Contragolpe

La violencia en que devino la marcha estudiantil del 12F y las guarimbas escenificadas en Caracas y otras ciudades del país, promovidas por Leopoldo López, María Corina Machado y Ledezma, para exigir la “salida del Presidente Maduro de Miraflores”, con un saldo de 3 muertos, decenas de heridos y cuantiosos daños a bienes público, hace parte de una conspiración del sector fascista de la MUD, que busca imponerle al bloque opositor la reedición de la agenda golpista del 11A.

Este grupo, articulado con la agenda injerencista del imperio, insiste en manipular a quienes simpatizan con la oposición, para usarlos como carne de cañón en la creación de un clima de violencia y caos, buscado otro golpe de estado como el del 2002, responsabilizando al gobierno de sus desmanes con el apoyo de CNN y el sistema comunicacional al servicio de la política imperialista.

Ante estas circunstancias, hay que aislar a los fascistas y registrar como positivo que algunos sectores de la oposición, habiéndose desmarcado de los violentos, piden una investigación transparente para identificar y castigar a los autores de la violencia criminal. Compartimos esta exigencia, reafirmando lo dicho por la Fiscal Luisa Ortega: “Sin justicia no habrá paz”. Es precisamente el MP y el PJ, quienes deben garantizar que no haya impunidad. Solo así se fortalecería la institucionalidad frente a quienes quieren derrumbar la Constitución.

El plan golpista cabalga el descontento y el desconcierto que genera las escasez, el repunte inflacionario que golpea el salario de los trabajadores, la inseguridad, la corrupción y la ineficiencia en el gobierno. Es paradójico que todavía no se haya publicado la lista de las empresas de maletín que se engulleron 20.000 millones de dólares de CADIVI, mientras escasean las divisas para las importaciones esenciales que requieren los servicios y la producción. La mejor carta que tiene el gobierno para aislar a los golpistas, es adelantar un “contragolpe” que tenga como pivote una nueva política económica, enfocada en el restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos para darle sustentabilidad al Programa de la Patria, combinada con una lucha frontal contra la corrupción y la inseguridad con el protagonismo del Poder Popular.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1297 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a182650.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO