Ni tanto ni tan poco

En este momento yo no voy a calificar de sinceras o, no, las intenciones de algunas personas de criticar el avance de este proceso, con todos los vicios y defectos incluidos. Primero que nada; es deber de toda persona seria y honesta, que crea en algo con sinceridad, ser critico y objetivo. La critica es el mecanismo mediante el cual se señalan defectos y desviaciones del curso de algo y es deber de quien o quienes estén en la conducción de ese algo, tomarlas en cuenta, valorarlas y hacer los correctivos necesarios a fin de enderezar lo torcido. La critica constructiva, se necesita para que el rumbo sea estable y bien definido, se podría comparar con el instrumento que identifica el horizonte al navegante y que le garantiza que el curso de navegación es el correcto.

Tal es el beneficio de la critica constructiva, como maligno es el de la critica destructiva. Se puede decir que la critica destructiva y el ocultamiento de las cosas, que implican el desarrollo de un proyecto o proceso, son muy similares en sus efectos dañinos. Uno porque no indica las condiciones y lo malo de lo que se ha ejecutado, por lo que no se tiene referencia para la rectificación, el otro porque solo identifica lo que al parecer de quien la ejecuta, señala todo de malo, sin proponer correctivos, y tratando de generar la inacción, por un lado si se hace algo lo critica de manera agresiva y perversa, por el otro, si no se hace nada, también asume la misma actitud. Generalmente el critico destructivo, actúa por consecuencia de algo, no tiene capacidad de proponer ni ejercer control social sobre lo actuado para que sea mas positivo de lo que es, no, siempre esta a la caza de lo que se hace para activar los resortes destructivos y censores. Ah, siempre tiene la razón, y quien se atreva a no reconocérselo, es blanco de los mas feroces y contundentes ataques de ira y de verbo ofensivo que pueda haber. Es discriminador: Basta que se le hagan algunos comentarios así sean sanos; inmediatamente trata de expulsar de sus circulo de opinión o de relación. No admite diferencias de opiniones, la suya es la medida por la cual los demás tienen que regirse, muchas veces se encuentra con otros de su misma condición, entonces hacen comparsa y concuerdan la conducta y modelo de expresión que se debe tener en sus círculos de relaciones, sea del orden que sea. Éllos son la medida, el alfa y el omega de las cosas. Usan lenguaje ofensivo y discriminador tales como ” los Chavistas son Brutos”, “ el presidente es un ignorante, atorrante e inmoral, fulano es un ladrón ( pero no presentan pruebas) a veces solo recuren a fotos de folletos o a expresiones como “ alguien dijo”, o hacen denuncias de supuestas bacanales en alcaldías, y como prueba: exponen una foto de una revista de modas etc. En otros casos no hacen ninguna propuesta, pero cuando se toma una decisión que beneficie al país, salen a decir que eso no es así, que debió ser de tal o cual manera. En otras palabras no tienen orilla. Muchos tienen la honestidad por lo menos de decir que son contrarios al proceso, pero el colmo son unos que se dicen revolucionarios desde la época de las cavernas, que anduvieron con “Trucutú” haciendo el trabajo de campo revolucionario, que ellos si tienen la verdad absoluta de lo que es hacer revolución popular, pero para colmo le tiene grima al pueblo, solo lo nombran de lejitos y se cepillan los dientes después de nombrarlo, defienden privilegios pequeños burgueses, pero quieren la revolución ya , ahora, en este momento y con las condiciones y detalles que ellos dicen, por que tienen la razón. El presidente es un pro norteamericano, porque no les dió su carguito a sus amiguitos, ellos defienden los bolivarcitos de su bolsillo, los dólares baratos para comprar sus bienes gringos importados, para tener mayor confort para hacer la revolución, no creen en las etapas de avance y desarrollo, no, las cosas hay que hacerlas de la noche a la mañana, pero, que no cambien las necesarias para mantener su status quo ( eso es sagrado) ¡con mis juguetitos no te metas!. Según ellos la economía es un desastre diabólico, el ministro no sabe un carajo, si quiere salvar la patria tiene que asesorarse con ellos, que si saben.

Total que todo el tiempo se les va en criticar por criticar, ponen una alta dosis de destrucción en sus criticas, y no aportan nada. ¿Quién no sospecharía de los intereses de gente así? Ah sus fuentes fidedignas son : globovisión, el nazional, el universal, tal cual, el nuevo país, cnn, rcn de colombia y el Miami herald ( las minúsculas son intencionales) etc.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1713 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a56218.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO