El dólar hoy (today)

Tenemos que sopesar la realidad a la luz de los hechos y acontecimientos. Y estos apuntan a que nuestro símbolo monetario, el bolívar esta hoy bajo ataque de elementos extranjeros y con la complicidad parricida interna. Se busca desde el exterior empobrecer el valor del bolívar para así profundizar el contrabando de extracción, que trae como consecuencia el desabastecimiento y la especulación diaria. A la cabeza de esta operación de guerra de baja intensidad nos encontramos con un actor poco usual, pero que utiliza la tecnología de nuestros tiempos para intentar destruir la economía venezolana. El portal web "Dólar Today" que con su predica inocula miedo, desesperación en la población al retratar unas tasas diferenciales que poco tienen que ver con la realidad actual y mundial. Los actores: la derecha nacional, los intereses económicos de la triada Miami, Madrid, Bogotá.

La actualidad apunta a una "crisis del dólar" al ser desplazado en más de un 60% de las operaciones comerciales por potencias emergentes como Rusia, China e India. Y es que ese bloque económico conocido como BRICS, han asomado la posibilidad la creación de una moneda única para las transacciones comerciales entre sus miembros. Esta moneda a diferencia del dólar fiduciario y especulativo, estaría respaldado por las reservas en oro de los países miembros. Ya la Libia de Gadafi y el Irak de Saddam Husein se habían pronunciado por un esquema parecido para el norte de áfrica y el medio oriente. Las consecuencias de retar el poder financiero de occidente son de todos conocidas. El Comandante Hugo Chávez y los presidentes de Ecuador, Argentina, Bolivia y el resto de Latinoamérica ya habían sondeado la propuesta del Sucre.

La moderna economía utilizada como arma de sometimiento y dependencia. La mentalidad rentista, principal obstáculo para lograr una verdadera independencia y soberanía económica, está arraigada no solo en el consumidor (consumista) final, quien en la mayoría de los casos ni siquiera está en cuenta de los beneficios de los productos que consume, es por lo tanto un consumo estéril. También en el empresario que importa barato y vende caro, aunque últimamente vemos que ya no se toman la molestia ni de importar, falsifican los recaudos y simplemente vende el dólar en el mercado negro controlado por los "Today-Boys" (Orlando Urdaneta, Eligio Cedeño entre otros) el productor arropado por esta mentalidad también se convierte en un eslabón de la decadencia. Recibe créditos que no paga ni coloca el dinero a producir.

Es indudable el daño que esta página ha logrado con tasas especulativas falsas e impuestas que le han hecho ganar hasta el 500%. Conjuntamente con los "cambistas" del lado colombiano de la frontera han causado una distorsión monetaria nacional apoyados por la burguesía parasitaria que controla el endeble aparato productivo del país. Pero para accionar de esa manera necesitan algún tipo de seguridad física. Allí entran en juego los paramilitares colombianos que protegen y estimulan el contrabandeo de extracción conocido como bachaqueo. Para muestra un botón en su programa "La Hojilla", el presentador Mario Silva mostro como el dólar "conspirativo" bajo 27,20% 3 veces en un día y 48 horas después subió 56,43%. Para Luis Vicente León, opositor esto es imposible, este cálculo no existe en la realidad económica porque no hay transacciones que indiquen o que sustenten este tipo de mercado. La situación es tan delicada que el ataque a nuestra moneda nacional por parte de Dólar Today, coloca en la misma acera defensiva y nacionalista a posiciones ideológicas disimiles. No es simple retorica, debemos tener la suficiente conciencia moral y política para entender que este es un ataque desde centros financieros con intensiones, objetivos y fines políticos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4065 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor