Antipolarización, falso diálogo e intrigas

Con el Comandante Hugo Chávez, líder indiscutible de la revolución bolivariana y socialista, en Venezuela hemos pasado de la vieja, también llamada, IV República, a la V República; de la democracia representativa o autoritarismo cupular disfrazado de democracia, a la participativa y protagónica.

     Por tanto, se dio un vuelco en todas las estructuras que han dado inicio a un proceso de cambios, que nos conducirán del capitalismo al socialismo bolivariano y chavista, lo que nos ha llevado a los venezolanos, incluso, a los pseudoindiferentes y falsos "niní", a estar con esta revolución o en su contra; con Chávez y Maduro o con la derecha más parasitaria y fascista; con la vieja o con la V República.

     Estas son dos visiones de mundo opuestas diametralmente, imposible conciliarlas, dadas sus naturalezas de clase. La primera, la vieja, al servicio del Estado burgués; la segunda, hacia el empoderamiento del Pueblo, a partir del nuevo Estado Comunal.

     Expuesto lo anterior, hemos de percatarnos de voces hipócritas, jugadas de laboratorio, intrigas y peines del capitalismo restaurador de la IV República, quienes vienen hace rato con un discurso "cazabobos" y "remiendavirgo", en todos los medios tarifados, como expresión concreta de una nueva táctica para derrocar al Presidente Nicolás Maduro y liquidar al chavismo en toda su dimensión, toda vez que, liquidado físicamente (como se demostrará, con pruebas médicas fehacientes), el Comandante Chávez y todos los boicots e intentos golpistas que fracasaron, como revés para el capitalismo imperial, por cuanto el pensamiento del Comandante Chávez ha sido fuente de inspiración de muchos otros pueblos emancipados, ahora, ellos se proponen "la salida" del Presidente Nicolás Maduro y del chavismo, apoyados en la corrupción, el desabastecimiento programado (agudizado y lacerante en los últimos días), la especulación y usura, la hiperinflación estructurada desde los centros del poder y las conspiraciones, que buscan minar las bases de la FANB, gobiernos regionales y locales, entre otras maniobras tácticas, de gran efectividad, entre las que destaca la del "discurso antipolarización".

     Esta táctica discursiva de la "antipolarización", entre otras de la derecha parasitaria, ha servido además, de acicate para que los resentidos oportunistas que se sienten más herederos que Maduro o que Diosdado Cabello, conspiren de lo lindo y busquen abrir fisuras en el seno de la unidad revolucionaria, con coqueterías y acuerdos bajo mesa, con esta derecha golpista, que se aprovecha de sus ambiciones, para minimizar la acción revolucionaria, ridiculizar la acción de gobierno y la capacidad del Presidente Nicolás Maduro, creando intrigas en historias fantasmales de rivalidades entre dos de los máximos líderes actuales de esta revolución que están vivos y conducen al PSUV, como son: el Presidente Nicolás Maduro y el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

     Particularmente, en torno al Diputado Diosdado Cabello, la derecha fascista gasta junto con los caballitos de Troya resentidos, millones de bolívares y dólares, en campañas en su contra, siendo tan descabelladas, que se hacen dignas de un humor hilarante, como que: Diosdado tiene una mansión en Beverly Hills y un porsche rojo; Diosdado tiene cuentas en EEUU; Diosdado es dueño de RS21 y de la RedBull; Diosdado es socio del fascista Lorenzo Mendoza y casi dueño de la Polar; Paris Hilton es testaferra de Diosdado y paremos de mencionar extravagancias. Estos son los que invocan la antipolarización y se atrevieron a señalar que al Diputado Robert Serra lo asesinaron "...por ese discurso polarizado que le hace daño a los chavistas".

     A este discurso de la "antipolarización", los sesudos inorgánicos le contraponen el del "diálogo", en el que el gobierno calle y otorgue, es decir, en los términos que han querido imponer los de la Mesa de la Ultraderecha (MUD), Fedecámaras-Venamcham y el Partido Político de la Iglesia Católica (CEV), al que el Papa Francisco no tiene ninguna intención de poner en cintura y al que le dará algunos cambios cosméticos y le dará alguna mención a José Gregorio Hernández, para que todo siga igual, "quien quita y caiga Maduro", con algo de pan y circo.

     Todas estas intrigas parecieran del mundo del humor, si no fuese por la carga y sentido que conllevan: la de satanizar la revolución bolivariana, socialista y chavista, debilitar sus bases sociales, sus colectivos, generar enfrentamientos fratricidas y poner en jaque la máxima instancia del poder político, para así, esa derecha hacerse con el poder y restaurar la IV República, solo que esta vez, sin los errores del pasado, sin Carmona al mando (pero ahí siempre), con otro Virrey, como el zar de la panharina.

     Esta vez, logrado el objetivo de la derecha, vendrían con la razzia más criminal que jamás hayamos imaginado en Venezuela. Por estas razones, las palabras del Comandante Hugo Chávez, en su dolor físico, a las puertas de la muerte, el pasado 08 de diciembre del 2012, no son ganga, ni para adornar portadas de libros, ni fiestas patronales, sino para vivirlas radicalmente y profundizando la polarización, al lado de la revolución y del Presidente Nicolás Maduro. Éstas palabras fueron y se resumen en: "Unidad y lucha; batalla y victoria".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1193 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a198726.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO