Seguid el ejemplo que México está dando

El pueblo mexicano, de la mano de AMLO y con la colaboración de las Redes Sociales (YOUTUBE, FACEBOOK, etc.), están librando una dura pero prometedora batalla que debe ser imitada por todos los pueblos latinoamericanos. En efecto, los Youtuberos y Facebookeros mexicanos unidos, están logrando equilibrar la balanza de la información que diariamente ofrece el gobierno encaminado hacia la Cuarta Transformación, en contra de los medios monopólicos y mercenarios defensores de los intereses de las grandes Empresas Transnacionales ET y en beneficio de los intereses de las Grandes Mayorías de la población. Es una lucha que apenas está comenzando, pero que ya empieza a mostrar promisorios resultados en la lucha contra la corrupción.

Debemos tener bien claro que nuestros verdaderos enemigos son los medios hegemónicos, corporativos y monopólicos de comunicación e información: los canales de televisión, las emisoras de radio, los periódicos impresos, revistas, el cine, etc., instrumentos utilizados para lavar el cerebro, que promueven y propagan la corrupción con un tipo de periodismo basura, mercenario y des informativo.

Ellos impiden que exista la verdadera democracia, la libertad de expresión y la justicia. No promueven el trabajo ni la pequeña empresa productiva. En cambio, han impulsado la corrupción en todos los niveles y sectores de la sociedad para favorecer los intereses de las grandes empresas transnacionales ET.

Como si lo anterior fuera poco, a esos medios hegemónicos, corporativos y monopólicos de comunicación e información se suman los Medios Públicos los cuales tienen como principal objetivo defender la actuación del gobierno, sea cual fuere, para lo cual están bajo su absoluto control. En estas condiciones, la gran mayoría de la población se encuentra desinformada e imposibilitada para expresar su opinión.

Estas son algunas de las causas principales que sumergen al pueblo honesto y trabajador en el lodazal de la corrupción. La corrupciónes una de las más grandes calamidades de nuestro tiempo, pues cada vez se manifiestan nuevas modalidades e invade nuevos espacios.

La corrupción es hija de la ambición materialista. Es el desprecio a los demás. Es una forma de desarraigo, es ausencia de valores morales. Los estímulos que el capitalismo fija como convención generalizada, son los premios en metálico. Ya poca satisfacción sienten quienes son recompensados con un reconocimiento intangible como el aplauso, la condecoración, el afecto social tras una buena acción emprendida. Bien sea en los deportes, la cultura o la ciencia, se ha ido imponiendo el reconocimiento en dinero y esto ha fomentado la corrupción.

La corrupción es inherente al capitalismo, puesto que es causada por el apetito insaciable del lucro de las ET, unido a la falta del sentido de pertenencia de nuestros dirigentes que se conforman con las migajas del soborno recibido sin importar para nada el daño causado a las grandes mayorías.

Otra causa fundamental del estancamiento de la República Bolivariana es la falta de planeación en el gobierno. Es mentira que las sociedades capitalistas no planifican. China, Japón, Corea del Sur, Alemania, USA, Francia, etc., las grandes empresas o grupos capitalistas, son planificadores por excelencia. La diferencia consiste en que nuestros dirigentes dogmáticos e ineficientes, planifican solamente en la medida en que las circunstancias se van presentando y para un corto tiempo. No existen planes a largo plazo. No les preocupa lo más fundamental, es decir, la microeconomía, la economía popular, la economía del ama de casa, del trabajador, del pequeño empresario o productor. Solamente les preocupan las variables macroeconómicas. La práctica generalizada son los operativos para atender las necesidades ocasionales, pero no se toman las medidas en base a estudios y análisis científicos o para lograr un desarrollo sustentable, equilibrado y justo. La economía hay que recomponerla desde abajo.

Finalmente, la forma equivocada y antidemocrática en que ha sido dirigido el país, pues mafias de todo tipo controlan el poder del Estado. Como si esto fuera poco, no podemos dejar de mencionar los múltiples errores cometidos por el absurdo y torpe comportamiento de la "dizque oposición". A todo lo anterior debemos agregar la indiferencia, la falta de participación y la pasividad de la población venezolana.

Todo es un caos, un desorden, un desgobierno generalizado, o más bien, todo es controlado por las grandes ET (los más grandes saqueadores del planeta). Su objetivo fundamental es desestabilizar los gobiernos para saquear los países más débiles y actualmente su epicentro es Venezuela. Todo ha sido prefabricado por el gran capital de las ET, con sus poderosos medios de comunicación corporativos que trabajan para ellas. Ellos defienden únicamente los intereses de las corporaciones transnacionales y no el interés general de la población. Promueven la corrupción, imponen y tumban gobiernos, manipulan la información y la opinión pública, nos imponen costumbres, modas, comidas, gobiernos, etc. Ellos son muy poderosos y nos tienen más sometidos que los mismos cañones y las balas de plomo o las armas químicas y biológicas, los aviones, los barcos y hasta las armas nucleares. Un caso resaltante lo podemos observar con Odebrecht, que ha logrado infectar de corrupción a casi todos los gobiernos en América Latina.

Nos falta espacio y tiempo para mencionar las razones que nos motiven a seguir el ejemplo que están dando las Redes Sociales en México para equilibrar la balanza de la información en todos los países latinoamericanos y convencernos que la batalla contra las ET y sus medios corporativos hegemónicos no es imposible ganarla. Solamente necesitamos tener sentido de pertenencia y consciencia colectiva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 678 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gilberto Hernández Ortíz

Gilberto Hernández Ortíz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a277079.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO