Señores de Fedecamaras, después de sembrar vientos lo que sigue son tormentas

Fedecamaras es la organización capitalista donde convergen los peores valores que puedan existir contra la justicia social y contra la misma moral en Venezuela. Ellos se hacen llamar organización empresarial, pero en realidad de empresarios no tienen nada, solo son trasteros que esquilman, con apariencia de mercantes, sanguijuelas que parasitan del estado y que son unos cobardes inversores, que no emprenden nada, si no estafas y trampas. No se conoce de ninguna empresa privada en Venezuela que haya financiado proyectos de inventiva y desarrollo de tecnologías que conduzcan a fabricar algún artefacto, maquinaria o cualquier otro avance científico o industrial. Solo son importadores y tramitadores de franquicias. Esos entes tienen en su seno a la llamada cámara de radio y de televisión comercial. Una de las peores disociadoras mediaticas existentes. Desde sus programaciones, esas televisoras y emisoras, impulsan anti valores que se riñen con la convivencia de la sociedad, hacen apologías al delito, presentan a los peores criminales como ejemplo a imitar en sus películas y novelas, los capos del narco trafico destacan en sus tramas como los personajes buenos que hacen su justicia y son convertidos en ítems de progreso y éxito. Las escenas de asesinatos, robos, secuestros, etc., en donde unos héroes insensibles cometen actos sanguinarios y espantosos contra la vida de los demás, son la temática central de sus tramas programáticas. Por supuesto que no faltan las mujeres 90-60-90, convertidas en mercancías compradas con los dineros del delito, la vejación, discriminación, criminalización del negro o del latino

Ahora esos sembradores de crimen, odio y maldad se quejan que hayan sido victimas del hampa que ellos idolatran y venden en sus programaciones mercantiles, acusan a los demás de las culpas que solo ellos tienen por el deterioro moral y ético de la sociedad venezolana. Esos canallescos depredadores, acusan al pueblo venezolano de flojos, cuando ellos los explotan en sus fábricas, pagando sueldos y crenado condiciones de trabajo pésimas, catalogan al pobre de borrachos, cuando ellos en sus campañas mediaticas, atacan al subconsciente de ese pueblo para que consuma las bebidas alcohólicas que ellos fabrican y que les dan fabulosos dividendos, vendiendo unos productos de pésima calidad, califican a los demás de deshonestos, cuando son ellos los que secuestran y esconden los productos de primera necesidad, para estafar a los consumidores. Les añaden químicos, en muchos casos dañinos para la salud, con el objeto de engañar y aumentar groseramente sus precios especulativos. Son dueños de bancos, desde donde siguen estafando a pueblo, y hasta les saquean los ahorros, declarando quiebras fraudulentas y llevándose los dineros a otros países protectores de corrupción y terrorismo como es el caso de Estados Unidos, son fabricantes de viviendas, y su primer negocio es la especulación con los precios exorbitantes de estas construcciones, en otros casos retardan la conclusión de las mismas, para encarecer aun mas sus costos, desvalijando descaradamente los bolsillos de los necesitados incautos que caen en sus garras rapaces. En definitiva, fedecamaras es un antro de ladrones inmorales, que se dedican a la captación de dinero fácil, que no arriesgan nada en procura de una independencia tecno científica del país, que se valen del delito, su apología, promoción e inducción para obtener beneficios, pero cuando el monstruo del crimen, su propia creación los alcanza, entonces culpan a otros de sus errores. Esa es la lógica del capitalismo, esa es su ecuación y su resultante.



javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1206 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: