadores de ese bloque comercial con la lucha del pueblo venezolano por la democracia y la libertad. Al exigir MERCOSUR al gobierno de Venezuela que se ponga a derecho para poder formalizar su adhesión a esa alianza comercial lo obliga a entenderse con la Asamblea Nacional venezolana…". Si leyeron bien, apoyan a Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay en su agresión contra los venezolanos. No tengan dudas al respecto. Para mí este acto de la MUD es inconcebible en políticos que tengan un "tantico" de respeto por su país y sus ciudadanos, pero ese no es nuestro caso, lamentablemente.

La retahíla contra Zambrano no ha cesado desde que hizo pública su posición, adicionalmente a su defenestración como Coordinador de la MUD, ha recibido amenazas de muerte que lo obligan a ir a la Fiscalía a realizar la denuncia del caso.

En Venezuela, creo yo, la política luce extraviada y sin rumbo, me refiero a dos sectores que artificialmente polarizan al país. A nuestro estimado Diputado ya le salió cara su posición en defensa de los venezolanos que están en las naciones que forman Mercosur. Cometió el delito de pensar con cierto nivel político, de ver un poco más de su nariz y el castigo que está recibiendo es una suerte de crucifixión política.

Me pregunto como venezolano, ¿esos son los políticos que van a corregir los entuertos del chavismo oficialista de Maduro y su cofradía militar? Por sus obras los conoceréis, dice la Biblia. Tengo muchas dudas al respecto y el presentimiento de un retorno a la vieja manera retorcida de hacer política que colapsó y creó las condiciones para el ascenso de Chávez. Sustituir un fracaso por otro. Ojalá me equivoque, por bien de todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1424 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor