Los escuálidos en su laberinto

Después de muchos años de no verlos logré reencontrarme, gracias a una red social, con algunos amigos de la secundaria y de la universidad, como algo que se ha hecho normal uno siempre trata de averiguar, entre otras cosas, si estas personas se han casado, tienen hijos y por supuesto su tendencia política. ¿Chavistas o escualidos?, ¿apoyan o están en desacuerdo? es un punto algo incómodo pero inevitable, no debería ser, ¡que vaina chico!
Lo cierto es que algunos de mis buenos amigos son escuálidos hasta las uñas, no me costó mucho averiguarlo y además después de varias malas palabras en referencia a ciertos personajes, una sutil invitación a la solidaridad opositora no tardó mucho. Después de algunos meses de comunicación e intercambio de fotos, cuentos y chismes, se fue destapando el tema político.

La mayoría de mis amigos escuálidos son profesionales, muchos sífrinos, otros burgueses, algunos ninguna de las dos, eso sí son todos personas honorables e inteligentes, sensibles y muy trabajadores a los que el destino les ha preparado caminos diferentes. Hablando con un amigo de toda la vida, reflexionamos sobre nuestras percepciones de la realidad, exactamente opuestas. Y es que nos damos cuenta que la razón principal, aparte de la forma de vida y el medio donde nos desenvolvemos son las fuentes de informaciones, es decir, dime lo que lees y te diré quien eres.
Un escuálido de los tranquilos -tirando a ortodoxo- nunca cederá un minuto de su día a jorungar en periódicos chavistas o a ver cualquier entrevista en un canal del estado etc... JAMÁS, nunca revisará entre tantas opiniones interesantes por ejemplo en Aporrea y otros medios.

VTV está borrado del menú de sus televisores. Las discusiones, debates, opiniones y logros de la revolución no existen para ellos y es muy sencillo explicar por que, están totalmente sumergidos en un remolino de excremento mediático que lleva una sola linea de odio, deslegitimación, crítica y mentiras o verdades distorsionadas las cuales tienen un sólo fin, el poder y el empeño de restablecer la idea capitalista como base fundamental de vida en nuestro país, el regreso a las matracas y al "montarse" en un cargo público para robar y dejar robar, al " no me den sino ponganme donde haya".

Cómo alguien puede otorgar a la revolución un logro, una obra buena, un avance, si lleva 14 años leyendo exclusiva y fielmente El Nazional, El Universal y escuchando día a día los personeros sin escrúpulos o supuestos humoristas en televisoras como Globovisión o Televen y ni que hablar del canal internacional que más odio siente por Venezuela como lo es CNN.

Después de todo muchos escuálidos, que tienen todo el derecho de serlo, no tienen la culpa de estar alienados por la perfecta agresión mediática y tampoco se merecen unos líderes como estos asesinos y mentirosos que buscan sólo el poder para su propio beneficio a costa de la ignorancia de una parte de la población.
Un amigo, escuchando unas palabras del candidato de la derecha en la última campaña electoral, se ponía las manos en la frente y giraba la cabeza de un lado a otro mientras me decía "coño voy a votar por él pero es que dice cada cagada", que lástima me dio mi pana Carlos ese día, y yo tan orgulloso con Maduro el hijo de Chavez.
Por otro lado es verdad que nosotros los chavistas si vemos de vez en cuando Globovisión y si leemos algunos de estos periódicos, así nos damos cuenta de las mentiras, de la manipulación, del fascismo, de la omisión de las obras del gobierno.

Comparamos , comentamos y desmentimos al ver la realidad, esto es fortalecimiento para aprender a contrarestar la infamia, gracias a este enseñamiento del comandante eterno, hemos ganado todas las batallas.
Unas de las prioridades del comandante eterno fue la creación de infinidad de medios televisivos, radiales e impresos para informar al pueblo y atacar la mentira cuyo resultado ha sido sin precedentes, programas como "El Kiosco Verás", "Dando y dando", "Cayendo y corriendo", "La Hojilla", " Los papeles de Mandinga" y muchos más sobretodo en la radio y los periódicos comunitarios, han sido y serán parte importantísima de la revolución, sin embargo más allá de ello es imprescindible atacar la agresión comunicacional desmintiendo a los delincuentes con carné de periodistas en su propio territorio y es allí donde el ministerio de información debe centrarse y buscar las estrategias comunicacionales necesarias para que a la gente de oposición les llegue a sus ojos y oidos las verdades y avances del gobierno ya sea con cadenas, micros o programas especiales obligatorios en los canales privados. Si no es así ¿cuándo se van a enterar?

Chavez decía: "ah no quieren informar, entonces ca-de-na" ...
y como eran oportunas.

Si faltan ideas, yo tengo un montón.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1493 veces.



Luben Aldana


Visite el perfil de Luben Aldana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luben Aldana

Luben Aldana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a169065.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO