Sindéresis

MUD por favor, este martes no lleven a Capriles

Que no háyase sucedido el terremoto que anunció el mozuelo de los Teques, no fue el más grande fiasco que pudo brindarles tal personaje a sus copartidarios, incluyendo los consabidos guarimberos que ya tienen harto a sus vecinos del este caraqueño. El hombre llegó más gris que nunca a los espacios miraflorinos. Hay una percepción analítica que indica que el hombre estaba súper asustado.  Lo que había dicho algunas horas antes de que temblaría Venezuela con su intervención se le metió en su alma desprevenida. Y dicen los más traviesos opositores que juegan a su desplome, que después que intervino el gobernador barquisimetano que le huele la pisada y está a punto de desbancarlo, que más asustadizo lucia. Como que en esos momentos no encontraba frases que pudieran superar la intervención de Falcón.  Y cuando vino su presentación, el más elemental opositor tuvo que tragar grueso. Ya a la una de la madrugada, el desconsuelo y la decepción debieron haber colmatado la expectativa de sus seguidores. Y la verdad que sus palabras fueron intrascendentes. Nada nuevo. Nada importante. Ninguna propuesta. Y sobre todo, todo mal dicho, mal expresado. No tiene definitivamente, el hombre, nada en la bola. No habrá probablemente algún político en la reciente historia venezolana que haya sucumbido con tanta celeridad como se ha visto a Capriles. Porque es que sus errores políticos casi dibujan con despampanante claridad, un suicidio político en primavera. Su cara esa madrugada expresaba una derrota inmensa. A lo mejor y para él a lo peor, los opositores que le rodeaban disfrutaban adentro de su hipócrita corazón, aquel infortunio. Es probable que si se hace un sondeo en búsqueda de las mejores intervenciones de esa noche, la de Capriles busque luctuosa los últimos lugares. Él nunca ha dado nada, pero esta vez no solo no dio nada sino que se quitó todo. La ausencia de una brillantez política que nunca ha asomado se hizo elocuente. Por eso la oposición si quiere mejorar ese papelote que el jueves dibujó debe solicitar con respeto y consideración a Capriles, que no se presente este martes en Miraflores. Cualquiera de los asistentes opositores de este jueves puede argumentar cosas más importantes que las que podría Capriles. Entonces no hace falta la exposición al desprestigio. Debe darse cuenta la MUD, que el más grande daño a  su permanencia lo han causado precisamente las actuaciones de Capriles y que le  sería inaguantable para sus propósitos vitales, alguna otra intervención como esa tan  lamentable de este viernes en la madrugada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4520 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: