Indígenas y Campesinos hablan su tragedia y su lucha frente a la explotación minera

La Ruta del Carbón: el paso del diablo

Indígenas y Campesinos hablan su tragedia y su lucha frente a la explotación minera

La Ruta del Carbón: el paso del diablo

Relato tras relato por espacio de tres horas, el desconsuelo en las narraciones de estos hombres y mujeres deja claro lo imposible de mantener una explotación minera que no lo destruya todo con su paso letal./ María González, indígena Wuayuu desplazada hace 10 años por la explotación del carbón en las minas del extinto río Guasare, hoy siente nuevamente desamparo ante la amenaza de ser desplazada si Corpozulia y su filial Carbozulia logran abrir Mina Socuy, un yacimiento de carbón que bordea el río Socuy, lugar al que huyó con su familia para recomenzar.

Cerca de una docena de campesinos e indígenas voceros de sus comunidades afectadas por la explotación del carbón en el estado Zulia, instalaron desde el pasado jueves 08, en los espacios de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV-Zulia) el Foro la Ruta del Carbón, diálogo que mostró, en las descripciones de cada representante, cómo el recorrido del mineral, desde sus minas hasta los puertos de embarque va dejando una negra trama de secuelas sobre las que jamás existió garantía alguna de justicia para los afectados.

Hablaron de cómo las luchas comunitarias fueron sembradas de corrupción a través de la compra de conciencia de sus dirigentes mas inmediatos. Hablaron de cómo valores comunes a todos los miembros de las comunidades, el derecho a un ambiente libre de contaminación, el derecho a la salud, la seguridad de los niños al transitar por “las carreteras de las gandolas” y otros fueron canjeados por pintura para las viejas y abandonadas escuelas, algunos pupitres cada algún tiempo o un mísero cupo como obrero temporal en las minas para algún campesino padre de familia.

Lo ruin de estas miserables narraciones pudo alcanzar su máxima expresión, al referir cómo ex obreros condenados a muertes por neumoconiosis cambiaron la lucha de otros compañeros, también afectados, por un mísero cheque que les compró el silencio. Sin embargo, los relatos de cómo las autoridades ambientales en complicidad con la prensa regional y las instituciones universitarias en el mas reprochable e indigno proceder silenciaron y voltearon a su favor los resultados de los estudios médicos-ambientales que hablaban del costo ambiental y humano que estaba generando a la nación la explotación del carbón; dando muestra de que, en cualquier distinto intento por disfrazar de “desarrollo y bienestar” la explotación minera, es éste el único espacio posible para la explotación de carbón, y el mantenimiento de esta vieja práctica infamante e inhumana, hoy sumado al de la violencia y la amenaza contra los grupos radicales que se oponen al oscuro negocio del carbón, es muestra de que no existe otro camino.

Foto leyenda: Ante la acostumbrada ausencia de las autoridades ambientales y los representantes de la corporación regional de carbón Corpozulia, campesinos, indígenas y habitantes cercanos a la ruta del carbón fueron exponiendo el modo al que han sido obligados a vivir al margen de la explotación. Desplazados de sus tierras, conviviendo con el polvillo toxico, viendo el desmoronamiento progresivo de sus casas cercanas a las carreteras (guillotinas de asfalto) hechas solo para el paso de las gandolas y no de la gente.



Comunidades presentes;
José Rosales – San Isidro
Alberto Agbacidou _ Bokshi- Sierra de Perijá
Carmen Medina_ La Gran Parada
Edgar Ríos- Campo Palmarejo de Mara
Rosa de Acevedo- San Isidro
Minerva Ferrer San Isidro
Alberto Zuleta – El Bajo
José Diego Fuenmayor – Wuayumana, Mara
Rigoberto A González_Tatuchimana, Mara
Ángela González _ Cachirí
Antonio Palmar _ Socuy


Edgar Ríos- comunidad de campo de Palmarejo de Mara:
“La cantidad de personas muertas en las vías es incontable. Yo vi como pequeños pueblos de campesinos y agricultores fueron trasformados a mineros, mineritos de cascos…. Aproximadamente de 400 a 500 kilos de carbón quedan esparcidos por toda la vía y diariamente transitan unas 200 gandolas, calculen el número de carbón que queda en la carretera. Ante esta tragedia la gente afectada fue convocada a armar pequeñas empresas recolectoras que limpiaban el carbón y se ganaban un dinero, los dirigentes eran nombrados presidentes de cooperativas dueños de empresitas… así calmaban a la gente… Así llega al puerto de embarque gandola tras gandolas, a los días se hacen montañas inmensas de ese carbón, muy, muy por encima de las paredes protectoras del puerto. El viento de la orilla de la playa hace que se traslade el polvillo hasta el punto de que ustedes agarran un tanque de agua y en la parte de arriba se forma una natilla siempre por arriba del agua, entonces el agua esta contaminada también. Ellos dicen que no hay tal contaminación, ellos colocan aparatos pero jamás dicen la verdad…



ANPA (Agencia de Noticias del Pueblo)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14777 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US N ab = '0' /medios/n79217.htmlCd0NV CAC = , co = US