Gobierno parlamentario y golpe

En Venezuela, por la vía de los hechos y sin derecho alguno, los fascistas que conforman la mayoría en la Asamblea Nacional (AN), pretenden imponer como expresión del golpe de Estado continuado, un gobierno parlamentario, llevándose por delante todo lo que se atraviese y legislando en función de la restauración de la IV República.

En todos los países y colonias imperiales en donde hay monarcas parasitando a dichos pueblos, han dado en llamarse “gobierno parlamentario”, cuando lo que esconden y edulcoran es el gobierno de reyes y súbditos, con poses democráticas para garantizar el reacomodo de la explotación capitalista en beneficio de los parásitos que alimenta el capitalismo a costa de la mayoría, los trabajadores condenados a ser más pobres y esclavos.

Es, precísamente, lo que están imponiendo en Venezuela, como una vía más para alcanzar la restauración de la IV República, lo que implica “La Salida III” de Nicolás Maduro, con estos tres pilares fundamentales:

1. La guerra económica, en la que los ricos se han hecho hiperpluscuammillonarios y los pobres más pobres, además de la llamada clase media que se hace más villana, con las largas colas en donde se cocina el odio contra Nicolás Maduro y el chavismo, cuyas consecuencias se hicieron sentir en diciembre del 2015 y hoy estamos padeciendo, lo que apunta a una mortandad de venezolanos que ya empezó con el asesinato selectivo de chavistas, a pesar de todas las medidas y paliativos que ha hecho el gobierno nacional para proteger el salario social de los trabajadores y sus hogares, gracias a la incapacidad de enfrentar y liquidar la hiperinflación desatada con el Dólar Today, el desabastecimiento programado, la escasez deliberada, el bachaqueo y trasiego, porque, a todas luces se percibe el gran esfuerzo sobrehumano y quijotesco de Nicolás Maduro, mientras que un gran número de funcionarios juegan a la restauración la IV República y, desgraciadamente, la guerra económica que es propia de las miserias capitalistas, erráticamente han pretendido enfrentarla con las reglas formales del capitalismo, lo que en la práctica significa la capitulación frente a la burguesía y sus lacayos, pero con bulla de confrontación, es decir, bloofeando y traicionando al Presidente Maduro y, por ende, al legado del Comandante Hugo Chávez, es decir, traicionando al Pueblo.

2. Las universidades todas, pues responden al modelo excluyente y fascista al servicio del Estado burgués y gran reproductora formal de ideología burguesa, lo que explica por qué la U.S. Embassy en Caracas atiende y dirige con mayor interés a todos los rectores de AVERU, a todos los chulos pseudointelectuales y recluta a tanto bachiller con cara de pobre, con la falsa excusa de campamentos y becas, hechos que no son extraños al alto gobierno, pero que gente que sabe mucho, en diecisiete años han aconsejado no tocar, ni molestar, ni mirar hacia las universidades, porque a fin de cuentas, todos somos parte de ese monstruo y estamos en sus entrañas;

3. La Asamblea Nacional, la que gobernada ahora por la derecha más recalcitrante, está haciendo completo el mandado y la agenda dictada desde el gobierno estadounidense, cuya tarea es legislar para el amparo de los asesinos y ladrones del pasado cuartorrepublicano y crear conflictos institucionales, caos y confusión, para empezar -por la vía de los hechos y apoyados en los medios privados- a gobernar desde la mentira televisada, para erosionar al gobierno revolucionario, de manera tal, que en pocos meses cuando asesten zarpazo final del actual golpe de Estado continuado, la mayoría del Pueblo lo acepte como normal.
Ante este panorama de Golpe de Estado continuado con un cínico y pretendido gobierno parlamentario, nos estamos acercando al punto de quiebra, en la que la determinación del gobierno revolucionario será la que permita salir y superar la trampa a la que pretenden llevarnos a costa de la guerra sucia y material.

Por supuesto, es de esperarse que ciertas individualidades empiecen a deslindar del Presidente Maduro y del chavismo, mientras que, contrario a los cálculos de la derecha, por cada traidor en el cargo o descamburado, están empezando a aflorar lealtades con olor a Pueblo, el que no está dispuesto a que esa oposición irracional matachavistas prenda el caos.

Por ahora, nosotros, el Pueblo, no debemos seguir prestándolos como convidados de piedra, para acompañar el boicot en comercios y servicios. Debemos constituirnos en fiscales por un precio justo, ser contralores y asumir comercios y servicios desde los consejos de los trabajadores, sin cámaras y sin actos rimbombantes. Ahí está la guerra que debemos librar los del Pueblo.

Pudiéramos empezar por constituir a todos los estudiantes universitarios a los que les corresponde cumplir el “Servicio Comunitario” en fiscales contra el acaparamiento, la especulación y por los precios justos. Eso es servir a la comunidad. Y dejemos que la doñita siga llevando niños para que abracen al señor Montgomery Burns.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1205 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a225555.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO