Binóculo Nº 153

Van a echar el resto

Es tan ficticio el tema del dólar negro y su valor que el jueves 13 en la tarde costaba 106 bolívares. El viernes 14 a las diez de la noche las redes lo anunciaban a 129. ¿Qué factor de la economía se modificó para que subiera 23 bolívares en tan solo 24 horas? ninguno. La simple especulación porque el gobierno erogó 22.9 millones de bolívares que se cancelaron en aguinaldos a un sector de la administración pública, sumado a los cobrado por los pensionados a quienes le pagaron el jueves 13. Es decir, que antes de navidad, entre el gobierno y la empresa privada, habrán pagado una masa de dinero en utilidades que fácilmente puede ser presupuesto de algún país de Centroamérica. Es el efectivo que necesitaba la burguesía para soportar su próxima embestida política: tirarse el resto para acabar con el gobierno.

Si alguien ha sido duramente castigado desde el mismo 15 de abril cuando Henrique Capriles llamó a la gente a descargar su arrechera, lo que ocasionó los primeros 13 muertos, ese ha sido Nicolás Maduro. Porque a Chávez terminaron dándole un respiro al final, pero a Nicolás le han dado hasta con el tobo, incluyendo a los propios enemigos internos que están apostando al fin de este proceso por la vía que sea, bien porque ya sacaron su dinero fuera del país, bien porque ya negociaron su perdón con el enemigo que siempre espera con los brazos abiertos a los traidores, pero que después se los cobra.
La presión de la guarimba económica, sumado a la intensificación del sabotaje eléctrico y el cada vez más descarado sabotaje al suministro de gasolina, más todo el dinero que acumularán de los aguinaldos que le quitarán a la gente, indican que efectivamente hay una decisión final tomada: se tirarán el resto y estimo que será entre enero y febrero. Pero será un resto despiadado traducido quizás en un paro general incluyendo el cierre de la banca, supermercados, servicios, tiendas, centros comerciales y pare de contar. Mucho más intenso que el del 10 de diciembre del 2001 organizado por Fedecamaras con Pedro Carmona a la cabeza.

Si a eso le suma el descontento de la gente porque no consigue los productos, los medios de comunicación bombardeando implacablemente, un televisor de 25 pulgadas en 500 mil bolívares, una nevera común, vulgar y corriente en 250 mil bolívares, la Conferencia Episcopal Venezolana lanzando sus putas a la calle y diciendo barbaridades en las iglesias y un grupo de terroristas escondidos que saldrán a degollar gente, tendrán todos los ingredientes para decir que el país se volvió inmanejable y que es menester la renuncia de Maduro. Es la última pancada de ahogado que les queda y lo están planificando bien.

Por supuesto que esto no es la planificación pura y simple de esta burguesía incompetente que uso todos los ingredientes de la receta mundial para acabar con un gobierno y no lo lograron a pesar de todos los recursos que recibieron. Pero resulta que Washington tiene una dura presión sobre ante los acontecimientos mundiales que no lo favorecen y que lo obligan a apurar los hechos ante un panorama 2015 que parece privilegiar las economías emergentes y que desde el punto de vista estratégico ha ido inclinando la balanza política hacia cuatro gigantes industriales con músculos propios para responder, Brasil, La India, Rusia y China, aliados estrechos del país que acumula las mayores reservas energéticas del mundo: Venezuela. Es decir, que para Estados Unidos, ya no es posible permitir por más tiempo un gobierno como el chavista de Nicolás Maduro porque obstaculiza la obtención de la energía barata que se necesita. El fracking es una medida a corto plazo para presionar los precios petroleros, pero en su esencia durará poco porque el costo de producción de un barril de ese crudo es de 70 dólares, lo que indica que ese precio nunca será menos.

Pero además hay otras lecturas que tienen que ver directamente con Venezuela. El presupuesto 2015 fue calculado con barril a bolívares 60. Ese margen de 10 bolívares, sumado a los dineros que hay en los fondos, a la recaudación del Seniat y a los posibles prestamos con Rusia y China, indican que el gobierno tiene soporte suficiente para mantenerse, que es a su vez la razón por la cual el enemigo ha debido recurrir a todas las vías para intentar derrocar a Maduro y acabar con el proceso. Y cuando no les dio resultado el chantaje económico, recurrieron a la violencia generando barbaries como los hechos del 15 de abril del 2013 y febrero-marzo del 2014, 63 venezolanos muertos por un capricho que nadie pagó.

De nuevo esa es la apuesta, pero parece ser la apuesta final. Al fin y al cabo, los planificadores no tienen nada que perder. Tienen todos sus dólares afuera, además de las familias; y perder las "empresas" es más o menos un rasguño que con una curita se resuelve. Pero si les diera resultado, acabarían con un proceso donde la violencia sería el denominador común.

Es demasiado compleja la situación para estar haciendo apuestas absurdas. Un paro como el que pienso está planificando para el primer trimestre del año entrante, no es posible medir sus consecuencias, pero no serán buenas, porque como suelo decir "Rondón no ha peleado" y es menester tomar cuenta cuál será la reacción del pueblo que en su inmensa está resteada con el gobierno de Nicolás.

El enemigo tiene claro que ya no tiene ninguna otra salida que no sea la violencia. La única forma de aglutinar el descontento es por la vía de un paro nacional porque pueden manejar a la banca, el comercio y la industria. Por allí vienen los tiros. Bien ingenuo es el que crea que esperarán a las elecciones parlamentarias. Es demasiado tiempo para sus planes.
Y es a la vez un momento para tomar decisiones duras, pero esenciales. Lo primero es entender que esto es una guerra, y la apuesta es quién va a perder. Si el enemigo pierde la batalla, la derrota durará mucho tiempo. Pero si somos nosotros los que la perdemos, entonces –mordazmente hablando- el negocio será montar una fábrica de morcillas porque habrá sangre suficiente para hacerse rico.

Caminito de hormigas…
Me informan de importantes reuniones de miembros del MUD, Primero Justicia y Voluntad Popular, en un acuerdo para jugar a cuadro cerrado para los hechos que planifican para el primer trimestre del año entrante. Los terroristas no quieren esperar a las parlamentarias. El grupo de María Corina asegura que Maduro está caído y que solo necesita que lo empujen…
He escuchado a chavistas apostando a hacerle un referendo a Henrique Capriles. Sería una estupidez. Lo sacarían del anonimato en el que él mismo se metió…
La inspectora del trabajo de Valencia Dorkis Hernández tiene un lema “los empresarios entran por la puerta de atrás y los trabajadores por la de adelante”, pero quiénes sigue por twiter?, a María Corina, Leopoldo López, Henrique Capriles y algunos escuálidos más. Esa es la camarada que pusieron para defender a los trabajadores, desde el Ministerio del Trabajo…
Un televisor de 90” en Kromi market cuesta 900 mil bolívares. Es decir, 900 millones de los viejos… Todo el mundo pregunta lo mismo ¿quién comenzará la purga en la Misión Sucre que se convirtió en un antro de la derecha, actuando en función de su eliminación? ¿Quién detiene la corrupción e ineficiencia de algunos de sus funcionarios? Se anuncian vientos de cambio... Recomiendo el video “El Poder oculto de los mass media”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1257 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a198462.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO