La inexplicable ruta del papel para la revolución en el Banco de Venezuela

Papel periódico: Diario VEA está circulando gracias a solidaridad del Correo del Orinoco

Inexplicable

Inexplicable

Credito: VTV

Caracas, mayo 12 - El editorial de ayer del diario VEA no puede ser más explícito: están sin papel periódico debido a trabas burocráticas y hasta saboteo de la banca privada y también la oficial.

A continuación la nota editorial firmada por Guillermo García Ponce que se explica por si sola

VEA y la Ruta del papel

Recientemente nos referimos al duro oficio de editar un diario comprometido con el proceso revolucionario. El propósito era hacer del conocimiento de nuestros lectores las dificultades de VEA, en el camino desde la redacción hasta cumplir su objetivo de sembrar conciencia y contrarrestar el veneno de los medios comerciales al servicio de la contrarrevolución.

Nos quedamos cortos porque no referimos el obstáculo más grande cómo es la adquisición de papel. VEA es un gran consumidor de papel debido a su elevada circulación nacional. Estamos obligados a comprar aproximadamente de 3.000 a 3.500 toneladas de papel periódico al año. Papel que debe importarse con dólares porque, desgraciadamente, no se produce en el país.

 Para adquirir papel se requieren largas y difíciles gestiones con CADIVI a fin de obtener un cupo de dólares y con un banco para lograr la indispensable “carta de crédito”. En el caso nuestro, el mayor obstáculo esta vez fue la “carta de crédito”. La prensa burguesa no tiene este problema porque cuenta con depósitos de dólares en el exterior. El Nacional o El Universal, si necesitaran “carta de crédito”, la banca privada se las otorga en menos de 12 horas.

 La situación es distinta para VEA. No tiene recursos en dólares en el exterior. Durante seis años no hubo problema porque el Banco Industrial, una vez llenados los requisitos bancarios indispensables, expedía la “carta de crédito” a tiempo para que VEA pudiera mantener su abastecimiento y reserva de papel. Al ser intervenido el Banco Industrial, la inevitable opción fue acudir al Banco de Venezuela, que convirtió la expedición de la “carta de crédito” en un prolongado y difícil vía crucis. Mientras tanto se agotaba nuestra existencia de papel.

Con el Banco de Venezuela, la ruta del papel se nos hizo una batalla. Al final, perdimos. Nos hemos quedado sin papel, a las puertas de un decisivo proceso electoral.

Por razones que ignoramos, el Banco de Venezuela hizo de la “carta de crédito” una odisea. Primero, no aceptaba bolívares sino dólares. Solucionado este obstáculo, hizo reparos a la contabilidad interna de Visión de Hoy, nuestra casa editora. Finalmente, tardamos casi una semana en espera de la firma del señor Presidente del Banco. Cada día, VEA consumía 30 ó 35 bobinas de papel, hasta llegar a agotar sus reservas.

 

Quedan informados nuestros lectores. Este número circula gracias a la solidaridad revolucionaria de los camaradas del Correo del Orinoco. Gracias, camaradas.

 

Guillermo García Ponce

Director



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10556 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /medios/n157085.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO