La buenas intenciones

“De buenas intenciones está empedrado el camino al infierno”, este viejo adagio romano es aplicable a la doble agenda opositora con la cual han llegado a la Asamblea Nacional. De la maniquea oferta electoral de “eliminar las colas” solo queda el “polvo cósmico”. Una muestra de ello es la falta de quórum en la última sesión ordinaria. Allí se demuestra que ellos no vinieron a legislar para sus electores. Vinieron a consumar la realización de un “golpe institucional”. Nos acusan de irrespetar la voluntad popular. Pero olvidan que el mismo presidente Nicolás Maduro en un acto de coraje y valentía política salió, inmediatamente conocido los resultados adversos, a reconocer el triunfo del sector antinacional. Conducta que ellos jamás han adoptado. Por el contrario cada revés electoral lo han aderezado con muerte y destrucción. Se quieren imponer como el único poder legalmente constituido por encima de otros poderes públicos. Quieren hacer de la asamblea una entidad supraconstitucional y así barrer de un solo golpe toda la legislación venezolana vigente. La juramentación de los candidatos por el estado Amazonas señalados por cometer delitos electorales, es señal hasta donde están dispuesto a llegar con tal de cumplir con los compromisos adquiridos con el capital internacional, el cual es el verdadero titiritero que mueve sus hilos. Pero les advertimos que chocaran de frente con la bancada patriota que no abandonara los ideales independentistas, soberanos  y autónomos del bolivarianismo chavista.

Las continuas provocaciones como el retiro de las imágenes de Chávez y Bolívar solo son síntomas del más exacerbado fascismo. Las declaraciones del “nuevo” presidente del parlamento poniéndole término de 6 meses al mandato constitucional del Presidente obrero es solo una de las tantas exigencias del departamento de Estado norteamericano el cual quiere cerrar este capítulo de injerencia con la entrega de nuestros recursos naturales. El “benemérito” presidente de la asamblea no representa en modo alguno ningún cambio. Es el representante más conspicuo de una clase política atrasada y retrograda, representante de los intereses más antinacionales y capaces de vender e hipotecar el futuro de la nación, con tal de recoger las migajas que se caigan de la mesa imperial.

Con respecto a la decisión del TSJ el “segundón” al mando, Simón Calzadilla, dejo al descubierto hasta donde serán capaces de llegar “disfrutamos de inmunidad y el TSJ puede decir misa, pero con quién lo va a acatar”. Posteriormente el departamento de Estado los hizo retractarse del error cometido y los obligo a aceptar la decisión del máximo tribunal del país. Lo digo con toda la responsabilidad del caso, se está incubando un “golpe institucional” cuya responsabilidad no corresponde a ninguna de las marionetas criollas. La injerencia norteña pretende reeditar en Venezuela sus éxitos de Honduras y Paraguay. Ya son historia el binomio CIA – militares. Ahora los ONG fachada como la NED o la USAID en conchupancia con sus apéndices nativos. Sin sangre y con apariencia constitucional, pero sin dejar del todo el método violento como la denominada “Salida” de 2014.

Pero “que nadie se equivoque” les reconocemos el triunfo, al fin y al cabo este es un régimen profundamente democrático, pero si vienen con intenciones de someter esta Patria de nuevo a la dependencia neoliberal se encontraran con un pueblo movilizado en las calles. La actual asamblea nacional goza de legitimidad, lo reconocemos, pero si insisten en buscar trochas y atajos, estaremos dispuestos a dar la batalla en todo el terreno y bajo cualquier circunstancia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1260 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor