Como caimán en boca de caño

Así andan las oposiciones al proceso chavista. Pero esta vez el control de las operaciones lo llevan los propios agentes foráneos. Cansados de tanta ineficiencia en las acciones y tanto guiso con los dólares que llueven del Norte los dueños del circo decidieron relegar a los payasos de la mesa de la unidades al rol que les corresponde, el de subalternos obedientes. No lo digo yo. Lo dijo públicamente la portavoz del Departamento de Estado para despejar cualquier duda al respecto.

Como debe hacer cualquier desestabilizador que se tome en serio. Sumiso a esa tónica el candidato presidencial uribista, ganador de la primera vuelta en el vecino país, con el pretexto de atraer los votantes neogranadinos residentes en Venezuela sostuvo que era necesario emprender un trabajo de captación de votantes en los territorios fronterizos y en especial en el Departamento del Norte de Santander para asegurar la victoria en la segunda vuelta. Mejor no canta un gallo. Todos conocemos este lenguaje sinuoso y encubridor. Frescos en la mente de los venezolanos está la provocación del Caldas y el secuestro en suelo venezolano del guerrillero colombiano Granda. Es un modo de actuar muy propio de los grupos de poder que dominan la vida pública de Colombia.

Vemos entonces que la estrategia de los múltiples frentes para a ser primordial para los enemigos de Venezuela. Frente económico, frente mediático, frente de los derechos humanos, frente militar, frente guarimbero, frente universitario, con el propósito de mantener en zozobra el día a día de nuestros compatriotas y transmitir la sensación, al exterior, que el país vive una realidad convulsa y que es necesario acabar de una vez por todas con este caos. El adversario seguirá utilizando como carne de cañón al sector minoritario de los estudiantes que de paso ya perdieron el semestre y por los vientos que soplan van camino a perder el año docente.

El desempeño severo pero encuadrado en la normativa legal debe ser el comportamiento de las autoridades educativas. Aunque el porcentaje de manifestantes provenientes del sector educativo es ínfimo la estrategia es jugar con la imagen supuesta del joven puro, con manos blancas que lucha contra el comunismo. Nada dicen los grandes consorcios de la prensa mundial de los Paracos, de los mercenarios extranjeros, de los delincuentes comunes, todos asalariados en las guarimbas que arrancaron en febrero de este año que venden su alma al diablo y que no les interesa las ideas de patria, soberanía e independencia. Son los bajos fondos, el estiércol social al servicio sórdido de la derecha más canalla que hemos enfrentado.

Este silencio de mediados del mes de mayo luce inquietante. Presagia nuevas tormentas y obliga a la reflexión. Hasta ahora el comportamiento de las fuerzas revolucionarias ha sido el de la contención, de la prudencia pero el enemigo lo interpreta como una debilidad, como una baja capacidad de respuesta. Es necesario entonces rediseñar nuevas estrategias que golpeen el desabastecimiento y las fallas en los servicios públicos. No olvidemos que el adversario foráneo aguaita como caimán en boca de caño.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1019 veces.



Hector Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a189149.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO