Ruralidades

Urosa en dos frentes

Se peló el Cardenal en sus cálculos políticos. Después de purpurado creyó que, por lo mismo, subiría al escalón de súper hombre dotado de las "facultades" divinas que también pestañan por la espalda. ¡Cuidado! que ven sin voltear.

¿No sabía Urosa Sabino que quien cocina dos conejos en ollas separadas, sin la experiencia de un maestro de las tres topias, alguno se le quema? No lo creemos tan inocente. O mejor dicho, tan obnubilado como consecuencia del confusionismo historiado por el anticristo. Más bien interpretamos en esa actitud derechista, negadora de pueblo, contra las decisiones del presidente Hugo Chávez que es pueblo, una voltereta del Cardenal pedida por el Opus Dei, actualizada secta que administra una parte de la "caja chica" del cuantioso capital acumulado a fuerza de rapiña, por el anticristo.

No es casual que la iglesia de Cristo aparezca en las pantallas de las mentiras, como la religión mayoritaria en Venezuela, igual que antes lo fue, mientras que uno, cristiano, asiste a los templos y se consigue con PEÑA ESCLUSA de la secta Tradición, Familia y Propiedad, despotricando del gobierno más votado; más humano, presidido por Hugo Chávez, ante cuatro incautos que tampoco tienen la culpa de Peña Esclusa, mucho menos de que Urosa Sabino este entregando la iglesia de Jesucristo a la canalla para que el enemigo de su fundador le ponga el candado al templo.

Los demagogos de la jerarquía católica, con Porras el reconcomiado y Urosa el comodín, ya acordaron convertirse en paraban de un grupo político que la derecha venezolana esta incubando desde Mérida. Para los jerarcas de la sotana, los personajillos que den la cara tendrán más importancia que la misma Patria, con ésta la iglesia de Cristo. La primera no perecerá en manos de Hugo Chávez y el pueblo. De la segunda se encargará la mujer pueblo, con los curas pueblos y nosotros que meteremos el hombro y los puños a los que los pederastas y pedófilos respetan. Pero tampoco perecerá por abandono de los que se dicen representantes de Jesucristo en la tierra, embelesados por el brillo de los tesoros mal habidos. La rescataremos mediante elecciones populares, de acuerdo con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que ahora Urosa reconoce.

En párrafo anterior mencionamos la conformación de un grupo político que enarbolará la antilógica de la jerarquía católica encabezada por Urosa Sabino. Ya tiene su testaferro político, el necesario para ellos, en la persona de Lester Rodríguez protector del fugado de la justicia venezolana, y ahora casado con la paraco del Meta, Patricia Poleo ("papo"), el tal Nixon Moreno que pretendió "pecherear" los respetados senos de una mujer policía merideña. Personaje que, presuroso, Teodoro Pettkof trató de justificar en sus fechorías.

Entonces con todo y ese rollo en las espaldas del personaje que representará, política y públicamente a esa jerarquía católica, Urosa le dio el sí para evitarse el público apoyo de adecos y copeyanos y sus derivados, hoy desvalorizados ante ese conclave, no obstante Porras adeco, como su padre.

En cuanto a nosotros, desde esta inamovilidad, sugerimos al pueblo venezolano, con la Constitución en alto y con Hugo Chávez a la cabeza, que pongamos la mira en el próximo objetivo: 26-S. Y algo más, no somos de los que se anotan en el triunfalismo. Tampoco en los dudosos y pesimistas porcentajes resultantes de las próximas elecciones. Expliquemos. Si le damos un parao a los paracos mete miedo, la oposición venezolana metida en su saco, va a obtener 45 Diputados máximo. El PSUV; PCV y demás aliados, completarán los 166. Saquen la cuenta.

Paria, socialismo o barbarie

pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1155 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor