Pasado, presente y futuro

Presidente, primero lo primero

Todo venezolano y venezolana con un mínimo de sensatez sabe que la derecha nacional e internacional nunca ha cesado en su afán de destruir la Revolución Bolivariana. Así lo hicieron con el comandante Hugo Chávez y ahora repiten el mismo formato golpista con el camarada presidente Nicolás Maduro.

Cuando uno menos se lo espera la contrarrevolución arremete contra el proceso, lo cual efectivamente hace captar la atención del Alto Gobierno, cuya respuesta siempre ha sido la activación de un mecanismo de defensa para tratar de reducir los impactos de tales ataques. En pocas palabras, siempre ha estado a la defensiva.

Definitivamente eso ha hecho estragos en la gestión del Gobierno Bolivariano, porque la oposición venezolana “sobrevive” del daño que le causa a la Revolución y no de su buena gestión; aunado a la ineficiencia, ineptitud, incompetencia, etc., de muchísimos “servidores públicos”.

Los planes macabros de estos sujetos fascistas en estos últimos años son incontables: intentos de golpes de Estado, asesinatos selectivos, ingreso de narcoparamilitares, contrabando de extracción, delincuencia organizada, secuestros de niños, problemas fronterizos, etc., y parece que de todos tiene que encargarse el propio presidente.

Camarada, no caiga en la trampa, delegue funciones, ya que todas estas situaciones son parte de ese plan golpista que no permite que usted se ocupe de las cosas que realmente van a permitir retomar la marcha que traía la Revolución Bolivariana.

Por lo pronto concéntrese en tratar de resolver primero que nada el tema económico, y para ello es de vital importancia resolver el problema productivo.

Basta de seguir reproduciendo un modelo de economía de puerto. Es necesario reactivar nuestros sectores productivos, en especial la agroindustria, sin perjuicio de la inexorable atención que debe recibir el pequeño y mediano productor que es quien verdaderamente le lleva la comida a la mesa a gran cantidad de venezolanos.

Por consiguiente presidente y con sumo respeto le recomiendo muy humildemente, primero lo primero: desparasite las instituciones del Estado de ese montón de sujetos corruptos, ineficientes e incompetentes; vierta todo su esfuerzo y confianza en la construcción y fortalecimiento de las Comunas y conviértase en el partero de un robusto e indestructible sistema productivo venezolano. Las demás tareas del Gobierno delégueselas a colaboradores leales y eficientes.

Le deseo suerte. Abrazo solidario y revolucionario. ¡Venceremos!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1247 veces.



Héctor Abache

Escritor. Trabajador socio-comunitario.

 hectorabache@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Abache para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: