Diego Arria ¿Economista o Ecónomo del hogar?

Por los años 1975 y 1976 nos reunimos en Caracas unos colegas para fundar el Colegio de Licenciados en Relaciones Industriales, para lo cual contamos con la colaboración del Dr. Marcos Palacios que era el presidente de la Federación de Economistas de Venezuela. En una de esas reuniones con el Dr. Palacios nos contó que a él se le había acercado Diego Arria solicitando su inscripción en el Colegio de Economistas, para tal fin le presentó un Dossier con los certificados de los estudios que había realizado en una universidad estadounidense.

El Dr. Palacios revisó dichos documentos para proceder a la inscripción de dicho personaje en el Colegio de Economistas del Estado Miranda y Distrito Federal. ¡Sorpresa!, los certificados que presentó Arria eran Diplomas de Cursos de Extensión que había realizado en esa Universidad. Los estudios que había efectuado se referían a cursos de Elaboración de Piñatas, Cocina, Preparación de Cocteles, el Amueblamiento del Hogar. Aunque ya Arria ocupaba una alta posición en el gobierno de Carlos Andrés Pérez, el Dr. Palacios no le dio curso a la solicitud de este farsante, y le pintó una paloma, pero él siguió llamándose el Dr. Arria engañando a todos los venezolanos con su falso grado universitario. Arria no aprendió la lección de su jefe, el sátrapa de Carlos Andrés Pérez que cuando era Ministro de Relaciones Interiores del gobierno de Rómulo Betancourt también se hacía pasar por Doctor hasta que le descubrieron el ficticio doctorado e incólume dejo de usarlo.

El comportamiento de Arria es parecido al del Guasón, ese personaje que aparece en las historietas de Batman, no solo por su apariencia de payaso con la cara full de botox, sino por lo malvado y psicópata asesino comprometiéndose en una confabulación para quitarle la vida al presidente Nicolás Maduro.

El sistema policial y judicial del país debe abrir una averiguación de las actuaciones de este bufón, que además en el pasado fue responsable de la muerte de una persona en un autobús de cartón, y que aprovechó su cargo para desvalijar algunos bienes públicos. Ahora, después de 20 años, regresa al país convencido de que los venezolanos se olvidaron de sus fechorías, pretendiendo ser presidente de la república cuando nunca ha liderado ni una junta de condominio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1442 veces.



Pedro Quintero Gamboa


Visite el perfil de Pedro Quintero Gamboa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Quintero Gamboa

Pedro Quintero Gamboa

Más artículos de este autor