Sindéresis

El último discurso de William Ojeda

Duró menos de diez minutos. Parco en frases, atropellado en nerviosismo. Como si algo le produjera una fatiga que intentaba disimular. O como si intentara ahora, deslastrarse en un sopetón del estorbo que siempre le molestó. Serio pero no locuaz. Circunspecto sí, en que estaba en el estrecho de dos acantilados. Era William Ojeda, durante el debate sobre la grabación que compromete a Juan Carlos Caldera. Inicio sus breves palabras, haciendo mención de su libro famoso titulado Cuánto vale un Juez, un poco como para situar su fervorosa audiencia en el tiempo y el escenario cuando compartía vehementes discusiones, con un poco de gentas, quienes hoy aun persisten en la defensa de la revolución que William, un día abandonó. Pareció casi una letanía, aquella alusión a ese recuerdo. El muchacho de Petare estaba sumergido en un mar de desarreglos políticos. Cuando quiso centrar en el meollo del debate, no pudo. Y echó mano a la situación caótica de los servicios en la parroquia Sucre. Como para recordar que ha intentado por varias veces optar a alcalde de esa entidad y no ha podido. Y a lo mejor para recordar también, que una vez optó en las filas de la revolución y la otra en la oposición. Le echó plan al alcalde actual, y le echó plomo al candidato de ahora, hoy en el banquillo. Pero también desde ya pareció proponer su nombre, por si las moscas. William Ojeda lució errático en esta oportunidad. Faltó consistencia dialéctica en su discurso. Para nada podría compararse con los discursos de Andrés Eloy Méndez y Blanca Eckaut. Tanto es así, que el diputado del PCV, que sucedió a Ojeda en la palabra, dejó deslizar la frase de “me cuesta aplaudir a quien cambia frecuentemente de posición política”. Fue una frase lapidaria que sintetizó para el escenario presente, las volteretas que William Ojeda desde hace años viene dando. Pero sólo la historia inmediata tendrá la capacidad de reponer en Ojeda, las motivaciones revolucionarias que una vez abordó. Y esta revolución, franca y humana, podrá en sus caminos de valoración, resarcir si fuere el caso, los espacios de lucha que para Ojeda alguna vez proyectó.

n_lacruz@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2441 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: