Medios españoles o excremento informativo

Siento un gran respeto por el pueblo español, ese pueblo de Lorca, Picasso, Cervantes, Rosalía de Castro, Castelao, Miguel Hernández, Antonio Machado y demás genios de la cultura que, mucho han dado a la formación humanística de todos los pueblos del mundo, ese legado es inocultable y sería injusto no reconocerlo.

A finales del siglo pasado, en la historia más reciente de los pueblos latinoamericanos, muchos españoles e hijos de estos dieron extraordinarias muestras de solidaridad en la lucha contra dictaduras y democracias “representativas” que crecían como la hierba en todo este continente.

Concretamente a Venezuela llegaron muchos refugiados perseguidos por el franquismo y no solamente fueron acogidos con cariño, solidaridad, apoyo económico y laboral, además de eso su relación con nuestro pueblo tuvo mucho que ver con los movimientos revolucionarios de la época, una significativa cantidad de ellos fueron presos o desaparecidos por su militancia de izquierda en los convulsos años sesenta, otros fueron torturados, algunos como mi padre sometidos a allanamientos en régimen de presentación y con “la espada de Damocles” de ser deportados a España donde los esperaba sin lugar a dudas, por lo menos la cárcel.

Eran los primeros años de la Revolución Cubana ya triunfante, allí en La Sierra Maestra al lado de Fidel y el Che, sobre todo en el Frente del Escambray lucharon muchos de estos revolucionarios venidos de la península con los mismos ímpetus y sueños de libertad que el fascismo les frustró en España.

Eran los tiempos del éxito de “Viridiana” de Luis Buñuel quien exiliado en México le daba en la madre a la alta sociedad hipócrita y pacata de una España sumida en el más profundo oscurantismo.

Eran los tiempos de la represión violenta a los valientes obreros españoles.

Eran los tiempos del asesinato de Julián Grimau y el Garrote Vil aplicado a los revolucionarios vascos.

Esos tiempos de lucha heroica en el exilio dio como resultado que de allí salieran reforzadas las corrientes y manifestaciones literarias, artísticas, culturales y un renovado pensamiento progresista en todos los órdenes.

Por las razones expuestas, pienso que España merecía unos medios de información menos mediocres. A estas alturas de principios de siglo, da pena ver cómo es el trato que estos medios le han dado a nuestro Presidente, trato grosero, sin el más mínimo atisbo de veracidad, sin investigación previa, con una falta de ética sólo comparable a la porquería de medios que tenemos aquí.

Minimizaron los logros exitosos de este viaje de Chávez por Europa, con gran mezquindad silenciaron el favor que Venezuela le hace a España, tergiversan la realidad a sabiendas que quien da la ayuda somos nosotros, dando a entender que el favor lo hacen ellos.

Atacan a nuestro Presidente con una andanada de epítetos como “impresentable”, “autócrata”, “populista”, “poseedor de una facundia incontrolable” y otras menudencias que no vale la pena repetir aquí.

Sería bueno recordarles a estos traficantes de la información como los dueños de “El Mundo”, “ABC”, “El Periódico”, “El País”, “Antena Tres” y otros pillos como los que representan al Grupo Prisa, la cantidad de millones de dólares que se embolsillan con los negocios que tienen en nuestro país, sobre esto me referiré en otra ocasión nada más para que se den cuenta que aquí no somos pendejos.

Para finalizar y para estar en la misma tónica de Chávez, no me voy a meter con el Rey, ni con el Presidente Español, ni con las instituciones de ese país con el cual espero que las relaciones sigan por buen camino para beneficio de todos. Pero como a mí el protocolo no me lo impide porque en Venezuela existe plena libertad de expresión, solemnemente declaro que los medios españoles antes nombrados ¡son una mierda!


msilva69@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1388 veces.



Manolo Silva

Comunicador comunitario

 manolitosilva27053052@gmail.com

Visite el perfil de Manolo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: