Ruralidades

Los avaros de Radonski

Tenemos la obligación de hablar para los desposeídos, si es que somos parte de ellos. Entonces cuidémonos de zamuro cuidando carne. Esto porque cuando los adecos estaban en su apogeo y los copeyanos arman su campaña programática en la que el tema principal era enrostrarle a los que votaban blanco pues eso de robarse los reales de la nación, según los mismos “manos limpias” copeyanos, tenía un motivo: la equivocación de los pendejos por haber votado por unos limpios y brutos que llegaron al poder para meter la mano en el coroto.

Entonces el pueblo, inocente, votaba por ellos los copeyanos, ricos y estudiados que no tenían necesidad de cogerse ni una locha. Pero la botija, de tantas manos blancas y verdes se puso morada, hasta que Luis Herrera, zamarro portugueseño, la rompió para ver si tenía algo en el fondo y se encontró con puro papel. Por lo que le dijo a Lusinchi: “coge tu vaina con todo y papel”, hasta que el pueblo se arrechó al darse cuenta de que los avaros estaban agazapados hechos los pendejos, pero cuidando carne desde el mismo Country Club.

Ahora bien, o mas claro no canta un gallo. A nadie, en este grandioso país; mi país, tu país, nuestra Patria, se atreve a decir quienes son los avaros. Quienes son los come carne a quienes Hugo Chávez le quito la pula para que comiera el pueblo. Empecemos por rememorar, para dar en el clavo contra los que nos arrebataron todas las salas de recreación popular (llámense cines) para ubicar esa gran industria en zonas preferenciales donde no tienen acceso los desposeídos por esa misma oligarquía a la que ellos pertenecen, cual es la mas rancia en nuestro país. ¿Qué no le diga nombre? Pues los Capriles Radonski. Una de las 40 familias más adineradas de todo el Country Club de Caracas. Y no es esta una de las familias que fundó esa mantuanidad, como los amos del valle de Herrera Luque. Embustero simplista.

¿Y saben quién les construyó las nuevas salas de cine?, alguién que llegó limpio, con una maleta pequeña, hospedado en una pobre pensión de La Pastora, según Abelardo Raidi. Hoy en día dueño de urbanizaciones enteras; de los famosos Sambil y papaúpa del templo de Quebrada Honda, quien también quiere más.

Todos quieren más, si es que estamos en el referencial de avaro.

Claro que no estamos hablando para quien nos vea por encima del hombro manoseado por los avaros. Esos, hasta tanto no se den cuenta que los están engañando por una migaja, no van a creer que, detrás de Radonski es decir, del mismo muchacho maluco, están los zamuros. Los que nunca se sacian. Los que inventaron la caja chica para pagarle a los panegíricos como Teodoro Petkoff, para que le alaben sus hazañas como esa de candidatear a un despistado y nombrarle cabecilla de sicarios para que, como al muñeco que habla, jorungarle la cuerda que, diabólicamente, maneja el uribista Leopoldo López, a quien vimos a la cabeza de sus huestes allá en La Vega de caracas.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

*pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor