3er incidente de violación a los derechos humanos en esta comunidad.

CICPC allana hogar, tortura a familiares y detiene ilegalmente a Elisaúl Delgado, activista comunitario del Municipio Mara del Estado Zulia

damaris villalobos

damaris villalobos

Credito: ANPA, noticias del pueblo

damaris villalobos

damaris villalobos

Credito: ANPA, noticias del pueblo

madre de damaris

madre de damaris

Credito: ANPA, noticias del pueblo

destrucción en el interior de la vivienda

destrucción en el interior de la vivienda

Credito: ANPA, noticias del pueblo

ventana de la vivienda

ventana de la vivienda

Credito: ANPA, noticias del pueblo

niña golpeada por funcionarios policiales

niña golpeada por funcionarios policiales

Credito: ANPA, noticias del pueblo

 ANPA, noticias de pueblo. Hoy, 26 de julio a las 3 de la tarde, dos vehículos rústicos del CICPC con ocho funcionarios sin identificación visibles arrivaron al caserío de Siloé, en la localidad de Carrasquero del municipio Mara del Estado Zulia, y sin orden de allanamiento ni orden de detención allanaron la residencia de la familia Delgado Villalobos, apuntando con armas cortas, golpeando y vejando a cada uno de sus habitantes, entre los que se encontraban Elisaúl Delgado, padre de la familia, su esposa Damaris Villalobos, su suegra y sus tres hijas Ailin, Nohelí y Paula.

Los agresivos agentes argumentaron entre gritos, amenazas e insultos que la razón del asalto ilegal obedece a sospechas de encubrimiento de amigos y familiares de un ciudadano que actualmente se encuentra solicitado por diversos delitos.

Este móvil ha servido de excusa para dos violentas incursiones anteriores contra los habitantes de este caserío por parte de este cuerpo cometiendo graves violaciones a los derechos humanos denunciados por las víctimas y vecinos ante el Ministerio Público.

Esta serie de acciones del CICPC carentes de toda legalidad y violatorias de los derechos humanos más elementales, donde se han repetido agresiones a menores, torturas, allanamientos ilegales, y destrucción de la propiedad privada entre otros, más que procedimientos policiales parecen capitulos de una “vendeta” mafiosa. No entendemos como tal proceder puede reducir el delito y ofrecer garantías a la población.

Para ingresar en el hogar, los efectivos judiciales violentaron la puerta e inmediatamente procedieron a destruir el mobiliario de la humilde vivienda mientras gritaban y golpeaban violentamente a toda la familia.

A Damaris Villalobos, de 36 años de edad, le propinaron fuertes golpes con un instrumento de madera causándole una herida en la parte frontal del cráneo que requirió una sutura de quince puntos y dejándole también ematomas en la espalda y brazos.

La niña Ailín Delgado de 13 años y sus hermanas Nohelí de 12 años y Paula de 9 años también resultaron lesionadas al ser golpeadas con un palo en las piernas y en la cara.

La Madre de Damaris Villalobos fué golpeada salvajemente en la cabeza dejándole una herida similar a la de su hija en la cabeza.

Al padre de la familia, Elisaúl Delgado, lo golpearon fuertemente con palos, con las empuñaduras y culatas de las armas que portaban los efectivos, causándole graves heridas que aún no se han podido diágnosticar medicamente. Posteriormente, lo sacaron por la fuerza de su casa y lo hicieron ingresar el vehículo oficial del CICPC para mantenerlo privado de su libertad hasta aproximadamente las cuatro de la tarde cuando se recibieron noticias de su ingreso oficial a la sede del CICPC en la vecina población del Moján.

Se presume responsablemente, dados los antecedentes de violaciones de derechos humanos que ha cometido este mismo cuerpo en el caserío de Siloé, que Elisaúl Delgado fué “ruleteado” y torturado por los funcionarios, agravando las lesiones ya causadas frente a sus familiares.

Hacemos un llamado a Germán Mundaraín, Defensor del Pueblo y al Fiscal General de la República Isaias Rodríguez para que intervengan oportunamente en resguardo de los derechos humanos de estos ciudadanos ante estas agresiones carentes de toda legalidad por parte de estos funcionarios policiales.









Esta nota ha sido leída aproximadamente 48136 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas