Henrique Capriles Radonski y su afinidad con el fascismo de Hitler

Adolf Hitler no fue socialista ni capitalista. Hitler fue un político con un exacerbado complejo de inferioridad. Según Henry Murray, siquiatra estadounidense, en un informe titulado “Analysis of the Personality of Adolph Hitler”, concluye que Hitler era perseverante en la adversidad y sobreestimaba su potencialidad real para la victoria. En ese documento se establece que Hitler era obcecado en el logro de sus metas personales sin importar las vidas humanas que se perdieran o el costo social que tuvieran.

Muchos otros estudiosos de la sicología humana, consideran a Hitler como un  ser calculador y de un cinismo muy desarrollado. Otro de los rasgos de la personalidad de Hitler era su desprecio por el ser humano y la vida. Como sabemos, Hitler persiguió a  ciudadanos europeos que profesaban la religión judía o judaísmo, particularmente haciéndolo con xenofobia y racismo cuando se trataba de fieles del judaísmo que pertenecían a la clase popular y a la clase media.

Joseph Goebbels, es reseñado como uno de los asesores de Hitler en materia de marketing social. Hitler acató muchas de las recomendaciones de Goebbels, con el propósito de consolidar su régimen tiránico en Europa. Goebbels recomendó un conjunto de “principios” para manipular, engañar y mentirle a las masas.

El actual candidato a la presidencia que es apoyado incondicionalmente  por la burguesía en Venezuela, reniega de su condición capitalista y neoliberal, pero pertenece a una familia multimillonaria que lidera el sector de las empresas editoriales y de la exhibición cinematográfica. Ese candidato burgués, nunca se hace responsable de acto alguno en el cual haya participado directa o indirectamente.

La campaña electoral del candidato burgués, ha estado signada por unos hechos que parecen contradictorios, pero que se entenderían en su justa dimensión si son analizados tomando en consideración los “principios” de Goebbels. A la luz de esos “principios”, se observa que el candidato burgués ha tratado de hacer creer a las clases popular y media venezolanas, que el causante de todos los problemas de Venezuela es el presidente Hugo Chávez y sus seguidores.

El candidato burgués siempre niega las informaciones u opiniones que le son desfavorables, inventa cualquier cosa para atacar o contraatacar sin piedad en todo momento. Premeditadamente, el candidato burgués siempre trata de ridiculizar y vulgarizar ideales trascendentes en lo político, social, cultural, económico, científico, tecnológico y humano que están desarrollándose en la República Bolivariana de Venezuela para beneficiar a las clases popular y media.

El candidato burgués, nunca interactúa o sostiene debates enriquecedores con la gente y mucho menos con periodistas o intelectuales. Recurre siempre al “principio” de silenciamiento o descalificación, para tratar de neutralizar a los que no piensan como él.  El candidato burgués actúa sin responsabilidad social en el ejercicio del liderazgo. El candidato burgués tiene como único propósito el hacerse del poder e instaurar en Venezuela una tiranía para aplicar un Programa de Gobierno Neoliberal que beneficie exclusivamente a la ultraderecha política y a la burguesía criolla.

Es del dominio público que el candidato burgués está aplicando magistralmente todos y cada uno de los “principios” de Goebbels en su campaña hacia la presidencia. El candidato burgués no es ni será Hitler, pero sí lograse triunfar o perder en las elecciones presidenciales del venidero 7 de octubre, podría consolidarse para desgracia de América latina y el Caribe, como una degeneración mutante o clon de ese personaje fascista que fue Hitler. El candidato burgués es el engendro del neoliberalismo más perverso.

Los venezolanos y venezolanas tienen la última decisión democrática, para evitar que un clon de Hitler y un engendro del neoliberalismo destruya la patria de Simón Bolívar. En conclusión, Oliver Stone (director de los afamados films “Pelotón” y “Wall Street nunca duerme”) no está equivocado cuando afirma que Henrique Capriles Radonski “no es un buen tipo”.

luisholder@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3668 veces.



Luis Holder


Visite el perfil de Luis Holder para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas