El “Mein Kampf” de la oposición

Adolfo Hitler escribió su primer volumen del libro titulado Mein Kampf (en español: Mi lucha), hacia 1925. En ese volumen de 400 páginas, Hitler expuso directamente y sin disimulos, su odio irracional por los judíos así como por los comunistas. Nunca se podrá decir que Hitler engañó al pueblo alemán, el detalle estuvo en que casi nadie lo leyó y si lo hizo nunca prestó atención a sus advertencias, ya que como llegó a decir el periodista William Shirer: … algunos se mostraron tímidos a otros no les preocupó y otros tenían demasiados intereses personales en juego…

Vaya de paso mencionar que el único estadounidense en ser nombrado y alabado por Hitler en su libro, fue el industrial Henry Ford, financista del Führer.

Por qué digo esto, simplemente debido al voluminoso “Lineamiento para el Programa de Gobierno de Unidad Nacional (2013 – 2019) redactado e impuesto, a los candidatos de la ultra derecha, por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

No hay ningún secreto ahí sobre sus intenciones fascistas y retrogradas, las cuales apuntan directamente hacia una Venezuela fascista y retrógrada, excepto que esta vez ni Chávez ni los que lo apoyamos, vamos a tomar parte en ella. Es una Venezuela idealizada donde todo es “paz y amor”, una inclusión total, como lo repiten a menudo, pero donde sólo ellos caben.

No habrá clemencia para quienes hemos participado no sólo con nuestro voto sino con nuestro apoyo al comandante Presidente. La muestra nos la dieron en 48 horas que duró el golpe de estado del señor Carmona y compañía.

En el lineamiento Nº 13 se expone directamente que habrá “una amnistía de detenidos y exiliados” Esto implica que retornaran al país: Carmona, los militares del golpe y la Plaza Altamira, López Sisco, Orlando Urdaneta (el francotirador frustrado), todos los saboteadores de Pdvsa que hicieron perder en el paro petrolero más de 17.000 millones de dólares a todos los venezolanos.

Soltarán a los policías asesinos de Puente Llaguno, sacarán a Walid Makled para que continúe con su mafia de droga, quizás junto a Ravell. Vendrán los pone bombas de las embajadas, el especulador que da empleo y el estafador del Federal, y por supuesto, saldrá libre el líder de Leopoldo y Henriquito Capriles, el nefasto Alejandro Peña Esclusa y quizás como ñapa inviten a Luis Posada Carriles para hacerle un homenaje por su lucha anticastrista.

Léase bien, en el lineamiento Nº 16 se habla de “satisfacer las necesidades de alojamiento de la población” tengo entendido que alojar significa hospedar, albergar, arrimar a alguien en algún lado, pero en ningún momento significa casa propia, es decir propiedad privada. Vaya si dejaron claras aquí sus intensiones hacia el pueblo que carece de techo.

Si quieren ahondar más, lean el lineamiento nº 37. El prefijo “re” que significa reconstruir se utiliza en frases como “La reinstitucionalización del país pasa por su reconstitucionalización, con la Constitución de 1999 como pilar fundamental de esta lucha” Evidentemente que todo apunta a una disolución, como sea, de la Constitución de 1999 y la reconstrucción de una como la de 1961, hecha a la medida de sus propósitos.

Y para colocar una guinda a la torta, mencionaré el lineamiento nº 38, donde se habla de “rescatar los principios de la democracia electoral” Definitivamente y sin tapujos, un nuevo CNE hecho a la medida, sin captahuellas y actas electorales estorbosas. Ya lo demostraron en sus “elecciones” primarias.

Recuerdo que, Arturo Uslar Pietri habló una vez sobre las elecciones en Venezuela, durante el siglo pasado, y dijo que ninguno de los partidos que intervenían en la contienda ofrecía nada nuevo al electorado que los hiciera diferenciarse. El puso como ejemplo que, por decir, en Francia, había un bando a favor del aborto y otro en contra. Aquí no había donde escoger.

En estos momentos la propuesta está clara por parte de quienes seguimos a Chávez, sencillamente un socialismo que nos saque de la vorágine que implica el “capitalismo de casino” que está acabando con el mundo. Ahí no hay medias tintas.

La llamada “oposición” no tiene, por su parte, propuesta antagónica viable y mucho menos seria. Lo que sí está claro es un absoluto regreso de las clases dominantes, conformadas por la partidocracia aberrante y los intereses económicos de la oligarquía criolla y transnacional haciendo lobby en Miraflores.

¡Qué Ramos Allup aplastado por la oligarquía ni mucho menos! Allup y la plutocracia se conocen desde hace mucho tiempo y han hecho vida en común toda la vida.

Así que dejémonos de cuenticos y encuestas triunfalistas y salgamos como uno solo a votar por Venezuela y su supervivencia.

lcos1969@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2542 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor