Superman y el zorro violan nuestros indígenas

En este trajinar hermoso por los senderos de la Revolución Bolivariana, precisamos enfocarnos en la vigilancia y defensa de nuestros valores y conceptos originarios, nuestras raíces culturales. Son herramientas fundamentales en nuestra lucha. Por ello, el Imperialismo los coloca como el objetivo a destruir. Y en esa vil tarea, utilizan principalmente a “nuestros” medios de comunicación de masas como arma estratégica, solapada y efectivísima, desde siempre. Los canales de televisión como punta de lanza y las emisoras de radio, el cine, las vallas publicitarias y la prensa escrita como refuerzo del cañón televisivo.

Precisamos tomar acciones críticas al respecto… No debemos asentar con la cabeza y expresar “tiene razón” y salir corriendo a encender el televisor y sentarnos a ver “radio Rochela”, telenovelas o los benditos programas de concursos, chillones, racistas y chabacanos. Llenos de expresiones del peor gusto, incitadores a la violencia y la pornografía. Pero además, permitir que nuestros niños y adolescentes se “traguen toda esa porquería”. Y en el caso de los canales por cable es peor, porque están llenos de anti –valores, “quítamelo si puedes, o muérete”… “sálvate tú…qué te importan los demás”…Eso en el mejor de los casos, porque también están llenos de los chistes bobalicones gringos, que sólo una sociedad alienada y sumisa ante 100 años de televisión es capaz de encontrarle gracia a esos libretos…

Las cifras de sintonía de RVTV, Venevisión, Televen y Globovisión entre otros, siguen siendo muy altas. En esos canales, el mensaje político y social, está estructurado (técnica, tecnológica y comunicacionalmente) por especialistas de la psiquiatría, psicología social, diseñadores gráficos, ingenieros de sonido e imagen, para atacar directamente nuestro subconsciente, con música estridente e incidente, combinaciones de colores, simbología fundamentalista, imágenes subliminales, amén de los mensajes colmados de fatuidad, que continúan impactando peligrosamente en la mente de todos los usuarios, y pueden jurar que hacen estragos, hasta en la más blindada de nuestras cabezas. Son millones de dólares que se invierten en los laboratorios televisivos… Eso no es en vano. No es posible que en momentos en que la Patria llama a estar pendientes de lo que sucede en Venezuela, Latinoamérica y el mundo, estemos viendo idioteces que sólo persiguen continuar distrayéndonos por los siglos de los siglos. Durante las décadas de los setenta, ochenta y noventa nos prepararon hasta hacernos ver como normal, que los presidentes admitieran prostitutas, cabrones y barraganas en los pasillos y oficinas del palacio de gobierno, igual que gobernadores, alcaldes y que presidentes de partidos políticos. También era normal que diputados y senadores del extinto Congreso Nacional afirmaran públicamente cosas como: “…en este país no hay razones para no robar”, “Las culpables de la inflación en Venezuela es de las amas de casa”, o esta otra perla: “… necesitamos traer hombres al país para cogerle cría a las venezolanas”. Y todo esto ante la risa cómplice y alcahueta de casi todo el país. Claro era la autoestima del venezolano común la que estaba desapareciendo. Pero gracias a los bríos que ha impulsado Hugo Chávez a través de esta propuesta Bolivariana y revolucionaria, eso está cambiando. Afortunadamente los venezolanos estamos recuperando parte de nuestra dignidad, la otra parte está en veremos y dependerá de nuestro rechazo a esos medios castrantes, que utilizan sus artimañas para retomar el control de esas consciencias.

En nuestras aldeas indígenas ya está instalado Directv, con sus McDonalds, CNN, y toda la carga de los valores ficticios de una sociedad decadente como la norteamericana y europea, fundamentada en el éxito y el dinero fácil, llenos de joyas, drogas y sexo… Qué les deparará en el futuro inmediato a estas familias warao, kariñas, wayú o pemones…? Sólo esperamos que la nueva ministra tenga la capacidad y la colaboración de otros sectores de la vida pública venezolana para tomar correctivos. Por ahora, continúan en la indigencia, desasistidos de las políticas educativas, alimentarias y sociales que existen, todo ello a pesar del enorme esfuerzo mostrado por el Comandante Hugo Chávez. Ojo con esto ministra. Lo preocupante es que esos niños, adolescentes y adultos de nuestras poblaciones indígenas comenzaran a embelezarse con las hazañas de Superman, Batman, El Zorro QUE VIOLAN LA INGENUIDAD NATURAL DE NUESTROS INDÍGENAS. Ellos y la retahíla de defensores gringos del mundo, que vienen embobándonos y transculturizándonos, generaciones tras generaciones. Terminemos de despertarnos y asumamos la defensa de nuestra soberanía cultural. Observemos como la oligarquía cambia de estrategia. Ahora el béisbol profesional lo apuntala José Ramón Aveledo, dirigente nacional del desaparecido COPEI, los Leones del Caracas es del capo Diego Cisneros, otros equipos están en manos de empresarios que se plegaron al Paro que “se le escapó de las manos” a los delincuentes “dirigidos” por Carlos Ortega y Selección Vinotinto del fútbol, la maneja el Chulo de Bárcenas, Marcel Granier…los uniformes en el béisbol parecen los carros de la Fórmula uno de tantas marcas comerciales, uno no sabe si batea El Pastora o los Gloriosos Tiburones de La Guaira. Ojo, Seamos fuertes y dignos…Hemos sido arrechos para vencer por los votos a la oligarquía ignominiosa…Por qué no continuar siéndolo… No a la ofensa permanente de las televisoras, no a la contrarrevolución, No a los canales castrantes y apátriadas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2800 veces.



Iván Russa Crespo


Visite el perfil de Iván Russa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Russa

Iván Russa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas