Reflexiones sobre los retos de Misión Sucre en la construcción del Socialismo Bolivariano

Hoy me permito hacer unas reflexiones aprovechando que se cumple un año más de la creación de nuestra amada Misión Sucre, en esta coyuntura compleja, diversa, con matices que sumergen algunas interrogantes que hoy pretendemos responder sin menoscabar los logros alcanzados dentro y fuera del contexto educativo, político y social, rumbo a la continuidad real de la esencia única y verdadera de los objetivos planteados a mediano y largo plazo, como aporte importante a la transformación del estado burgués, hacia la transición al socialismo educativo, humanista y protagónico, con un modelo andragogico, con sentido Robinsoniano y Zamorano, con el sentido Bolivariano, como eje fundamental y columna vertebral de su proceso educativo y político, sin embargo al transcurrir de los años hemos observados cambios trascendentales e interesantes, dentro de su papel en cada momento histórico que hemos vivido en estos últimos años, y hoy cuando la complejidad política, nos da una razón para revisar y sincerar y afinar las causales inéditas que hoy están enmarcadas en el verdadero papel de esta misión educativa dentro de los elementos que hoy están determinados en el campo económico productivo, que merece ser la prioridad absoluta, además de consolidar el Poder Popular Comunal, desde los proyectos de grado, así como el fortalecimiento de la municipalización y la organización estudiantil desde un concepto unitario, horizontal, participativo y protagónico, que se desprenda de lo institucional, y sea autosuficiente, pero también debe ser reciproca la inversión que se ha hecho en la formación de los triunfadores y triunfadoras, dentro de la coyuntura actual, como principales protagonistas en los espacios de luchas permanentes dentro de la administración pública y en la calle dando su aporte a nuestro pueblo en esta guerra campal de cuarta generación, donde se instiga a desanimar y golpear la necesidad de nuestra gente a través de diversos escenarios que hoy vivimos en defensa del legado de nuestro padre Bolívar y Chávez, pero sin ese tono gris y esa representatividad que muchos reflejan a la hora de asumir la tarea de la construcción de la patria socialista y soberana dentro de nuestras Aldeas Universitarias, donde la monotonía no debe existir dentro de la vocería estudiantil de los Consejos del Poder Popular, que son un instrumento de cogobierno social y colectivo, en el marco de la construcción de la equidad educativa, el cumplimiento de la norma, y lo más importante el sentido de pertenencia de la casa de estudios que brinda las herramientas para ser un hombre y mujer de bien útiles a la patria y a sus familias, entendiendo las reivindicaciones enmarcadas en las necesidades reales que hoy pueden ser muchas, pero hoy la innovación y la autogestión deben ser herramientas permanentes, de igual manera los profesores que han dado todo por cada semestre durante estos 13 años formar profesionales de primera línea que hoy siguen dando continuidad en diversos espacios en el ámbito social, pedagógico y político, pero ya es hora de sincerar y trascender en la figura del "colaborador" y valorar y reivindicar repito el tiempo dedicado a dar y brindar el conocimiento, a los cooperantes, y todos aquellos que de lunes a lunes en cada rincón de la patria colocan su grano de arena a la revolución educativa dentro de la misión, pero también debemos decir que los grandes retos de nuestros triunfadores y triunfadoras, es darle continuidad a todos los programas de formación, pero es hora de adecuarlos a las necesidades necesaria de nuestra patria, dedicarlo a la producción nacional, a la agricultura, a la planificación e innovación científica, promover los cambios trascendentales dentro de nuestras instituciones, pero también desde las bases de misiones, urbanismos, para masificar el conocimiento, dando el paso necesario a la praxis revolucionaria, destruir por completo la burocracia, la soberbia y la prepotencia de quienes no creen y sienten el verdadero sentido de la Misión Sucre, y podamos ver más resultados dentro de la transformación del estado, enmarcados en el gobierno de calle, en el plan de pensiones, de apoyo y ayudas técnicas, la investigación y sistematización de todos los logros con más fuerza, la promoción intensiva de cada paso, pero lo más importante es la sencillez, el humanismo, y lo gloriosa que es, y me atrevo a decir que el cambio que venga en una nueva faceta, debe ser que un egresado formado de ella tome las riendas y reimpulse el lema que debe resonar en cada espacio, "triunfadores como en Ayacucho", con el sentimiento que Chávez inyecto, desde sus inicios y en sus reglamento de voceros estudiantiles, desde la misión Alma Mater, hoy nuestro Plan de la Patria, que sea de nuevo la que llene las calles con alegría y orgullo, que siga siendo la punta de lanza de nuestra Revolución, esa es la que hoy queremos ver de nuevo tomando con ímpetu el sentimiento más grande y llevarlo

Como prioridad en lo pedagógico, político, social dentro de la construcción de nuestro socialismo.

Feliz cumpleaños… Sigamos juntos de pie amando a nuestra Misión Sucre mas cada segundo que pase.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1652 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



John Duarte Zambrano

John Duarte Zambrano

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /misiones/a236605.htmlCd0NV CAC = , co = US